LOGIAS & SION


LOS JUDIOS Y LA CONSPIRACION MUNDIAL

– Los Protocolos Sion y su aplicacion en Chile
(Prologo de Miguel Serrano)
– Introduccion a los Protocolos de Sion
– Los Protocolos de Sion. Prologo de Theodor Fritsch
– Los Protocolos de los Sabios de Sion .(Libro)
– Dos ensayos periodisticos sobre los Protocolos
– Los Protocolos: Conspiracion contra la tradición
– Los Protocolos de Sion.(Prologo de Julius Evola)


LOS JUDIOS Y EL 11-S

– El terrorismo judio y los atentados del 11-S
– Cinco israelies y las Torres Gemelas
– El escandalo de los espias israelies en USA
– ¿Espia Israel a Estados Unidos?
– El MOSSAD, maestros del terrorismo global
– El misterio de los forajidos israelies en USA


LOS JUDIOS Y LA GUERRA DE IRAK



– El Lobby Judio y la guerra de Irak
– Los judios en Irak: Torturas y Asesinatos
– El MOSSAD y la industria del secuestro en Irak
– La trama de los interrogadores israelies
– Los Sionistas y las torturas en Irak
– Penetracion y asesinatos selectivos del MOSSAD


LOS JUDIOS Y EL COMUNISMO


– Las raices judias del Comunismo
– Comunismo versus Sionismo

LOS JUDIOS Y EL CRIMEN ORGANIZADO

– La Mafia judia en America .(William Pierce)
– L. Fainberg: el Gangster mas peligroso del mundo
– Los Gangsters judios del Brooklyn
– La Mafia Judia en Asia Central
– Simon Mogilevich: el padrino de la mafia judia rusa
– El siniestro capitulo de la Mafia Judia en USA
– La Kosher Nostra: los Judios y la Mafia
– Los judios dirigen el trafico de organos en el mundo


LOS JUDIOS Y EL OPUS DEI

– Las raices judaicas de Escriba de Balaguer
– La simbologia cabalistica del Opus Dei
– Los ghettos judios como modelo para el Opus
– El Opus Dei y la cuestion judia
– Las Finanzas del Opus y el Judaismo Internacional
– Identidad entre el ‘espiritu de la obra’ y el alma judia
– Los Judios y el Opus Dei
– El Gobierno Mundial, el Nuevo Orden y el Opus Dei

LOS ORIGENES DE LA MASONERIA

 

“Cuando el Mesías llegue, cada judío tendrá 2.800 esclavos.” (Simeon Haddaesen, fol. 56 d)

“El Mesías no vendrá mientras exista un judío que deba soportar el ser dominado por un no judío.” (Shanhedrín 98 a)

“En tiempos del Mesías, los judíos extirparán a todos los pueblos del Mundo.” (Bar Nachmani, “Bammidhar baba”, fol. 172, c.4 y 173, c.1)

Si analizásemos el Talmud y el Zohar en profundidad nos daríamos cuenta del engaño y la manipulación de la que han sido víctimas casi la totalidad de lo que hoy llamamos judios, estas falsas interpretaciones de las escrituras teológicas mezcladas con la idiosincracia pagana de las civilizaciones Egípcia y Babilónica y aderezadas con todo tipo de rituales espiritistas, “mágicos” y esotéricos prohibidos por todo el culto monoteista es el embrión “espiritual” del cual nace la masonería, no solamente la masonería sino tambien un NUEVO ORDEN MUNDIAL cuyos tentáculos se extienden hasta secuestrar incluso la voluntad individual.


Que la Kabbalah está en el origen de la masonería no es solamente una conclusión lógica derivada de un correcto análisis de la misma, sino que es admitido por todos los más altos grados y maestros de la masonería comenzando por Albert Pike, si la Kabbalah o el Talmud son expresiones de la corrupción y manipulación de las escrituras y una declaración de guerra contra el cristianismo, la masonería es el arma que esta usa sobre todo en el mundo occidental para ir socavando de manera constante los valores y estructuras de nuestra civilización, la destrucción de la soberanía nacional, de las religiones y de la familia, los tres pilares sobre los que la orden Illuminati juró actuar son atacados sin cuartel hoy en día por esta secta satánica, la creación de instituciones internacionalistas y globalizadoras como la ONU, el FMI, o el Banco Mundial son la semilla de un futuro gobierno mundial y la tumba de las patrias en su sentido tradicional, el laicismo radical margina y expulsa de la vida pública a la religión y relega a esta a un lugar cada vez más minoritario y marginal en la sociedad, con especial mención a la Iglesia Católica y a los valores cristianos, la natalidad y la familia son atacadas mediante el aborto (ley masónica por excelencia) la promoción de “otro tipo de familias” y una cultura de la promiscuidad y el individualismo.

La masonería es por tanto el arma que ese grupo de judios desvirtuados ha utilizado en los últimos siglos para socavar los cimientos de nuestra civilización, tenemos que reseñar que la masonería es ante todo relativista, porque como antirreligión que es, pretende negar cualquier verdad absoluta para imponer su engaño absoluto al mundo, son hijos de la mentira por tanto, al igual que es profundamente anticristiana por su matriz esotérica judia, si Jesús dijo “Yo soy el camino la verdad y la vida” la masonería dice, “hay muchos caminos, no hay verdad, y la vida es relativa”, si Jesús dijo “Quien no siembra conmigo, desparrama”, la masonería “desparrama” el fruto de su mentira por toda la tierra.


Cuando los líderes de la masonería hablan de una masonería visible y otra invisible, se refieren precisamente al hecho de que una masonería se ocupa de los “secretos” que solo los elegidos pueden conocer, y otra masonería se ocupa mas bién de tareas materiales como la consolidación de las políticas y estructuras que deben alumbrar el Nuevo Orden Mundial, hay una masonería que persigue unos fines espirituales y otra que persigue unos fines políticos, una que decide el camino a recorrer y otra que recorre el camino sin conocer el destino, es por tanto que el NUEVO ORDEN MUNDIAL, fín último de las maquinaciones masónicas tendrá una doble vertiente, una será la política, se iniciará un sistema mundial dictatorial igualitario y pseudosocialista donde no habrá distinción entre los hombres, por tanto solo habrá una única lengua, una única religión, un único gobierno mundial y por lo tanto un único lider mundial, la vertiente espiritual vendrá a cumplir las profecias de esa masonería invisible, de esos secretos mistéricos encerrados en las enigmáticas pirámides y heredados por un grupo desviado de judios durante su cautiverio, esa profecias que se han esforzado por cumplir durante los últimos 2000 años y que anuncian el advenimiento de un lider mesianico de raza hebrea que dominará sobre todas las naciones de la tierra y que dara la supremacía material sobre todos los pueblos a su raza elegida, un lider que reinará sobre este mundo (“Mi Reino no es de este mundo” Juan 18, 33-37) y que anunciará que su poder le viene de Dios.

PUBLICADO POR ANTONIO M.R. EN 04:48 16 COMENTARIOS

MIÉRCOLES 12 DE AGOSTO DE 2009

LOS ORIGENES DE LA MASONERIA. 

Hemos visto ya en capítulos anteriores que la masonería es un sistema iniciático de caracter piramidal y fuertemente enraizado a la idiosincracia iniciática de las antiguas civilizaciones paganas, especialmente la egipcia y la babilónica.

Es por tanto que deberiamos preguntarnos por qué cauces la masonería ha heredado ese saber iniciático y esos “secretos” que solo ellos dicen conocer.

Hemos visto también que la masonería tiene un fuerte componente “judio”, quizás no el judio religioso respetuoso con su tradición religiosa, sino otro tipo que poco o nada tiene que ver con la concepción religiosa de dicho término, así podemos ver a lo largo de los últimos 3 siglos que la gran mayoria de los altos grados o líderes de la masonería son judios o de origen hebreo, y que la gran mayoria de los grados bajos de la masonería son “gentiles” o sea no judios.


Adam Weishaupt el mismo fundador de la orden Illuminati era un judio bávaro practicante de la Kabbalah, al igual que Karl Marx cuya familia era una de las más renombradas en este campo, los Rockefeller o los Rothschild prominentes familias de banqueros judios norteamericanos que controlan las sociedades paramasónicas Club Bildeberg y Comisión Trilateral también tienen este origen, la lista sería muy larga y los encontrariamos en todos los acontecimientos históricos “revolucionarios” de los últimos tres siglos, Revolución Francesa, Revolución Rusa y expansión del comunismo, Primera Guerra Mundial, Segunda Guerra Mundial etc etc.

Cabria preguntarse entoces ¿que es la Kabbalah? La Kabbalah significa literálmente tradición, es un arte “mágico” judio heredado de los místicos egipcios y babilónicos durante el cautiverio de este pueblo en ambos imperios, consiste en la obtención de conocimientos ocultos a través de la numerologia y del espiritismo, es un arte por lo tanto pagano, prohibido por el monoteismo y que nada tiene que ver con el concepto primigenio de judaismo, concepto que a lo largo de la historia ese mismo pueblo ha ido corrompiendo.

La Kabbalah por tanto es el cauce mediante el cual el saber iniciático y la idiosincracia “mágica” de las antiguas civilizaciones egipcia y babilónica fuerón infiltradas en la nueva religión monoteista, podemos decir por tanto que la Masonería es la expresión visible de ese saber oculto, puesto que sus altos grados a la vez son maestros Kabbalistas, y a la vez un instrumento de dominación encauzado a imponer un Orden Mundial con unas características determinadas, de ahí que predominen de una manera tan clara los caracteres egipcios en las construcciones masónicas.

Otros libros en los cuales se inspira la “masonería oculta” son el Zohar y el Talmud, libros de un caracter claramente “Luciferiano” donde se eleva a la categoria de Dioses a los que siguen sus enseñanzas, un manifiesto de odio y reconcor al cristianismo y a la civilización occidental, y una declaración supremacista.

El Talmud no es más que una interpretación esotérica y “mágica” de las escrituras bíblicas y una burda manipulación que presenta al pueblo de Israel como heredero material de la tierra, en los protocolos de los sabios de Sión, una obra auténtica y verdadera sin lugar a dudas se expresa esa voluntad de dominio de la masonería oculta sobre todo el orbe terrestre, una masonería que por su caracter piramidal engaña, embauca y manipula a gentes que de buena voluntad creen realmente que luchan por algo noble y justo cuando son solamente el portico de un poder oscuro y luciferiano que en definitiva aspira a imponer una dictadura mundial, y a un lider mundial que al fín y al cabo es el objetivo último de toda esta sociedad.

PUBLICADO POR ANTONIO M.R. EN 02:41 6 COMENTARIOS

MARTES 4 DE AGOSTO DE 2009

LOS SIMBOLOS DE LA MASONERIA. 


Quizás uno de los símbolos que de forma más importante clarifican el poder real de la masonería en la política mundial es el propio escudo de la ONU, esta sociedad de naciones que fué creada por masones con el único fín de constituir el embrión de un futuro gobierno mundial donde la soberanía nacional sea sustituida por una dictadura mundial es el mejor ejemplo de la profundidad con la que hunde sus raices la masonería en el poder.

A simple vista no hay nada que haga denotar que este sea un símbolo masónico, sin embargo hay tres elementos que lo delatan.

El primer elemento es que el globo terraqueo está subdividido en 33 pequeñas celdas, 33 son los grados del rito masónico más extendido, el rito escocés antiguo y aceptado.

El segundo elemento lo constituye las dos hojas de acacia que rodean el globo terraqueo, la acacia tiene una importancia simbólica fundamental en la masonería, un simbolismo que se explicaré en proximos artículos sobre este tema.

El último elemento es la representación del globo terraqueo, símbolo del universalismo y de la globalización que pretende la masonería.

La ONU no es más que un instrumento de poder al servicio del Nuevo Orden Mundial, un nuevo orden que pretende derribar los pilares sobre los que se ha asentado la humanidad durante toda la historia, los pilares de la soberanía nacional, los pilares religiosos, éticos, morales etc.

La estatua de la Libertad es quizás uno de los símbolos luciferianos y masónicos más visitados del mundo, este símbolo originalmente procedente de la Francia salida de la revolución masónica francesa es un claro ejemplo de lo que representa la masonería.

Tenemos que subrayar algo muy importante, para las logias todo el simbolismo emanado de la filosofia oriental, especialmente egipcia y babilónica tiene un lugar muy importante en su ritualística, la masonería considera al saber Egipcio fuente de toda iniciación, y es por tanto que recogen muchisima simbologia tal como la representación de Dioses, obeliscos, pirámides etc.

La estatua de la Libertad es un ejemplo de esto, representa a la Diosa Isis, un símbolo coronado con una enorme antorcha que alumbra el progreso y la libertad del ser humano, un símbolo que dá la bienvenida a un nuevo mundo de libertad construido sobre las bases de la masonería a las víctimas de la opresión del antiguo régimen, la antorcha denota por tanto que ese nuevo orden luciferiano (lucifer significa portador de la luz) está destinado a alumbrar a toda la humanidad.

Otro de los iconos que más sorprendían a los visitantes de Nueva York era el edificio Tisham, situado en la calle 53 con la Quinta avenida, más conocido como el 666. Y digo sorprendía porque los enormes tres seises que coronaban el coloso fueron retirados sin que se sepa bien por qué. Quizá las empresas que se alojaban en el interior de este inmueble de 41 pisos que fue inaugurado en 1953 no deseaban que su buen nombre se viera relacionado a un número asociado a la figura de Lucifer.


La pirámide del Louvre fué la “herencia” que dejó el presidente masón frances Miterrand, es costumbre que cada presidente de la república haga una ampliación del museo, en este caso Miterrand y por deseo expreso ordenó la construcción de esta pirámide con otra pequeña pirámide invertida en el interior (se explicará su significado) con 666 paneles de cristal, de nuevo aquí se une la simbologia egipcia, y la ritualística luciferiana masónica.

La masonería siempre intenta dejar su huella en los símbolos de poder de las naciones, en los símbolos económicos como el billete de dolar, militares como el pentágono, culturales como el Louvre y la estatua de la libertad o políticos como el capitolio. etc.

La francmasonería o masonería es una institución de carácter iniciático, filantrópico, filosófico y progresista, fundada en el sentimiento de fraternidad, igualdad y libertad. Tiene como objetivo la búsqueda de la verdad y fomenta el desarrollo intelectual y moral del ser humano, además del progreso social. Los masones, tanto hombres como mujeres, se organizan en estructuras de base denominadas logias, que a su vez pueden estar agrupadas en una organización de ámbito superior normalmente denominada “Gran Logia”, “Gran Oriente” o “Gran Priorato”.

Es filosófica porque orienta al hombre hacia la investigación racional de las leyes de la naturaleza, invita al esfuerzo del pensamiento que va desde la simbólica representación geométrica hacia la abstracción metafísica.

Es filantrópica porque practica el altruismo, desea el bienestar de todos los seres humanos y no está inspirada en la búsqueda de lucros personales de ninguna clase. Sus esfuerzos y recursos están dedicados al progreso y felicidad de la especie humana, sin distinción de nacionalidad, raza, sexo ni religión, para lo cual tiende a la elevación de los espíritus y a la tranquilidad de las conciencias.

Es progresista Es progresista porque enseña y practica la solidaridad humana y la absoluta libertad de pensamiento. La Masonería tiene por objeto la búsqueda de la verdad desechando el fanatismo abordando sin prejuicios todos los nuevos aportes de la invención humana, estudia la moral universal y cultiva las ciencias y las artes y no pone obstáculo alguno en la investigación de la verdad. (Fuente Consultada: Logia José Artigas)

Los masones: (“constructores de piedra”) Este movimiento es considerado como la orden fraternal más grande que alcanzó niveles mundiales. En

un primer momento, las cofradías masónicas se limitaban a los trabajadores. No obstante, en el contexto de la reforma, sobre todo en Inglaterra, estas fraternidades comenzaron a aceptar hombres provenientes de sectores altos de la sociedad. De esta manera, las cofradías se convirtieron en sociedades dedicadas a ideas generales, como la fraternidad, la igualdad y la paz. Sus reuniones eran citas sociales, núcleos de sociabilidad.  1717 dio lugar a la Gran Logia para Londres y Westminster, producto de la unión de cuatro cofradías, situadas en la capital inglesa. Seis años más tarde tomaría el nombre de Gran Logia de Inglaterra. Esta logia se convirtió en la precursora de todas las uniones masónicas, y de ella surgieron todas las otras logias reconocidas. En 1725 se fundó la Gran Logia de Toda Inglaterra, en York, la de Irlanda se creó en junio del mismo año, y la de Escocia en 1726.

Los sectores dedicados al comercio en Inglaterra consideraron a la masonería libre un medio de promoción social. De esta manera, los ideales masónicos de tolerancia religiosa e igualdad iban en consonancia con el espíritu del liberalismo emergente durante el siglo XVIII. Es más, una de las reglas básicas de las órdenes masónicas del mundo angloparlante ha sido considerar a la religión como un asunto personal de cada individuo.

En Estados Unidos, las primeras logias fundadas bajo la autoridad de la Gran Logia de Inglaterra, fueron la Primera Logia de Boston y la de Filadelfia, establecidas ambas en 1733. Antes de la guerra de la Independencia (1775), ya había unas 150 logias; en la actualidad, los estadounidenses representan el 75 por ciento del total de masones del mundo, unos 4,5 millones de personas.

Los ritos masónicos: las prácticas masónicas actualmente más usadas son el Rito de York y el Rito Escocés. En cuanto al primero, data del siglo XVIII, adquiere en su primera fase el nombre deCapitular, los miembros correspondientes a este nivel son los masones del Arco Real (4 grados). En su segunda fase recibe el nombre de Críptica, y sus miembros son los masones Reales y Selectos (3 grados); en su fase final Caballeresca, concede a los miembros el título de Caballeros Templarios (3 grados). Por su parte,  el Rito Escocés se originó en Charleston (Carolina del Sur), en 1801 y contempla 33 grados. 

Origen de los tres primeros grados: La gran mayoría de los masones libres del mundo no progresan más allá de los primeros tres grados, basados en la leyenda de la muerte de Hiram Abif, conocido como el arquitecto del templo de Salomón.

Según una versión de esta leyenda, Abif (imagen) era el único conocedor de los secretos de los maestros masones, entre los cuales se hallaba la palabra secreta masónica, es decir, el nombre oculto de Dios. La tradición ocultista nos, dice que saber el nombre de una deidad equivale a poseer su poder. De ahí que se supusiera que Abif manejaba el poder de Yahvé y poseyera muchos otros secretos que, una vez finalizada la construcción del templo, pasarían a los otros artesanos, que se convertirían a su vez en maestros masones.

Cuentan que, llegado el mediodía, el insigne arquitecto tenía la costumbre de ir al Sancta Sanctorum para orar a Yahvé y planificar las obras del día siguiente. Uno de esos días, al terminar sus oraciones, Hiram Abif, se topó con el desagradable final de su historia de modo inesperado. Saliendo por la puerta sur del templo, le flanqueó el paso Jubela, el primero de sus verdugos, que armado con una especie de regla vertical, le conminó a que le revelara sus secretos. Abif no perdió el aplomo ante la clara amenaza de muerte a la que se enfrentaba y contestó que sólo tres personas en el mundo los conocían y sin su consentimiento no podía divulgar ningún secreto. Furioso, Jubela enarboló la  regla y asestó un golpe en la cien derecha a su maestro, que dobló la rodilla por el impacto, aunque pudo alcanzar la puerta occidental donde, desafortunadamente, no fue ayuda lo que encontró. Allí estaba Jubelo, otro de sus aprendices, que también le propinó un golpe, en este caso en la sien izquierda, haciéndolo doblar la rodilla del mismo lado. Arrastrándose y perdiendo grandes cantidades de sangre, Abif llegó a duras penas a la puerta oriental, donde fue rematado por Jubelum, que usó una gran maza de piedra para aplastarle la frente.

No les quedó otra salida a los tres asesinos que ocultar el cuerpo del arquitecto para evitar la ira del rey Salomón y escapar del país para no ser descubiertos. Escondieron provisionalmente el cuerpo de Hiram Abif bajo unos cascotes y al llegar la medianoche, lo trasladaron a la cima de una colina para enterrarlo. La sepultura fue señalizada con una rama de acacia y hecho esto, los criminales intentaron darse a la fuga. No tuvieron éxito porque no consiguieron que ningún barco los sacara del país y tuvieron que guarecerse en los montes.

Mientras tanto, la ausencia de Abif llegó a oídos del rey Salomón que envió a varias personas a buscarle. La gravedad de la situación hizo que la verdad tardara poco en aflorar gracias al testimonio de doce trabajadores del templo que confesaron al rey que ellos y otros tres más (Jubela, Jubelo y Jubelum) habían conspirado para arrancar los secretos masónicos a su maestro.

En el último momento habían dado marcha atrás, pero supusieron que los otros no, dando muerte a su jefe. Agradecido por su honestidad, el rey los envió en grupos de tres para buscar el cuerpo de Hiram Abif.

Tras varias semanas de búsqueda dieron con los restos del arquitecto e informaron a Salomón de su hallazgo. Éste les ordenó levantar el cadáver de la sepultura mediante el «apretón de manos de un aprendiz», correspondiente al primer grado de la masonería. Al fracasar en su intento, el rey les dijo que probaran el «apretón de manos de un artesano compañero», del segundo grado. Tampoco lo consiguieron, y, entonces, el mismo Salomón se presentó en el lugar donde yacía Abif para levantarlo con el «apretón de manos de un maestro masón», o tercer grado. Gracias a ello, no sólo pudo levantarse el cuerpo sino que la vida regresó a él de nuevo. La primera palabra que pronunció en su nuevo estado, fue recogida por los masones y utilizada en sustitución de la perdida con su muerte. Desde entonces ha sido trasmitida de generación en generación hasta la actualidad. Muchos historiadores y escritores masones enmarcan la historia de Hiram Abif dentro del mito, mientras que otros están convencidos de su autenticidad.

Acerca de los tres primeros grados de la masonería, los investigadores británicos Christopher Knight y Robert Lomas dicen en su libro La clave masónica: «El personaje central de la masonería libre es el constructor del templo de Salomón, Hiram Abif, que fue asesinado por tres de sus propios hombres. La muerte estilizada y resurrección del candidato es el hecho que convierte a uno en “maestro masón” y cuando está levantado de su tumba, el lucero de la mañana está en el horizonte».

La logia de los Illuminati:

Varios grupos sin conexión entre sí se han identificado con el nombre illuminati, que en latín significa «alumbrados» o «iluminados». En algunos casos, esta denominación se debía a la posesión de textos gnósticos u otra información oculta no disponible para el público. En el siglo XV, otros grupos afines reivindicaron que la iluminación venía del interior de cada persona como resultado de una conciencia alterada o de un despertar de la conciencia. Los «alumbrados» españoles pertenecían a este último tipo. Las primeras referencias históricas a los «alumbrados» en España se remonta a 1492. Éstos tenían un origen gnóstico, y su filosofía se extendió en la Península gracias a la influencia italiana. Uno de sus primeros líderes, fue una campesina nacida en Salamanca, conocida como la beata de Piedrahita, cuyas pretendidas conversaciones con la Virgen y Jesús llegaron a conocimiento de la Inquisición de 1511, aunque gracias a un protector no tuvo que enfrentarse al todopoderoso organismo. Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, no fue tan afortunado. En 1527, cuando estudiaba en Salamanca, fue llevado ante un comisión eclesiástica acusado de simpatizar con los «alumbrados» consiguiendo eludir el castigo con una amonestación. Otros acusados de Toledo fueron sometidos a latigazos y encarcelamiento en 1529. En los años siguientes, y hasta principios del siglo XVII, muchos otros «alumbrados» fueron perseguidos por la Inquisición, sobre todo en Córdoba.

En su novela Ángeles y demonios, el escritor estadounidense Dan Brown plantea que Galileo era miembro de los Illuminati. Una afirmación sin otra validez que la de aportar intriga a la trama de la novela. Sí que es cierto, por otra parte, que en 1610 fue invitado a formar parte de una sociedad italiana de científicos e investigadores llamada Academia de los Linces (Academia del Lincei), fundada por Federico Cesi en 1603.

El nombre de este grupo procedía de Lynceus, el argonauta de la mitología griega dotado de una perspicaz vista. Junto con Cesi, el matemático Francesco Stelluti, el médico Johannes Eck, de los Países Bajos, y Anastasio de Fillis fueron los primeros miembros de la Academia, y vivían en comunidad en la casa del fundador, donde el anfitrión les proporcionaba libros y equipos de laboratorio. En un documento de 1605, se publicaron los objetivos de la Academia:

no sólo adquirir conocimiento de cosas y sabiduría y vivir juntos legal y píamente, sino también mostrarla a los hombres de una manera pacifica, tanto oralmente como por escrito, sin causar daño.

Tanto el padre de Cesi como los aristócratas romanos estaban en contra de la Academia de los Linces. Acusaron a sus miembros de practicar magia negra, oponerse a la doctrina católica y llevar una vida escandalosa. Eck fue obligado a marcharse de Roma y durante algún tiempo sus miembros estuvieron esparcidos. Sin embargo, Cesi mantuvo la unión de los miembros por correspondencia.

Galileo fue el miembro más famoso y las publicaciones más prestigiosas de la Academia de los Linces fueron las suyas. En primer lugar apareció su «Tratado sobre las manchas solares» (1613) y luego, «El ensayador» (1623). Con la captación de Galileo, el número de miembros del grupo creció hasta 32. La muerte de Cesi, en 1630, precipitó el fin de la Academia.

El Priorato de Sión: Esta sociedad secreta, menos conocida, salió a la luz por el protagonismo que le concedió el mencionado Dan Brown en El código Da Vinci. En este bestséller mundial, se habla del Priorato de Sión como la sociedad que protege uno de los secretos más guardados del cristianismo no ortodoxo: la supervivencia de Jesucristo, su matrimonio con María Magdalena, sus tres hijos y su huida a Francia. El contenido místico de Brown se apoya en buena medida en el libro de investigación de Michael Baigent, Richard Leigh y Henry Lincoln, El enigma sagrado. Estos investigadores realizan una serie de afirmaciones sobre esta sociedad, empezando por decir que su historia comienza con la creación de la orden de los Caballeros Templarios, que fueron su brazo armado. El objetivo principal del Priorato era restaurar la dinastía merovingia, que gobernó el reino de los francos entre 447 y 751, en las monarquías de Europa y en el Reino de Jerusalén. Dicha orden, por lo tanto, protegía a los que consideraba los descendientes auténticos de Jesús y María Magdalena. (Ver Màs Sobre Este Tema)

También especulan sobre las metas últimas del Priorato de Sión, donde la restauración monárquica adquiriría la forma de un Imperio Sagrado Europeo cuyo objetivo sería preparar el camino hacia un Nuevo Orden Mundial de paz y prosperidad. Para lo cual habría que sustituir la Iglesia católica romana por una religión estatal ecuménica y mesiánica, que contaría con el Santo Grial y las reliquias perdidas del antiguo templo de Herodes. Finalmente, se prepararía y coronaria al rey ungido del Gran Israel.

Ambos libros ofrecen una lista ininterrumpida de los grandes maestros del Priorato de Sión entre los siglos XII y XX, incluyendo a personajes como Leonardo da Vinci, Robert Fludd, Robert Boyle, Isaac Newton y Claude Debussy, entre otros nombres asociados también con otras sociedades secretas como los Rosacruces.

Conclusiones: Ahora bien, este recorrido por algunas sociedades secretas demuestra que las más importantes tenían vínculos estrechos con los primeros nueve templarios y con sus hallazgos bajo los establos del templo de Salomón. Además de encontrar la línea de sangre que unía a los reyes David y Salomón con las familias Rex Deus de Europa, hallaron unos manuscritos secretos, que probablemente fueran llevados hasta Rosslyn por Enrique St. Clair, el primer barón de Rosslyn. También, es posible que encontraran otras reliquias importantes durante sus excavaciones, incluso el Arca de la Alianza y el Santo Grial.

Sin embargo, los templarios a principios del siglo XIV se dispersaron, a causa de su persecución, dejando en ese vacío un amplio lugar para todo tipo de especulaciones. Se piensa que se llevaron sus tesoros, dejándolos en lugares secretos que sólo los iniciados sabrían cómo encontrar. (Ver También: Las Sociedades Secretas en el Siglo XVII)

Fuente Consultada: El Gran Complot Cien Años de Poder en la Sombra Robert GoodmanORIGEN DE LOS ILLUMINATI: En la segunda mitad del siglo XVIII, la población de la región de Baviera (Alemania) era de mayoría católica y contaba con una aristocracia ampliamente asentada. La ciudad de Ingolstadt, donde residía Weishaupt (imagen) , está ubicada en las orillas del Danubio, a unos setenta kilómetros al norte de Munich. Por entonces, Baviera contaba con más de 25.000 iglesias para 40.000 habitantes, además de 19 conventos y monasterios. En este escenario, el poder de los jesuitas era evidente en todos los lugares y Baviera era un opositor radical a la Reforma. A pesar de este talante religioso, Weishaupt afirmó que el ateísmo, la apostasía y el deísmo eran más frecuentes en Baviera que en cualquier otro lugar. 

Influencia jesuita: Weishaupt empezó a formar los Illuminati de Baviera cuando era profesor de derecho canónico en la universidad de Ingolstadt. Por entonces estudiaba para hacerse sacerdote jesuita. Sin embargo, cuando en 1773, el papa Clemente XIV prohibió los Illuminati, su disgusto le llevó a romper con la Iglesia católica. Sin embargo, no declinó su interés por la teología jesuita. Otra influencia importante en su vida fue la del mercader Kolmer. Algunos investigadores, como Jim Marrs, sostienen que, en su trayecto a Francia y Alemania, hacia 1770-73, Kolmer se encontró con Cagliostro en la isla de Malta, antigua sede de los caballeros templarios.

Al parecer, Cagliostro, el futuro revolucionario francés, se involucró entonces en actividades masónicas, así como también lo hicieron Giovanni Giacomo Casanova (el eterno amante veneciano) y el enigmático conde de Saint-Germain. Habría sido Kolmer quien, en Alemania, transmitiera sus conocimientos secretos a Weishaupt, quien empleó muchos años en trabajar para consolidar los distintos sistemas ocultos en su sociedad secreta, los Illuminati. Marrs argumenta que la adopción del calendario persa por los Illummati de Baviera evidencia su respeto por los antiguos misterios de Mesopotamia.

El estudio profundo de los secretos de Kolmer y del conocimiento que poseía de los jesuitas fueron la base para que Weishaupt estableciera una estructura piramidal para sus iniciados, situando a personas claves dentro de los nueve grados superiores. Para sus compañeros de los Illuminati, Weishaupt era conocido por su nombre de iniciación, Espartaco, en memoria del esclavo que lideró la famosa revuelta contra los romanos en el año 73. Según Paul H. Koch, autor del libro iluminati, Weishaupt se veía a sí mismo como un nuevo héroe rebelde en contra del orden establecido, tanto en el ámbito material como espiritual…, una especie de Lucifer humanizado.

Por otra parte, Jim Marrs sostiene que Weishaupt estudió las enseñanzas del líder de los Hassasins (los Asesinos), una sanguinaria secta musulmana contemporánea de las cruzadas en Tierra Santa, que recibió este nombre porque, antes de sus hazañas, los miembros solían consumir hasish (hachís) para iluminarse. Probablemente, por esta razón, el mismo Weíshaupt consumía este narcótico para alcanzar la «iluminación» durante los rituales de la orden.

En total, el llamado Rito de los iluminados de Baviera contaba con trece grados de iniciación. A saber: 1) Preparatorio; 2) Novicio; 3) Minerval; 4) Iluminado menor; 5) Aprendiz; 6) Compañero; 7) Maestro; 8) Iluminado mayor; 9) Iluminado dirigente; 10) Sacerdote; 11) Regente; 12) Mago; 13) Rey. Si un miembro llegaba al grado de sacerdote podía asumir los poderes del Estado y debía actuar en consecuencia.

Hoy es ampliamente aceptado que el sistema interno de los Illuminati de Baviera, copiaba las técnicas jesuíticas de espiar a otros miembros para probarlos y conocer sus debilidades. Denunciarse unos a otros era también otra técnica para asegurarse de que nadie del último escalafón de la orden trabajaría en contra de los demás. En muy poco tiempo, Weishaupt reclutó para su sociedad secreta, a las mejores cabezas de las finanzas, la industria, la educación y la literatura.

Utilizó el soborno y el sexo para controlar a los que iban alcanzando posiciones superiores; posteriormente, el chantaje le garantizaba el mantenimiento de este control. En esta etapa, los Illuminati empiezan a utilizar a sus adeptos (los iniciados de grados superiores) como consejeros de políticos, pero siempre desde una posición discreta sin salir de su anonimato. De esta manera, las medidas adoptadas por aquellos beneficiaban a los Illuminati, que pretendían erradicar las condiciones sociales que fueran un obstáculo para conducir a los hombres hacia lo que consideraban su estado natural y de felicidad. Este «sueño» significaba eliminar a las monarquías y a la Iglesia, por lo tanto la orden pronto tuvo enemigos muy poderosos.

Infiltraciones, expansión y ocaso de los Illuminati en Alemania: El «Nuevo Testamento de Satanás», que se trata en el capítulo 6, es un calco de la ideología de los Illuminati, cuyo gran objetivo era y signe siendo crear un Nuevo Orden Mundial. Este plan exigía que el grupo se expandiera haciendo ostensible su presencia en otros lugares. Enjulio de 1782, varias logias masónicas se reunieron con un grupo dirigente de los Illuminati en el convento de Wilhelmsbad. Weishaupt, considerado su conocimiento y prestigio, aprovechó la ocasión para unificar y controlar todas las ramas europeas de la organización masónica. Hay que decir que sólo obtuvo un éxito parcial, ya que ni la Gran Logia de Inglaterra, ni el Gran Oriente de Francia, ni los teósofos del sueco Emmanuel Swedenborg le apoyaron.

Frustrado por este resultado, uno de los seguidores más fieles de Weishaupt, el barón Von Knigge, dimitió, retirándose a Bremen, donde murió en 1796. El fundador de los Illuminati se sentía entre la espada y la pared; por una parte estaba acosado por los masones ingleses y por la otra, tuvo que soportar la traición de un tal Joseph Utzschneider, que, después de salirse de los Illuminati, envió un documento a la gran duquesa Maria Anna de Baviera, advirtiéndola de que los Illuminati eran responsables de organizar una conspiración, con el fin de extinguir el cristianismo y las monarquías europeas.

El resultado de esta grave denuncia fue que, en 1784, el elector de Baviera, el duque Karl Theodor Dalberg prohibió el establecimiento de cualquier sociedad, fraternidad o grupo secreto no autorizado. La situación se hizo tan delicada que, en palabras de Paul Koch, en su libro Illutninati:

Poco después, Weishaupt fue destituido de su cátedra y desterrado, aunque encontró refugio en la corte de uno de sus adeptos, el duque de Saxe, que le nombró consejero oficial y le encargó la educación de su hijo. El resto de los dirigentes de la orden se puso a salvo, refugiándose en la actividad de las logias masónicas europeas y americanas, antes de que, en mayo de 1785, comenzaran las persecuciones, detenciones y torturas de los miembros inferiores de la organización.

Enjulio del mismo annus horribilis, Weishaupt sufrió un serio revés del destino. Durante la noche de 10 de julio de 1785, el abad Lanz, enviado de Weishaupt, fue alcanzado por un rayo mientras galopaba en medio de una tormenta. Fue la gente del lugar quien encontró el cadáver y lo condujo a una capilla. Entre sus ropas encontraron documentos muy comprometedores para los Illuminati, como «El Nuevo Testamento de Satanás». Debido a este golpe de mala suerte, su conspiración a escala mundial se hizo pública, lo cual vino a marcar a esta sociedad secreta con un tinte de malditismo.

Al publicar los documentos de los Illuminati, el emperador Francisco de Austria supo que todas las monarquías estaban en el punto de mira y, especialmente, la francesa, encabezada por Luis XVI y su hija Maria Antonieta. Con el destieff0 de Weishaupt y la disolución de la orden, tanto Francisco de Austria como los reyes de Francia se sintieron a salvo, aunque la realidad era bien distinta.

Alianza con los saboteos: En ese mismo año crítico de 1785, los Illuminati, supuestamente desde la clandestinidad, tuvieron una reunión con los saboteos, creando una alianza que demostraría tener una influencia decisiva en la política mundial desde entonces hasta la actualidad. Pero ¿quiénes eran los saboteos? Este movimiento fue fundado a raíz de las enseñanzas del místico y Mesías judío, Shabbatai Zevi (1626-1676), nacido en la ciudad turca de Izmir (o Esmirna). El primer maestro de Shabbatai fue Isaac di Alba con quien estudió la cábala desde 1650. Seis años después, Shabbatai continuó sus estudios con R. Joseph Eskhapa, uno de los mejores cabalistas de entonces.

Es muy probable que éste concediera a su alumno el título de hakham (sabio). Ya antes de 1648, Shabbatal había hecho gala de un comportamiento extraño por lo que se refiere a su desprecio de algunas leyes religiosas y a su proclamación como «Mesías». Tras ser expulsado de Izmir, viajó por Grecia, Tracia, Palestina y Egipto, entre 1651 y 1654. En 1665 conoció a Nathan de Gaza que le confirmó como Mesías, dando lugar a su proclamación oficial el 18 de junio de 1666, año que fue designado como el primero del milenio del Mesías Prometido. Pronto fue reconocido en Palestina y entre los países de la diáspora. Es importante decir que todo el mundo judío de 1665-1666 creyó que Shabbatai no era un mero profeta o maestro sino un Mesías y una encarnación de Dios.

Albert Pike (imagen) y su plan del Nuevo Orden Mundial: Adam Weishaupt murió en 1830 a la edad de ochenta y dos años. En 1834, Giuseppe Mazzini asumió el liderazgo de la logia de los Illuminati, manteniendo este puesto hasta su muerte en 1872. Durante su mandato mantuvo correspondencia con el satanista y masón de grado 33, Albert Pike, Gran

Comandante Soberano del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de los Francmasones, perteneciente a la jurisdicción del Sur de Estados Unidos, y más tarde, fundador del Ku KIux Klan. Mazzini había nombrado a Pike jefe de operaciones de los Illuminati en Estados Unidos, y los dos cooperaron estrechamente.

Pike se encargó de los aspectos teosóficos de sus actividades y Mazzini asumió los asuntos políticos. En cierta ocasión, como consecuencia de la mala reputación en Europa de las logias masónicas del Gran Oriente, por las actividadesrevolucionarias de Mazzini, éste escribió a Pike, el 22 de enero de 1870, presentándole una solución:

Debemos dejar que todas las federaciones sigan igual, con sus mecanismos, autoridades centrales y distintos modos de correspondencia entre los grados altos del mismo rito, organizados como están en la actualidad; pero debemos crear un «súper rito» que permanezca desconocido, para el cual sólo convocaremos a aquellos masones de grado superior a quienes seleccionamos. Con respeto a nuestros hermanos masones, deben jurar mantener sus actividades bajo el más estricto secreto. Mediante este rito superior controlaremos a todos los masones dando lugar a un único centro internacional, el más poderoso porque su dirección sería desconocida.

Según Jan Van Helsing, esta elite procede del grado 33 del Rito Escocés.

Al igual que muchos ocultistas, Albert Pike tenía un «guía espiritual» que le orientaba en sus estrategias para implantar el Nuevo Orden Mundial. En una carta que envío a Mazzini (imagen), el 15 de agosto de 1871, transcribe uno de los mensajes que recibió de su guía. El contenido de la misiva incluye planes para provocar tres guerras mundiales, describiendo con gran precisión acontecimientos que han ido sucediendo dentro de su macro agenda mundial.

El gran secreto de la masonería

La mayoría de los masones del mundo no progresan más allá de los primeros res grados de iniciación, a pesar de la existencia de otros treinta grados superiores en el llamado Rito Escocés y once más en el Rito de York. En su libro …And he Truth Shall Set You Free (Y la verdad os hará libres), David Icke dice:

Los hombres que van a su logia local en tu ciudad no tendrán ni la más remota idea de cómo su organización los utiliza. Para que el plan funcione, hay que mantenerlos a oscuras y qué mejor manera de lograrlo que mediante los distintos niveles de iniciación. Sólo los «aceptables» progresan a los niveles superiores y averiguan lo que realmente ocurre. La gran mayoría de los masones ocupan los tres niveles inferiores. Son la carne de cañón de la organización. Entre los grados cuatro y treinta y tres, encontrarás a los que «piensan correctamente» y que tienen influencia en la sociedad hasta los presidentes de Estados Unidos. Después del grado 33 existen los «grados Illuminati». Algo que no se menciona en ningún manual de la masonería. Estos últimos son los que controlan el espectáculo y son agentes de la secta del «Ojo que todo ve». La masonería global es una enorme pirámide de manipulación.

Morales y dogma:

Que las logias masónicas tienen una agenda secreta es algo en lo que coinciden muchos investigadores. Los análisis de los libros escritos por masones sobre la masonería muestran, sin ningún género de duda, que el objetivo final le la masonería es destruir el cristianismo para abrir el camino hacia un Nuevo Orden Mundial, inspirado por una única religión: el luciferismo. El sostén de la masonería superior es un libro de Albert Pike, titulado Las enseñanzas de la masonería que recoge las opiniones de célebres escritores masónicos como Albert G. MacKay, de grado 33 y autor de los dos tomos de Una Enciclopedia de masonería, donde declara que Pike fue uno de los escritores masónicos más importantes de todos los tiempos. Otro masón del mismo grado, Arthur Edward Waite, también autor de una enciclopedia sobre la masonería sostiene que Pike fue un gran genio de la masonería. Por su parte, el escritor Carl Claudy, de grado 33, se refiere a Pike como «uno de los genios más grandes de la masonería […]. Fue un místico, un experto en simbología y profesor de las verdades ocultas de la masonería».

En Las enseñanzas de la masonería, Pike alude a un «secreto» escondía en el libro que sólo pueden encontrar los adeptos de grado 32 033 (los que tienen un poder mental superior), y afirma que otros masones o personas fuera la masonería se engañan en relación con el uso de los símbolos masónicos especialmente, con el verdadero significado de la Luz, vinculado con el Gran Arquitecto del Universo, el dios masónico. Para Pike, la verdad es relativa y equivocan los que dicen que la Biblia está inspirada en lo Absoluto. En la Biblia se dice que matar es un crimen, pero, para Pike, con frecuencia un hombre debe sacrificarse si su muerte beneficia a otros. Franldin D. Roosevelt, masón del grado 33, creía en ese principio de Pike, aplicándolo al caso del ataque de Pearl Harbour.

Aunque ese presidente de Estados Unidos sabía al menos una semana antes que Japón iba a atacar, no hizo nada para evitarlo. El sacrificio de cientos de hombres inocentes benefició a su país ya que proporcionó excusa ideal para declarar la guerra a Japón y, a la vez, participar en la guerracontra Alemania, contrariando sus promesas electorales. Las palabras exactas de Pike dicen: «[…] el interés e incluso la vida de un hombre debe sacrificar por los intereses y bienestar de su país y de la mayoría».

Después de Roosevelt ha habido muchos otros casos de presidentes y primeros ministros masones que han recurrido al principio del sacrificio de Pi para justificar la muerte de inocentes en conflictos y guerras de todo tipo.

Las sociedades secretas pretenden establecer un Nuevo Orden Mundial que poco tiene que ver con la fraternidad universal proclamada por las

antiguas escuelas «mistéricas». El mundo que nos preparan estos “controladores” pretende esclavizarnos y, con el tiempo, suprimir nuestros derechos básicos conseguidos a lo largo de décadas de lucha social. Mediante las técnicas del miedo, el horror a los conflictos bélicos, el control de la prensa y, sobre todo, de las economías nacionales.

El Grupo Bilderberg:

Otro club de la elite que actúa como si fuera una sociedad secreta, y quizá más importante que el CFR y la Comisión Trilateral, es el Grupo Bilderberg. Esta organización, creada por Joseph H. Retinger, conocido como la «eminencia gris» y considerado por muchos observadores como agente del Vaticano, celebra una reunión anual a puerta cerrada con total exclusión de los medios de comunicación.

El grupo toma su nombre del hotel Bilderberg, en Oosterbeek (Holanda), lugar donde se celebró la primera reunión en 1954. Este evento fue convocado por muchos ciudadanos en ambos lados del Atlántico, preocupados porque Europa Occidental y Estados Unidos no colaboraban lo suficiente en asuntos de importancia crítica.

Lo que es único en las reuniones Bilderberg como foro internacional es:
1) la posibilidad de reunir un amplio abanico de ciudadanos prestigiosos, miembros de los Gobiernos o no, durante un periodo de tres días para realizar discusiones informales acerca de temas de preocupación común, tanto de índole nacional como asuntos internacionales;
2) el sentimiento común entre los participantes que, debido a las actitudes y experiencias diferentes de los países occidentales, aceptan la necesidad de desarrollar un entendimiento para poder incorporar estas preocupaciones; y
3) la privacidad de estos mítines, cuyo único propósito es permitir que los ciudadanos significativos hablen abierta y libremente.

Normalmente acuden 115 delegados a cada reunión —ochenta de Europa Occidental y el resto de Estados Unidos . De estos, un tercio pertenecen a los Gobiernos y al mundo de la política, y los demás a la industria, las finanzas, la educación y las comunicaciones. Todos los invitados van como particulares y nunca como representantes oficiales, aunque este punto es discutible. La verdad es que el Grupo Bilderberg configura y dicta políticas globales más que cualquier otro grupo mundial.

El investigador británico David Icke afirma que, hasta 1998, cinco secretarios generales sucesivos de la OTAN, Joseph Luns, Lord Carrington, Manfred Womer, Willy Claes y Javier Solana habían sido miembros del Bilderberg, así como, James Wolfensen, jefe del Banco Mundial, Alan Greenspan, jefe de la Reserva Federal de Estados Unidos, Peter Sutherland (de Irlanda) y Renato Ruggiero (de Italia), estos dos últimos, jefes de la Organización Mundial de Comercio (OMC). El entonces jefe de la Comisión Europea, Jacques Santer, era del Grupo Bilderberg, así como el ex canciller alemán Helmut Kohl y el primer ministro de Gran Bretaña Tony Blair.

Según Icke, la guerra de Bosnia era un conflicto manipulado para avanzar en la agenda de un ejercito mundial de la OTAN siguiendo una táctica infalible: PROBLEMA-REACCIÓN-SOLUCIÓN. A consecuencia de los horrores, casi diarios, transmitidos por los medios de comunicación y la aparente ineficacia de la fuerza pacificadora del ONU, parece que lo adecuado era «una solución rápida» que permitiera a los que habían orquestado el conflicto ser los salvadores en la forma de un ejercito global de 60.000 hombres, la fuerza multinacional más grande desde la Segunda Guerra Mundial.

Examinamos por un momento a los negociadores principales en Bosnia desde el principio del conflicto. Entre los designados por la Unión Europea se hallaba lord Carrington, presidente del Grupo Bilderberg desde 1991, así como, presidente del Instituto Real de Asuntos Exteriores y miembro de la Comisión Trilateral. Posteriormente fue sustituido por otro político británico, lord David Owen (Grupo Bilderberg, Comisión Trilateral) y a continuación por Carl Bildt, ex primer ministro sueco (Grupo Bilderberg).

Los negociadores nombrados por la ONU fueron Cyrus Vance (Grupo Bilderberg, CFR y Comisión Trilateral) y el noruego Thorvald Stoltenberg (Grupo Bilderberg, Comisión Trilateral). Cuando fracasaron en la consecución de la paz, entró en la escena un negociador independiente, Jimmy Carter, el primer presidente de la Comisión Trilateral en Estados Unidos. Luego vino Richard Holbrooke (Grupo Bilderberg, Comisión Trilateral y CFR) quien negoció los acuerdos de Dayton abriendo las puertas al «ejercito mundial».

Si, a continuación, examinamos los medios de comunicación, vemos que la propietaria «oficial» de The Washington Post era Katherine Graham (Grupo Bilderberg, Comisión Trilateral y CFR). También es importante mencionar que Los Angeles Times, The New York Times, The Wall Street Journal y todas las principales cadenas de televisión en Estados Unidos estaban controladas entonces por miembros de estas sociedades secretas modernas.

Otro miembro importante del Grupo Bilderberg es Conrad Black, jefe del Grupo Hollinger, propietario de varios periódicos y revistas en Canadá, Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel, entre otros países. Ahora estamos llegando al centro del «velo del engaño» en que vivimos. El amo último de todos estos periódicos es, afirma David Icke, la Inteligencia Británica, que creó y controla todavía la CIA.

De ser cierta esta afirmación, estamos controlados todos hasta la médula.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: