LIBIA ULTIMA HORA 21 ABRIL 2011


LIBIA

El Consejo Nacional Libio rechaza un alto el fuego del régimen de Gadafi

  • MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) –

   Un portavoz del Consejo Nacional Libio –el Gobierno de los rebeldes, con sede en Benghazi–, Abdul Hafeez Ghoga, asegura que esta autoridad ha rechazado un nuevo alto el fuego ofrecido por el régimen del mandatario libio, Muamar Gadafi.

Ghoga opina que Gadafi busca un alto el fuego porque sabe que sus tropas están siendo aniquiladas por los ataques aéreos de la OTAN, informa la BBC. Además, aprovechó para rechazar de plano que un futuro acuerdo vaya a permitir al coronel y su familia permanecer en el poder.

Este mismo martes, el ministro libio de Asuntos Exteriores, Abdul Ati al Obeidi, barajó la posibilidad de celebrar elecciones en un plazo de seis meses si cesaban ahora los bombardeos de la misión internacional. Al Obeidi precisó que los comicios serían supervisados por la ONU.

Esta es una propuesta realizada en un principio por la Unión Africana (UA). El plazo intermedio debería servir para discutir reformas democráticas y constitucionales.

“Creemos que cualquier presencia militar es un paso atrás y estamos seguros de que si este bombardeo cesara y hubiera un verdadero alto el fuego, podríamos mantener un diálogo entre todos los libios sobre lo que quieren”, afirmó el ministro.

Al menos 7 muertos y 18 heridos por un bombardeo sobre Trípoli

Agencias
21/04/2011 – 4:05

Al menos siete personas han muerto y 18 han resultado heridas a causa de un bombardeo de la OTAN sobre el barrio Jallat al Farjan de Trípoli, según ha informado este jueves la televisión estatal.

“Los agresores cruzados colonialistas” han disparado cuatro misiles destrozando varias viviendas de este distrito capitalino, ha indicado el canal Al Jamahiriyah, aunque esta versión no ha podido ser confirmada.

Brasil, China y Rusia podrían apoyar la planificación de Chávez sobre la sálida del conflicto libio

El embajador de Venezuela en Trípoli afirmó que la propuesta del presidente Hugo Chávez para lograr una salida pacífica en el conflicto interno en Libia avanza y se podrían sumar más naciones.
Kaos. Internacional | Agencia Venezolana de Noticias | 20-4-2011
www.kaosenlared.net/noticia/brasil-china-rusia-podrian-aogerse-planificacion-chavez-sobre-salida-c

El embajador de Venezuela en Trípoli, Afif Tajeldine, afirmó que la propuesta hecha por el presidente Hugo Chávez para lograr una salida pacífica en el conflicto interno en Libia avanza y se podrían sumar más naciones.

Entrevistado este martes por La Radio del Sur, el diplomático señaló que los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), así como Rusia, China, India y Brasil; podrían plegarse a la iniciativa venezolana.

Tajeldine agregó que en las naciones árabes también existen indicios para detener los bombardeos de la Organización del Tratado para el Atlántico Norte (Otan) en territorio libio.

El domingo pasado el presidente Chávez anunció que se comunicó telefónicamente con su homólogo iraní, Mahmud Ahmadinejad, para retomar la propuesta que busca conformar una comisión internacional de paz para la solución del conflicto en Libia.

“Vamos a hacer un esfuerzo llamando a los gobiernos pacifistas de este mundo, que son la mayoría. Vamos a trabajar duro para hacer contacto con otros presidentes y tratar de darle forma a una comisión más grande para detener esa locura de las agresiones contra un pueblo”, sostuvo el mandatario venezolano.

Sobre esta iniciativa, Tajeldine indicó que se reunió con varios embajadores en Libia para consultar sobre la propuesta de paz impulsada por Chávez.

Por otra parte, el diplomático venezolano en Trípoli denunció que en Libia los bombardeos de la Otan continúan matando a civiles y afectando zonas urbanas.

Durante esta jornada, la alianza militar atacó en las cercanías de la capital libia y en las ciudades de Sirte y Al Aziziya.

Gadafi destina 3,5 millones de dólares para contratar mercenarios

  • LONDRES, 21 Abr. (EUROPA PRESS) –

 El lider libio, Muamar Gadafi, ha destinado 3,5 millones de dólares, unos 2,4 millones de euros, para contratar a cientos de mercenarios del norte de África para combatir contra los rebeldes que intentan derrocar al régimen, según han informado fuentes de la OTAN citadas por el diario británico ‘The Daily Telegraph’.

Los detalles del acuerdo para reclutar a 450 mercenarios de la región del Sáhara Occidental han sido transmitidos a la Alianza Atlántica por un antiguo miembro del régimen de Gadafi durante las negociaciones previas a su deserción y su incorporación a las filas rebeldes.

Según este desertor, cada uno de los mercenarios recibe 10.000 dólares por luchar con el régimen de Gadafi durante dos meses. El Gobierno libio cerró el mes pasado el acuerdo para contratar a los mercenarios cuando las manifestaciones amenazaban con lograr la caída del régimen.

Según el diario británico, la mayoría de los mercenarios son miembros de una tribu saharaui que luchó con el Frente Polisario en la guerra de independencia con Marruecos.

Las autoridades libias también han contratado a mercenarios procedentes de los movimientos rebeldes en Níger y Malí, que tienen estrechos vínculos con el régimen de Muamar Gadafi. Las autoridades de la OTAN ya habían recibido en el pasado informes que apuntaban a que el coronel Gadafi confía plenamente en mercenarios extranjeros para defender su régimen pero los últimos documentos aportados por los desertores libios demuestran que está intentando reclutar más combatientes.

“Gadafi está utilizando todos sus contactos en la región para traer más mercenarios a Libia para defender su régimen”, ha asegurado un alto cargo de la OTAN. Además del personal reclutado en el Sáhara Occidental, Níger y Malí, el régimen libio también habría contratado a mercenarios de Chad, República Democrática del Congo e, incluso, de países asiáticos y de Europa del Este.

Los grupos de oposición libios han acusado a los mercenarios contratados por Gadafi de ser los responsables de algunos de los mayores excesos cometidos por el régimen, incluidos los asesinatos de mujeres y niños.

Libia, o cómo vender una guerra

APExpertos señalan que sería difícil mantener el apoyo de la opinión pública si se prolonga el conflicto en Libia.

MUNDOA un mes de la intervención armada, el discurso para justificarla ha ido cambiando.

Y ahora incluso se habla de enviar asesores militares, algo que despierta los fantasmas de Vietnam.

Miércoles 20 Abril 2011

A un mes de haber intervenido militarmente en Libia y con Muamar Gadafi aún aferrado al poder, Estados Unidos, Francia y el Reino Unido parecen comenzar a replantearse una pregunta básica: ¿cómo se vende una guerra a la opinión pública?

La cuestión ha cobrado relevancia a medida que se descubre que el conflicto en Libia puede ser más largo, complicado y costoso de lo que muchos creían hace sólo unas semanas.

Este martes, el Reino Unido y Francia dieron un paso más en el conflicto al anunciar el envío de militares a Libia para asesorar a los rebeldes, aunque negaron que se vayan a involucrar directamente en los combates.

Pero tiempos de crisis económica, austeridad y cansancio con las guerras previas de Afganistán e Irak, los líderes de esos países enfrentan ahora el reto de mantener el apoyo de la opinión pública a otro conflicto de final incierto.

“El problema verdadero es la duración”, dijo Jean-François Daguzan, experto de la Fundación Para la Investigación Estratégica, un centro de análisis basado en París.

“El riesgo es que la opinión pública vea a los países occidentales hundirse cada vez más en la guerra, como en Afganistán”, agregó Daguzan en diálogo con BBC Mundo.

El mensaje y la guerra

Justificar una guerra suele ser tarea ardua, y en el caso de Libia los líderes de Estados Unidos, Reino Unido y Francia parecen dispuestos a ajustar el mensaje en la medida en que evolucionan el conflicto y la opinión pública.

De entrada, buscaron legitimar la intervención en Libia (y de paso marcar una diferencia respecto al antecedente de Irak) con una resolución de las Naciones Unidas que la avalara y tuviera el apoyo de la Liga Árabe.

En efecto, el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó “todas las medidas necesarias” para proteger a los civiles libios de los ataques de Gadafi, pero excluyó la posibilidad de una “fuerza de ocupación extranjera” en el país.

Mientras la resolución 1973 de la ONU era aprobada el 17 de marzo, las encuestas mostraban que una amplia mayoría de estadounidenses era contraria a que su país se embarcara directamente en otra guerra.

Sin embargo, el apoyo a la zona de exclusión aérea fue aumentando con el paso de los días en Estados Unidos, a medida que el gobierno de Barack Obama insistía en que Libia era una misión pasajera y no sería otro Irak.

A fines de marzo, las encuestas mostraban que más de la mitad de los estadounidenses apoyaba la zona de exclusión aérea en Libia, aunque rechazaba la idea de enviar tropas al país.

Las encuestas también indicaban que el objetivo de la intervención internacional en Libia era incierto para una mayoría de gente en Estados Unidos, al igual que ocurría en otros países occidentales.

“Delimitado en el tiempo”

El público británico estuvo en principio dividido ante los ataques aéreos de sus aviones y los aliados en Libia: 38% los apoyaban y 35% los consideraban un error, según una encuesta para la BBC realizada a fin de marzo.

En Francia, cerca de tres de cada cinco personas rechazaba la intervención en Libia, según una encuesta de IFOP a comienzos de marzo.

Pero una vez que los aviones franceses tiraron las primeras bombas contra las fuerzas de Gadafi, en medio de un activismo sin pausa del presidente Nicolas Sarkozy, el apoyo pasó a ser rápidamente mayoritario.

Frédéric Dabi, director del departamento de opinión y estrategias de IFOP, dijo que una clave de este apoyo fue que el público percibió la intervención en Libia como algo diferente a las guerras de Irak o Afganistán.

“Se buscó mostrar que (la intervención en Libia) era algo delimitado en el tiempo”, dijo Dabi a BBC Mundo.

De hecho, la salida de Gadafi pasó a ser un deseo popular en países occidentales.

Una encuesta de Reuters/Ipsos MORI indicó la semana pasada que la mayoría de estadounidenses (71%), británicos (63%), franceses (67%) e italianos (76%) cree que Occidente debe tener como meta la partida de Gadafi.

Esta fue precisamente la meta que Obama, Sarkozy y el primer ministro británico David Cameron hicieron explícita el viernes, en una carta abierta publicada en tres periódicos occidentales.

“Mostrar progreso”

Sin embargo, la guerra parece lejos de haber sido vendida definitivamente en esos países.

El cambio de régimen en Libia nunca fue una meta explícita de la resolución 1973 de la ONU.

El ministro francés de Defensa, Gerard Longuet, sugirió públicamente que eso iría requeriría un nuevo voto del Consejo de Seguridad, pero los aliados se muestran divididos sobre el asunto.

También afloraron tensiones en Occidente sobre la conducción de las operaciones en Libia, que Obama transfirió a la OTAN como prefería la mayoría de los estadounidenses, según las encuestas.

Etienne de Durand, analista de política de defensa en el Instituto Francés de Relaciones Internacionales (IFRI), advirtió que una regla básica para que la opinión pública apoye una guerra es que haya avances en el terreno.

“Generalmente, si buscamos un denominador común, la clave es mostrar progreso lo más rápidamente posible”, dijo De Durand a BBC Mundo.

Sin embargo, los rebeldes libios han sido incapaces de avanzar de forma sostenida hacia Trípoli pese a los ataques aéreos internacionales contra las fuerzas de Gadafi.

“No funciona” 

“Contábamos con un derrumbe del régimen ante el empuje de los insurgentes y bombardeos de la coalición, pero nos damos cuenta que eso no funciona”, dijo Daguzan.
Las encuestas también sugieren que los occidentales están preocupados por los costos económicos de la intervención en Libia cuando sus propios países proclaman austeridad fiscal y reducen el gasto público.

Salir de una guerra puede resultar más difícil que entrar a la misma, como lo demostró el caso reciente de Irak, donde Estados Unidos fue aduciendo la amenaza de “armas de destrucción masiva” que no había.

En Occidente existe consenso sobre las atrocidades que Gadafi ha cometido contra su pueblo, pero cómo lograr su caída es una pregunta aún sin respuesta y la posibilidad de vender una nueva estrategia a la opinión pública ya muestra limitaciones.

Esta semana, el Reino Unido y Francia anunciaron separadamente el envío de militares a Libia para asesorar a los rebeldes. Londres indicó que serían hasta una docena y París indicó que serían menos de diez.

Ambos gobiernos negaron que se vayan a involucrar directamente en los combates de tierra y el canciller británico, William Hague, sostuvo que el envío de asesores militares está “en consonancia con la resolución” 1973 de la ONU. Se agregó que proveerán “asistencia no letal” a los rebeldes, en comunicaciones y logística.

Sin embargo, como algunos políticos británicos ya lo han advertido, la intervención de Estados Unidos en Vietnam empezó cuando un presidente decidió enviar consejeros militares a ese país.

APUESTA POR UN REPARTO “IMPARCIAL” DE LA AYUDA

Libia.- Amos pide no confundir las misiones humanitarias con las militares

  • NUEVA YORK, 21 Abr. (EUROPA PRESS) –

   La vicesecretaria general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, ha advertido contra la confusión entre las operaciones militares y las misiones humanitarias en Libia. “Nuestra responsabilidad, en estos momentos, es garantizar que nuestra ayuda se ofrece de forma imparcial”, ha comentado.

De esta forma responde a la intención de Reino Unido, Francia e Italia de enviar pequeños equipos de asesores militares que ayudarán a los rebeldes libios, los cuales hacen frente a las tropas del mandatario, Muamar Gadafi. En su opinión, las patrullas militares podrían poner en riesgo a los cooperantes y el reparto de ayuda.

“Tenemos que ser extremadamente cuidadosos con eso y asegurarnos de que no se difuminan”, añade Amos en declaraciones recogidas por la BBC, después de llegar de una visita a Libia.

Por otro lado, informó de que los suministros humanitarios están llegando a las dos partes implicadas en el conflicto libio. Las autoridades del país magrebí han accedido a proteger a los cooperantes en las zonas en combate y a garantizar que atraviesan sin problemas los controles en las carreteras. Estos son los compromisos que le han trasladado estos últimos días.

Amos ha matizado que sin un alto el fuego, el acceso a estas zonas queda condicionado a la intensidad de la violencia. Si la situación de seguridad no lo permite, adelanta que la ONU pedirá apoyo militar a la UE con el fin de abrir las rutas humanitarias.

SITIO EN MISRATA

Los comentarios de la vicesecretaria general llegan en un momento en que crece la preocupación por el sitio de Misrata. La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Refugiados, Navi Pillay, cree que el uso de bombas de racimo por parte de las tropas leales a Gadafi podría equivaler a un crimen de guerra.

Pillay asegura que una de estas bombas explotó “a apenas unos cientos de metros del hospital de Misrata”. “Otras informaciones indican que al menos dos clínicas médicas han sido alcanzadas por morteros y fuego de francotiradores”, ha indicado.

PARA GARANTIZAR LA PROTECCIÓN A LOS CIVILES

Obama y Cameron quieren aumentar la presión sobre Gadafi

  • WASHINGTON, 21 Abr. (EUROPA PRESS) –

   El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, han coincidido en subrayar la necesidad de incrementar “la presión diplomática y económica” sobre el mandatario libio, Muamar Gadafi, con el fin de garantizar la protección a la población civil.

En una conversación telefónica, ambos mandatarios han reiterado que la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debe ser “completamente implementada”, en el marco de la operación que la OTAN desarrolla en Libia, tras recoger el testigo de la coalición internacional.

Asimismo, Obama y Cameron han considerado que “el consenso conseguido la semana pasada, durante la reunión del Grupo de Contacto en Doha y de los Ministros de Exteriores de la OTAN en Berlín, hace hincapié en la necesidad de que Gadafi abandone el poder”, según recoge el comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Horas antes, el portavoz de la residencia presidencial norteamericana, Jay Carney, reiteró la oposición de Estados Unidos al envío de tropas de tierra a Libia, aunque matizó que apoya la decisión tomada por Reino Unido, Francia e Italia de enviar emisarios militares que aconsejen a los rebeldes libios.

“LIBIA NO VOLVERÁ A LO QUE ERA ANTES”

Saif al Islam: la nueva constitución estará lista para cuando los rebeldes sean derrotados

Foto de la Noticia

Foto: REUTERS/REUTERS TV

EL CAIRO, 20 Abr. (Reuters/EP) –

Saif al Islam, uno de los hijos del dirigente libio Muamar Gadafi, ha asegurado este miércoles que la nueva constitución estará lista para cuando los rebeldes hayan sido derrotados, en declaraciones realizadas a la televisión estatal y citadas por la cadena de Dubai Al Arabiya.

“Libia no volverá a lo que era antes, la era de la primera república popular ha terminado y el borrador para una nueva constitución ha sido preparado”, ha afirmado Saif al Islam, que ha sostenido que el cambio está favoreciendo al sistema libio.

Asimismo, el hijo de Gadafi ha subrayado que su padre “prevalecerá” sobre los rebeldes, a cuyo órgano representante, el Consejo Nacional, ha acusado de luchar por “el poder y los beneficios del petróleo”.

Los rebeldes tratan desde mediados del mes de febrero de acabar con el Gobierno de Gadafi que dura ya 41 años. Sin embargo, a pesar del apoyo aéreo de la OTAN, la escasa experiencia de los combatientes rebeldes se está traduciendo en pequeños avances en el campo de batalla hacia Trípoli, la capital libia.

HABRÍAN CAPTURADO 14 CAMIONES CON MUNICIÓN

Los rebeldes aseguran que han matado a 50 soldados de Gadafi en Misrata

  • LONDRES, 20 Abr. (EUROPA PRESS) –

   Los rebeldes que intentan derrocar al régimen libio han asegurado que han matado a 50 soldados de las fuerzas de Gadafi y han capturado catorce camiones con munición en Misrata, el último bastión de los sublevados en el oeste del país, según ha informado el diario británico ‘The Daily Telegraph’.

Los rebeldes y las fuerzas gubernamentales han mantenido durante este miércoles intensos combates en la zona oriental de la ciudad, en la que las fuerzas del régimen están intentando bloquear el acceso a los muelles de Ghasar Ahmad.

Un portavoz de los rebeldes ha explicado que los combates más violentos se han registrado cerca de una carretera que atraviesa la ciudad y conecta con la principal autopista que lleva a Trípoli y Benghazi.

“Hemos capturado catorce vehículos llenos de munición y cuatro ametralladoras antiaéreas montadas en vehículos”, ha indicado. “Las tropas de Gadafi muertas son unas 50 y hay muchos arrestados. En nuestro lado no hay mártires pero sí muchos heridos. El hospital está lleno de heridos”, ha añadido.

Otro portavoz de los rebeldes también ha confirmado que han abatido a unos 50 militares de las fuerzas del régimen. “Ha habido un intenso combate cerca de la entrada oriental y hemos conseguido capturar mucha munición. También hemos matado a unos 50”, ha asegurado.

La ciudad de Misrata, el último bastión de los rebeldes en el oeste del país, ha resistido durante más de siete semanas el asedios de las fuerzas del régimen de Gadafi.

EN UN ATAQUE DE MORTERO

Mueren dos fotógrafos occidentales en Misrata

  • LONDRES, 20 Abr. (EUROPA PRESS) –

   Un fotógrafo británico y otro estadounidense han muerto este miércoles en la ciudad de Misrata, bajo control de los rebeldes pero asediada desde hace semanas por las fuerzas del líder libio Muamar Gadafi, en un ataque de mortero, según han informado varios medios internacionales.

Los fallecidos han sido identificados como Tim Hetherington, un afamado fotoperiodista, y Chris Hodros, según han revelado algunos de sus compañeros que se encuentran en esta ciudad del oeste de Libia, si bien otras fuentes sólo confirman un muerto, que sería el primero de ellos, mientras que el otro estaría herido grave.

Hetherington, británico de 41 años, era un conocido periodista de guerra que llegó a estar nominado el año pasado a los Oscar por su documental ‘Restrepo’, en el que narraba la vida de un soldado estadounidense destacado en Afganistán, en cuya unidad estuvo empotrado. El documental le valió un premio en el festival de Sundance.

El fotoperiodista, primer británico muerto en el conflicto en Libia, había informado ayer a través de su cuenta en Twitter que se encontraba en la ciudad. “En la asediada ciudad libia de Misrata. Bombardeos indiscriminados de las fuerzas de Gadafi. No hay señales de la OTAN”, fueron sus últimas palabras.

Por su parte Hodros, de nacionalidad estadounidense y que trabajaba para Getty Images, también era un veterano fotógrafo de guerra. Según la cadena norteamericana ABC, junto a ellos han resultado heridos otros tres periodistas, dos de los cuales serían Andre Leon y Michael Brown, mientras que se desconoce la identidad del quinto.

SEGÚN RECOGE EL CPJ

Libia.- La agencia Getty confirma la muerte del fotógrafo estadounidense Chris Hondros en Misrata

  • MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) –

   El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) da por muerto al fotoperiodista estadounidense Chris Hondros, tras recibir un mensaje de Getty –agencia para la que trabajaba– informando de su fallecimiento en Misrata.

En la misma explosión falleció en el acto su compañero de profesión Tim Hetherington. Hondros murió poco después de llegar a un centro hospitalario para ser atendido de las graves heridas que sufría.

“Nuestros corazones están con la familia, amigos y colegas de Tim Hetherington y Chris Hondros, cuyo trabajo en algunos de los lugares más peligrosos del mundo ha tenido un profundo impacto sobre cómo entendemos y percibimos la guerra”, ha expresado el director ejecutivo del CPJ, Joel Simon. “Sus muertes son otro ejemplo de la crueldad y la guerra y un recuerdo sobre qué increíblemente difícil se ha vuelto la cobertura del conflicto libio”, ha añadido en un comunicado.

Ambos fotógrafos eran reconocidos en el ámbito del reporterismo de guerra. Hondros fue finalista del premio Pulitzer en 2004, mientras que Hetherington llegó a estar nominado el año pasado a los Oscar por su documental ‘Restrepo’, sobre un soldado estadounidense destacado en Afganistán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: