La puerta de la crisis periférica no cierra


La puerta de la crisis periférica no cierra

Virginia Martínez
15/04/2011 – 21:28
  • La nueva temporada de resultados empresariales ya ha comenzado.

Sin embargo, esta semana los mercados han estado más atentos a los nuevos brotes de las tensiones periféricas que a si las compañías (en España, Banesto y Bankinter) batían o no las previsiones.

El pasado jueves, ante la posibilidad de que Grecia deba llevar a cabo una reestructuración de su deuda y a que Finlandia pueda paralizar el rescate de la economía lusa, el riesgo volvió a los periféricos.

Los diferenciales de estos países se dispararon y los inversores empezaron a deshacer posiciones en el sector bancario del Viejo Continente, lo que arrastró a los principales indicadores al terreno de pérdidas.

Tras esta corrección los mercados no consiguieron reponerse y cerraron la semana en números rojos.

La bolsa española y la italiana fueron, después de la griega, las más penalizadasen los últimos cinco días.

Y es que los nuevos temores en la eurozona han demostrado que aunque la situación de estos dos países es muy distinta a los ya intervenidos, no todo está resuelto.

El Ibex 35, tras ceder ayer un 0,6 por ciento, se despidió de la semana con unas pérdidas del 3,25 por ciento que le llevó a descolgarse hasta los 10.558 puntos, mientras que en Milán las caídas fueron del 2,54 por ciento.

En el caso español, además del riesgo país, se le sumó la falta de credibilidad que demostró cuando la Corporación de inversores de China desmintió al Gobierno español al aclarar que no apoyará al sistema financiero español con la cantidad de 9.000 millones.

Los olvidados ‘PIIGS’…vuelven

La semana pasada, los mercados celebraban la solvencia de España alejándola incluso del famoso grupo de los PIIGS -Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España-, término empleado para definir a los países con más posibilidad de insolvencia.

Sin embargo, cinco días dan para mucho y en los mercados también. A pesar de que “la posibilidad de que Grecia reestructure su deuda ofreciendo una quita a sus acreedores (se rumorea que podría ser del 50 por ciento) no es un escenario muy probable a corto plazo”, tal y como asegura el estratega de mercados de IG Markets Daniel Pingarrón, la noticia ya se reflejó en los diferenciales de los PIIGS. Especialmente en los de Grecia y Portugal, que marcaron máximos históricos.

El diferencial entre el bono griego a diez años y el alemán fue el que más escaló en los últimos cinco días al pasar de los 937 a los 1.044 puntos básicos.

Un riesgo que se palpó también con rotundidad en el seguro contra el impago (CDS) de la deuda helena, que marcó un nuevo máximo histórico al superar los 1.220 puntos.

Igualmente, los temores de que el rescate de Portugal pudiera peligrar también lastró al mercado de deuda lusa.

El diferencial entre el bono portugués y su homólogo alemán alcanzó los 561 puntos básicos, frente a los 518 puntos del pasado viernes, mientras que los costes de asegurarse contra los impagos se situó en los 603 puntos básicos.

En el resto de los PIIGS, aunque no marcaron máximos, los spread de deuda también se intensificaron (ver gráfico).

En el caso español, las tensiones periféricas llevaron a la prima de riesgo a los 203 puntos básicos, casi 30 puntos más elevada que hace una semana, y a los CDS a los 235 puntos básicos.

La presión de los mercados llevó, incluso, a BBVA y a Santander a colocarse (por este orden) como los dos bancos mundiales con los seguros contra el impago más elevados.

Un temor al que se le suma la fuerte caída del 5,45 y 4,58 por ciento que registraron en sus cotizaciones.

No obstante, estas abultadas pérdidas en la banca no son una excepción ya que fue uno de los sectores más penalizados en Europa al dejarse más de un 3 por ciento (ver gráfico).

El oro también reluce en el parqué

Los inversores hicieron las maletas para la Semana Santa o, en otros casos, para irse simplemente de fin de semana, alejándose de la renta variable y acercándose a activos refugio, como es el caso del oro.

Tanto es así que el precio de la onza de este metal precioso alcanzó un nuevo máximo desde enero de 2010 al situarse en los 1.485 dólares (un precio un 0,8 por ciento más elevado que la semana pasada), aunque llegó incluso a tocar los 1.487 puntos.

Por el contrario, el petróleo Brent -de referencia en el Viejo Continente- no consiguió saldar la semana al alza. Ayer, el barril de petróleo valía 123 dólares, frente a los más de 126 dólares que los inversores pagaron por él tan solo cinco días antes.

España no se salva esta vez de la crisis de la deuda: el bono roza el 5,4%

A.P./ V.M.
15/04/2011 – 10:48
  • Si realmente la prima de riesgo es, como dice el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el “marcapasos” de un país, hoy más de uno se llevaría un buen susto.

Tras varias jornadas de distensión, el riesgo está volviendo a coger carrerilla en los mercados de la periferia europea, ante la posibilidad de que Grecia deba llevar a cabo una reestructuración de su deuda pese al desmentido del Gobierno.

Hoy la prima de riesgo española se ha situado por encima de los 200 puntos básicos.

Bastan tan sólo unas cifras para entender por qué esta posibilidad, que ya empieza a descontar el mercado, puede convertirse en una realidad. Por ejemplo, el bono griego a diez años marcó máximos históricos al superar el 13 por ciento. Pero lo más aterrador es que esa misma deuda, pero con vencimiento a 3 años, superó el 19 por ciento.

Sin embargo, lo más preocupante es que el caso griego puede no ser el único. “En el caso de Irlanda y Grecia no es matemáticamente razonable que puedan pagar su deuda.

Se esperaba que con el rescate de ambas se inyectara confianza en el mercado pero no se ha logrado el objetivo de ganar confianza porque los fundamentales no acompañan y los mercados descuentan ya una quita en ambos”, afirma Javier Flores, director de inversiones de Dracon Partners.

Grecia es el país con el que más se está cebando el mercado. El diferencial entre el bono griego a diez años y el alemán ha escaaldo hacia los 986 puntos básicos, marcando así un nuevo máximo histórico y también lo está haciendo su seguro contra el riesgo de impago, que superó los 1.114 puntos básicos.

Por su parte, la prima de riesgo entre la deuda irlandesa y alemana ha superado los 604 puntos y sus CDS alcanzan los 555 puntos básicos. No en vano sólo ayer Fitch le redujo la perspectiva a “negativa” yhoy Moodys ha reducido su nota crediticia a Baa3, a sólo un paso del bono basura.

Pero en el sprint protagonizado por los mercados de renta fija, cuya rentabilidad sube cuando cae el precio, también mucho tuvo que ver Finlandia. La razón es simple. Este país es el único de la eurozona donde los préstamos del fondo de rescate tienen que ser aprobados por el Parlamento.

Y hay que tener en cuenta que este fin de semana se celebran elecciones en Finlandia y los partidos más euroescépticos se oponen a aumentar el tamaño del Fondo de Reestructuración, lo que puede hacer peligrar el rescate de Portugal.

Esto explicaría por qué el diferencial de la deuda portuguesa con respecto a la alemana marcó nuevos máximos históricos. Tocó los 553 puntos básicos, después de que la rentabilidad de su bono alcanzara el 8,88 por ciento.

Una cifra demasiado cercana al 9 por ciento, que muchos analistas ponen como límite para que un país pueda pagar su deuda.

De momento, desde Pimco ya incluyen al país luso entre los que tendrán que reestructurar deuda. Una posibilidad a la que Portugal deberá enfrentarse el 20 de abril, cuando realizará la primera emisión de deuda, de letras a 3 y 6 meses, desde que solicitó el rescate.

España vuelve a estar cardíaca

Parecía que los mercados habían sacado a España de los países PIGS pero quizá se ha pecado de optimismo.

A diferencia de anteriores ocasiones, los inversores volvieron a reaccionar a los nuevos coletazos de la crisis de la deuda periférica vendiendo bonos españoles y de nada sirvieron las palabras de Rodríguez Zapatero calificando a España de “transatlántico poderoso”.

En la decisión de los inversores primaron más las dudas en torno a si el fondo soberano chino entrará o no en el capital de las cajas.

“Los desmentidos de China ponen en entredicho al Gobierno”, afirma Nuria Álvarez, de Renta 4.

Y eso se está dejando sentir en la rentabilidad del bono español a diez años, cuya rentabilidad se ha elevado hasta el 5,39 por ciento, y en la prima de riesgo, que se elevó a 198 puntos, incluso ha superado en algún momento los 200 puntos básicos, y en los CDS, que cotizan en los 233 puntos.

Pero este repunte no modifica la idea de que España no será rescatada. Así lo ratificó la agencia Standard & Poors que resaltó el “compromiso creíble” del Gobierno español con la consolidación fiscal, lo que permitirá un acceso rentable de España a los mercado

Anuncios
Comments
One Response to “La puerta de la crisis periférica no cierra”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] LA PUERTA DE LA CRISIS PERIFÉRICA NO CIERRA […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • GRUPO ODELOT

  • NOTICIAS ALTERNATIVAS

A %d blogueros les gusta esto: