LIBIA. ULTIMA HORA 31 MARZO 2011


 

LIBIA. ULTIMA HORA.- 31 MARZO 2011

Noticias de última hora: Hospitales libios atacados/

Tres aviones franceses derribados.

by Mahdi Darius Nazemroaya
// // // //
Global Research, March 20, 2011
Rebelión
  
 
EEUU y sus aliados se han embarcado en otra operación de cambio de régimen. Antes de dar comienzo a sus ataques contra los libios, admitieron, con toda la desfachatez, que habría víctimas civiles. Afirman que actúan para salvar civiles, pero van a matarlos.(1) Mark Kennedy: “Canada joins UN coalition aerial mission on Libya”, Edmonton Journal, 19 de marzo de 2011.
(2)
Ibid.
(3) Fuentes internas libias.
(4) Ibid.; Sin duda, en EEUU, Canadá y la UE se informará, al estilo israelí y para tratar de justificar los ataques contra instalaciones civiles, que Gadafi colocó elementos militares cerca de colegios y hospitales.
(5)
Ibid.
(6)
Ibid.
(7)
Ibid.
(8) Ibid. La trascripción del nombre árabe puede variar según la fuente.
(9)
Ibid.
(10)
Ibid.
(11) Giles Elgood: “Egypt arming Libya rebels, Wall Street Journal reports”, ed. Andrew Roche, Reuters, 18 de marzo de 2011.

OTAN bombardea Libia con ojivas de uranio empobrecido

Londres, 28 mar (PL)

Aviones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) lanzaron durante el inicio del ataque contra Libia unas 45 bombas con ojivas de uranio empobrecido, denunció un intelectual y activista contra la guerra.

  David Wilson, experto del capítulo británico de la organización Stop the War Coalition (Paren la guerra), indicó que los enormes proyectiles -de unas dos mil libras cada uno- junto con los misiles lanzados desde naves y buques aliados contenían el mineral radiactivo altamente nocivo.

Este tipo de armamento, dijo, dotado con puntas de uranio empobrecido “es el arma perfecta para asesinar a montones de gente”, advirtió al citar a una experta estadounidense en física química.

La sustancia radiactiva, contenida en el polvo negro que emana a la atmósfera tras la potente explosión, puede causar daños renales, cánceres de pulmón y huesos, trastornos en la piel, trastornos neuro-cognitivos, daños cromosómicos, síndromes de inmunodeficiencia y extrañas enfermedades renales e intestinales, alertó.

Recordó que en los ataques contra Bagdad durante la invasión a Iraq la aviación de Estados Unidos arrojó más de 500 mil toneladas de municiones que llevaban puntas de uranio empobrecido.

Se comprobó posteriormente que los niveles de radiación superaban la norma entre mil y mil 900 veces en zonas residenciales.

A quién y qué se está protegiendo esta vez en Libia, preguntó Wilson al fustigar las frases lacónicas del canciller británico, William Hague, cuando habló de la supuesta misión humanitaria de la OTAN en el país magrebí “para proteger a los civiles y a las zonas habitadas por civiles”.

Para el analista canadiense Michel Chossudovsky, los bombardeos sobre territorio libio han causado la muerte de personas inocentes y destrucción de objetivos civiles, según corroboran los primeros informes sobre los ataques aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

Chossudovsky deploró cómo los grandes medios de información de Occidente ocultan las muertes de civiles o las muestran como daños colaterales de los misiles de la OTAN, en el concepto moderno de los bombardeos humanitarios, para intervenir en estados soberanos.

El experto aseguró que existen indicios de que hospitales e instalaciones de la infraestructura civil de Libia figuran en la lista de los blancos seleccionados por los aviones de la OTAN.

 
El primer Ministro canadiense Stephen Harper dijo que la acción equivale a un ‘acto de guerra’ que es fundamental para sacar a Moamar Gadafi del poder antes de que siga masacrando a su propio pueblo”, según el Edmonton Journal (1). Añadió también: “El Primer Ministro reconoció que la operación militar será compleja y podría provocar víctimas entre los mismos civiles que las naciones intentan proteger y quizás también entre el personal militar enviado a Libia.” (2) 

Los criminales de guerra han vuelto de nuevo.

Horas después de que se iniciaran los ataques, fuentes libias han informado que se han bombardeado tres instalaciones médicas (3). Dos hospitales y una clínica sanitaria (4). Esas son instalaciones civiles.

Resultaron alcanzados el Hospital Al-Tajura y el Hospital Saladin, en Ain Zara. La clínica bombardeaba estaba también situada en las proximidades de Trípoli, la capital libia (5). No sólo eran estructuras civiles sino que también estaban lejos de la zona de los combates. 

Se han atacado también instalaciones aéreas civiles (6). Fuentes libias han declarado también que han destruido todas las academias militares libias (7) para impedir que Libia pueda entrenar oficiales para su defensa.

Las mismas fuentes han dicho que se han atacado también todas las bases militares libias, incluso las que no tienen nada que ver con la imposición de una zona de exclusión aérea. La nueva “coalición de los dispuestos”, al viejo estilo Iraq, ha atacado las bases aéreas libias, las bases navales y las bases terrestres. Además, EEUU y sus aliados han impuesto un inmenso bloqueo naval alrededor de Libia.

Según fuentes internas libias (no confirmadas), el ejército libio derribó dos aviones franceses cerca de Janzour (Janzur/Zanzur) (7). Según la misma fuente, los libios derribaron otro avión militar francés cerca de Anjile (8). El pueblo de Bengasi está también huyendo de la ciudad a causa de la guerra (9). Francia, EEUU, Gran Bretaña y sus aliados de la coalición han atacado también Surt (Sidra) y Misratah (10).

EEUU y sus aliados son quienes están creando ahora un verdadero desastre humanitario. Hablan de paz mientras arman a los rebeldes de la oposición que tienen su base en Bengasi a través de la junta militar egipcia, un cliente militar al igual que su supuesto predecesor civil (11). Esto representa también una violación de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobada por EEUU y sus aliados el pasado jueves, que afirma que no se enviarán armas a Libia.

Hillary Clinton se desplazó tanto a Túnez como a Egipto en una visita relacionada con las operaciones dirigidas contra Libia. Tanto el régimen de Túnez como la junta militar de El Cairo están abierta y secretamente apoyando la guerra contra Libia. Los autócratas del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) han indicado también que enviarán fuerzas militares para atacar Libia.


Mahdi Darius Nazemroaya es especialista en Medio Oriente y Asia Central. Es un investigador asociado del Centre for Research and Globalización (Centro de Investigación y Globalización).
Artículo original publicado el 19 de marzo de 2011.
Fuente: Libyan Hospitals Attacked/ Libyan Sources: Three French Jets Downed
Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández.

 NOTAS

 

 

 Global Research Articles by Mahdi Darius Nazemroaya

Obama ordena apoyo

 

militar encubierto a los rebeldes libios

El presidente de EE UU firmó una orden secreta que autoriza a dar asistencia armamentística y económica a los sublevados que tratan de derrocar a Gadafi

DAVID ALANDETE | Washington  30/03/2011

El presidente de EE UU, Barack Obama, autorizó secretamente el apoyo de Estados Unidos a los rebeldes que tratan de derrocar al régimen del coronel Muammar el Gadafi en Libia, según ha revelado la agencia Reuters.La emisión de ese tipo de orden ejecutiva secreta, utilizada normalmente para autorizar las misiones secretas de la CIA y firmada en las pasadas dos o tres semanas, discurrió de forma paralela a la autorización formal del uso de la fuerza para imponer una zona de exclusión aérea en Libia y evitar la matanza de civiles por parte de Gadafi.

En una entrevista con la periodista Diane Sawyer, presentadora del espacio de noticias ABC World News, Obama dijo: “Es justo decir que si quisiéramos mandar armas a Libia, podríamos hacerlo. Estamos considerando todas las opciones”.
Esa entrevista se emitió el martes, cuando Obama ya había emitido la supuesta orden ejecutiva de la que informó Reuters y que puede traducirse ahora en apoyo armamentístico y económico a los rebeldes. Este miércoles ha culminado con una retirada de los disidentes a la ciudad de Brega, acosadas sus milicias por las tropas leales a Gadafi. Hasta el momento, el apoyo aliado no les ha permitido derrocar al régimen, atrincherado en Sirte, ciudad natal del dictador, y Trípoli, donde éste se refugia. El hecho de que Obama haya emitido esa orden ejecutiva no indica que ya se haya entregado armas a los rebeldes. De momento, es una simple autorización genérica.
En 2009, el presidente ya emitió una orden similar para permitir operaciones secretas contra el grupo terrorista Al Qaeda en Yemen. Entonces, como ahora, la Casa Blanca no confirmó la existencia de esos decretos. Existen en EE UU dudas sobre quiénes conforman los grupos rebeldes. El almirante James Stavridis dijo el martes en una comparecencia ante el Senado que las agencias de inteligencia de EE UU han detectado a operativos de Al Qaeda infiltrados entre ellos, por lo que han recomendado a la Casa Blanca actuar con extrema cautela.

EE.UU da luz verde a la CIA para actuar en Libia

El presidente Obama ha firmado una orden secreta que abre la puerta a armar a los rebeldes libios, según diversas fuentes

Internacional | 30/03/2011 – 22:27h
  • Washington (Europa Press).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha firmado una orden secreta en la que autoriza a su Gobierno a dar apoyo a las fuerzas rebeldes que buscan derrocar al dirigente libio,Muamar el Gadafi, según han informado este miércoles cuatro fuentes de la Administración norteamericana.
Obama firmó este permiso, conocido por el término inglés de presidential finding (conclusión presidencial), hace dos o tres semanas, según las fuentes. Este tipo de órdenes ejecutivas, habitualmente sin trascendencia pública, suelen utilizarse para autorizar operaciones secretas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Tanto la CIA como la Casa Blanca han rechazado realizar comentario alguno en relación a esta información.
Este tipo de documentos suelen autorizar medidas de amplio espectro y no específicas, según fuentes conocedoras de este tipo de procedimientos y que explican que si, por ejemplo, Washington quisiese entregar dinero o armas a las fuerzas contrarias a Gadafi, la Casa Blanca tendría que conceder un permiso adicional. Obama ya habría aprobado una autorización similar en 2009 para la expansión de las acciones antiterroristas de la CIA en Yemen, y en aquella ocasión la Casa Blanca tampoco confirmó dicha firma.
La decisión no está tomada
Estados Unidos, miembro de la coalición internacional que ha iniciado los bombardeos sobre Libia, no ha descartado ni confirmado que ayudará directamente al bando sublevado que se ha levantado contra Gadafi. El propio Obama declaró ayer, en una entrevista en televisión, que no descartaba ayudar a los rebeldes, algo con lo que también han especulado en los últimos días los gobiernos de Francia y Reino Unido.
La administración de Obama tampoco ha alcanzado un consenso a este respecto tras la reunión celebrada a puerta cerrada este martes por la cúpula de la seguridad nacional. A esta reunión asistieron, entre otros, el secretario de Defensa, Robert Gates, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el director de Inteligencia Nacional, James Clapper, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante Mike Mullen. Al término de este encuentro, el congresista republicano Dan Burton ha explicado que “no se ha tomado una decisión sobre dar armas” a los rebeldes.
CONTRAATAQUE DEL EJÉRCITO DE GADAFI

El frente libio retrocede hasta Briga tras la retirada de los rebeldes

Los rebeldes libios retrocedieron hoy para proteger la estratégica ciudad de Ajdabiya, a 160 kilómetros al suroeste de Bengasi, mientras que la línea del frente se ha trasladado al enclave petrolero de Briga, informó el portavoz militar de los insurgentes, el coronel Ahmad Omar Bany.
Los rebeldes huyen en desbandada acosados por los bombardeos de Gadafi
  • Los rebeldes huyen en desbandada acosados por los bombardeos de Gadafi – Foto: Ap
En una conferencia de prensa en Bengasi, Bany dijo que “el frente se sitúa ahora a ambos lados de Briga (a unos 200 kilómetros al oeste de Bengasi)”, donde continúan los combates. Esta mañana, los leales a Gadafi estaban al oeste de Ras Lanuf y los rebeldes se habían  situado en el este“, pero han tenido que retorceder ante el intenso bombardeo de las fuerzas de Gadafi sobre los milicianos revolucionarios.
Los rebeldes han restado importancia a esta retirada pues, han asegurado, “las tropas de Gadafi no están diseñadas para mantener ciudades (en su poder) y no las pueden sostener”, por lo que consideró que “todo es posible”.
“La situación fluye mucho, y estamos hablando de unas milicias especiales profesionales frente a milicias de voluntarios”, recordó Geriani.
Situación confusa
Sin embargo, la situación es confusa, pues dentro del propio bando rebeldel se dan informaciones contrarias. Así, dos combatientes rebeldes han informado de la retirada y un tercero ha asegurado que se sigue combatiendo en los alrededores de esta ciudad del este del país.
“Gadafi nos ha alcanzado con sus cohetes y ha entrado en Ras Lanuf”, declaró un miliciano rebelde, Faraj Muftah, a Reuters después de abandonar Ras Lanuf.  “Estamos en el acceso occidental de Ras Lanuf y nos han bombardeado”, declaró un segundo combatiente, Hisham. Reuters han visto numerosos vehículos 4×4 de los rebeldes saliendo de Ras Lanuf y dirigiéndose al este.
Un tercer combatiente aseguró, bajo anonimato, que “ésta es una guerra de ida y vuelta” y que sigue habiendo enfrentamientos en los alrededores de Ras Lanuf.
Los rebeldes, en su mayoría dotados únicamente de armamento ligero y de vehículos 4×4, han asegurado que se están viendo superados por la mayor potencia de fuego y la mayor capacidad armamentística de las tropas de Gadafi.

Acosados por la artillería

Tras el rápido avance del pasado 27 de marzo, cuando los rebeldes recuperaron cuatro ciudades -Ajdabiya, Ras Lanuf, El Aguila y Ben Yauad- en una sola jornada, los milicianos revolucionarios comenzaron a retroceder ayer por los bombardeos de la artillería de Gadafi, que disparaba desde el Valle Rojo, cerca de Sirte.

La aviación aliada acude en ayuda de las fuerzas rebeldes libias en retirada

Bin Jawad y Ras Lanuf son los lugares en los que se están produciendo los combates más duros | ”Necesitamos los aviones de Sarkozy”, reclaman los rebeldes libios

Internacional | 30/03/2011 – 15:02h
XAVIER MAS DE XAXÀS. ENVIADO ESPECIAL
Bengasi / Enviado especial
  • La mañana ha sido muy dura para las fuerzas rebeldes, incapaces de sostener sus posiciones a lo largo de la carretera que lleva a SirteTrípoli. Los combates son muy duros entre Bin JawadRas Lanuf.
Los milicianos se han retirado primero a Brega, otra ciudad petrolera, y después, a primera hora de la tarde, muchos de ellos han buscado refugio incluso más al este, en Ajdabiya, la última ciudad antes de Bengasi, plaza fuerte de la resistencia.
“Necesitamos los aviones de Sarkozy”, decían los guerrilleros revolucionarios que llegaban hasta esta ciudad. “La situación es muy mala –confesaba Mustafá al Aiwa-, que el martes estuvo en Ras Lanuf y esta mañana ha dejado Brega. “No tenemos las armas adecudas.Gadafi tiene cohetes Grad que alcanzan 40 kilómetros. Nosotros, sólo ametralladores, lanzagranadas y viejos Kalashnikov”.
La opción, barajada en Washington, de armar a esta fuerza de voluntarios sin experiencia militar es difícil de imaginar cómo podría llevarse a cabo. Antes que armas esta gente necesita adiestramiento –especialmente si ha de recibir armamento nuevo- y no hay tiempo ni modo de proporcionárselo.
La aviación aliada –atribuida toda ella a Francia por ser este el país que primero atacó a Gadafi- bombardeó las posiciones gadafistas en la inmediaciones de Ras Lanuf durante la mañana. Si estos ataques tienen éxito, lo más probable es que este enclave petrolero, que ha cambiado de manos varias veces en el último mes, vuelva a caer del lado rebelde.
Los próximos días van a ser cruciales para determnar a suerte de esta guerra. La OTAN, que no quiere un conflicto largo, deberá hacer lo que le piden los guerrilleros. En caso de que la aviación aliada no logre romper la resistencia de las unidades gadafistas, el choque armado se enquistará en un frente oscilante a lo largo de la costa que imposibilitará la salida de Gadafi del poder y la fundación de una nueva Libia.
Los guerrilleros con los que hemos podido hablar esta mañana estaban cansados y desconcertados por el escaso apoyo aéreo recibido el lunes y martes, pero deseosos de volver al frente para atrapar a Gadafi tan pronto la aviación aliada les abra el camino.

El ministro libio de Exteriores abandona a Gadafi

Musa Kusa renuncia en el Reino Unido a seguir formando parte del Gobierno del coronel

Internacional | 30/03/2011 – 23:54h
  • Londres. (EFE).- El ministro libio de Asuntos Exteriores, Musa Kusa, ha renunciado en el Reino Unido a seguir formando parte del Gobierno del coronel Muamar el Gadafi. Así lo informó el Foreign Office, que aseguró que Kusa llegó en un avión procedente de Túnez a territorio británico, donde manifestó que ya no quiere representar al régimen libio.
“Podemos confirmar que Musa Kusa llegó al aeropuerto de Farnborough (al suroeste de Londres) el 30 de marzo procedente de Túnez”, dijo un portavoz del ministerio británico de Exteriores. “Ha viajado hasta aquí por voluntad propia.
Nos ha dicho que renuncia a su cargo. Estamos hablando con él y ofreceremos detalles más adelante”, indicó el portavoz, que recordó que “Kusa es una de las principales figuras del Gobierno de Gadafi”.
“Su papel era representar al régimen internacionalmente, algo que no quiere seguir haciendo”, recordó el portavoz.
“Animamos a las personas del entorno de Gadafi a que le abandonen y a que se sumen a un mejor futuro para Libia que permita una transición política y una verdadera reforma que represente las aspiraciones del pueblo de Libia”, agregó.
La confirmación oficial de la renuncia de Kusa se produjo después de intensos rumores acerca de sus intenciones de desertar. La agencia tunecina TAP informó el martes de que había llegado a Túnez, donde no había explicado las razones de su viaje.
Cuando en las últimas horas se difundió que estaba camino del Reino Unido, el régimen libio informó de que viajaba para llevar a cabo una misión diplomática por encargo del coronel Gadafi.
Pero una vez que tuvo constancia de sus intenciones el Foreign Office se apresuró a informar de que su intención era renunciar a su cartera como jefe de la diplomacia del régimen libio. Kusa, que como diplomático trabajó varios años en Londres, es considerado una de las personas más cercanas a Gadafi en los últimos años y una figura decisiva para convencer al coronel de que renunciara al terrorismo y a desarrollar armas de destrucción masiva para tener una buena relación con Occidente.

La ONU ha perdido toda credibilidad y por eso es fácil despreciar este organismo, ignorarlo o manipularlo .

Escrito por: loisdmuras el 30 Mar 2011 – URL Permanente
La cruzada neoliberal.
El sistema de la ONU ha perdido toda credibilidad y por eso es fácil despreciar este organismo, ignorarlo o manipularlo .
Extracto…..
…………..No podemos dejar de pensar que lo que está en juego, concretamente, en esta región del mundo es el lugar del Estado de Israel en un espacio del Oriente Próximo que podría sufrir modificaciones.
El mundo árabe está reflexionando sobre sí mismo no a partir de sistemas dictatoriales sino de reivindicaciones basadas en la necesidad de democracia, pensada teniendo en cuenta los fundamentos específicos de cada país.
En efecto, ¿quién puede creer que haya un único modelo democrático?
Quien así piense está ya tratando de imponer una visión hegemónica del mundo.
Sin embargo, las revueltas árabes implican, además del derecho a vivir con dignidad y libertad, una distribución efectiva de la riqueza, el deseo de tener otras relaciones internacionales y, entre otras, una posición diferente sobre Palestina.
Los dictadores nunca han querido escuchar a sus pueblos, que piden que el derecho internacional sea respetado y efectivo para el pueblo palestino, y que los funcionarios estatales que permiten los crímenes de guerra cometidos por Israel sean juzgados ante la Corte Penal Internacional.
Por lo tanto, en un segundo plano, en la votación de la resolución 1973 está el temor al cambio en la naturaleza de las relaciones de poder en la región.
Por esta razón no es coincidencia que Arabia Saudita haya proporcionado fuerzas de policía para quebrar la revuelta del pueblo de Bahrein sin que esta misma “comunidad internacional” haya adoptado una sola resolución contra este Estado que mata en directo a sus ciudadanos, ni tampoco contra Yemen, aunque la situación sea diferente.
¿De qué modo “los pueblos de las Naciones Unidas” que han declarado su intención de “practicar la tolerancia y a convivir en paz como buenos vecinos” y “unir sus fuerzas para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales” (1) se pueden ahora reconocer en lo que la comunidad internacional muestra de sí misma?
Ya no se trata de vivir en paz en un espíritu de buena vecindad, sino de garantizar la supremacía y el dominio sobre todos los demás pueblos, con fines de dominación imperialista.
Por lo tanto, cualquier cosa es posible.
Así pues, con la resolución 1973, los miembros del Consejo de Seguridad afirman sin pestañear “su resuelto compromiso con la soberanía, la independencia, la integridad territorial y la unidad nacional de la Jamahiriya Árabe Libia” y su intención de adoptar “todas las medidas necesarias, pese a lo dispuesto en el párrafo 9 de la resolución 1970 (2011), para proteger a los civiles y las zonas pobladas por civiles que estén bajo amenaza de ataque en la Jamahiriya Árabe Libia, incluida Benghazi, aunque excluyendo el uso de una fuerza de ocupación extranjera de cualquier clase en cualquier parte del territorio libio” (2).
¿Cómo es posible esta paradoja, en una resolución que es ilegítima?
¿Cómo fue posible no llegar a una resolución de este tipo con ocasión de la agresión israelí contra el Líbano, en 2006, en la que 1.500 civiles murieron asesinados bajo las bombas israelíes?
¿Cómo es posible que no se haya aprobado ninguna resolución contra el Estado israelí, que en el invierno de 2008-2009 causó la muerte de 1.490 personas, bajo las mismas bombas, y que no se haya formulado ningúna demanda ante la Corte Penal Internacional, bajo la responsabilidad del Consejo de Seguridad, contra los responsables de los numerosos crímenes de guerra y, posiblemente, crímenes de lesa humanidad cometidos contra el pueblo palestino desde que se llevó a cabo la ilegal ocupación, mientras que el Consejo de Seguridad, sin ningún tipo de reparos por el desigual trato, ha presentado ahora ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional un recurso por la situación en la Jamahiriya Árabe Libia contra los autores, o sus cómplices corresponsables, de los ataques, incluídos los ataques aéreos y marítimos, en contra de la población civil?
Es útil recordar que, con el fin de garantizar la ley del más fuerte, el Consejo de Seguridad ha pedido a la Corte Penal Internacional que no inicie procedimientos o procesos en contra de los funcionarios, el personal en activo o los ex responsables de un Estado contribuyente que no sea parte en el Estatuto de Roma por actos u omisiones relacionados con operaciones establecidas o autorizadas por la Organización de las Naciones Unidas.
La respuesta básica a todas estas disfunciones ha de buscarse en la importancia del lugar que ocupa el Estado de Israel en el corazón de todos los occidentales. Este Estado sería uno de los mayores baluartes contra la invasión árabe que temen todos los países occidentales –al ser, supuestamente, el único Estado democrático en esta región del mundo–, lo que equivale a ignorar a Palestina y el resultado de las elecciones 2006.
Cualquier cosa es posible cuando se trata de contener esta “invasión”, y cualquier pretexto es bueno para utilizar los organismos de las Naciones Unidas con otros objetivos distintos a los que les asigna la Carta de las Naciones Unidas.
En este ejercicio de transfiguración de las normas del derecho internacional, Francia ha demostrado ser el mejor peón para promover la desintegración y la deslegitimación del derecho internacional.
Deseosa de hacer olvidar de su no compromiso contra Irak, Francia ha luchado para que los ataques dirigidos tuvieran lugar, aún cuando fuera al margen del marco de las Naciones Unidas, en nombre del “derecho de intervención” y la “responsabilidad de proteger” a la población civil.
Sin embargo, el gobierno sabe muy bien que el uso de la fuerza o incluso la amenaza del uso de la fuerza está prohibido en el punto 4 del artículo 2 de la Carta de las Naciones Unidas.
En el estado actual del dispositivo imperialista, es natural que Francia, miembro del Consejo de Seguridad, no se haya erigido en garante de esta norma imperativa del derecho internacional y haya preferido navegar en conceptos como el derecho de ingerencia, que no se figura en ningún convenio internacional y que abre la puerta peligrosamente a la ley del más fuerte y la desintegración de todas las normas imperativas del derecho internacional.
Preferir la violencia y la guerra a la búsqueda de medios para mantener la paz y la seguridad internacional para todos los pueblos es permitir el cuestionamiento de todo el sistema multilateral de las Naciones Unidas, cuando existen otros medios para frenar el dictador de Libia.
Así, habría sido preferible mantener con más convicción el embargo de armas, tecnología militar y cooperación científica; prohibir las relaciones comerciales y las inversiones; congelar los activos o de suspender todos los acuerdos relacionados con el transporte aéreo, entre otros.
Pero, por si fuera necesario, lo que sucede con Libia no hace sino confirmar que el sistema de la ONU ha perdido toda credibilidad y por lo tanto es fácil despreciar este organismo, ignorarlo, manipularlo o incluso pretender que no existe.
Una vez elegido el camino de la violencia, de una posible balcanización de Libia, de un atolladero en Iraq con el pretexto de ayudar a instalar una democracia –siempre según principios occidentales– es todo ello prueba de cinismo, de un cálculo eminentemente “racional”, del que sólo son capaces las grandes potencias que tratan de recuperar el control de la región, rica en petróleo, e imponer su modelo de democracia, sin tener en cuenta las aspiraciones de los pueblos, pero sobre todo no ver cuestionado el equilibrio estratégico establecido a base de ayuda financiera, económica y militar para los países que demostraron ser buenos amigos de los países que simbolizan el eje del bien.
Algunos países miembros del Consejo de Seguridad –especialmente los llamados BRICS (3)– sin duda han comprendido uno u otro aspecto de la cuestión planteada por Libia, lo que explica su abstención, pero hubieran podido expresar su veto si el equilibrio de fuerzas, en este caso concreto, hubiera estado a su favor. Pero no es así.
Estos países y los que votaron a favor de esta resolución juegan peligrosamente con fuego y dan un nuevo impulso a la carrera hacia la mutación del derecho internacional, ya muy avanzada.
Sólo consiguen acentúan la política de doble rasero que sufren muchos países que debe pasar por las horcas caudinas de los acuerdos que se les imponen o que son víctimas de la omisión de las obligaciones, en materia de responsabilidad internacional, que tiene la comunidad internacional.
No obstante, algunos organismos de la ONU han insistido en diversas ocasiones en la obligación que tienen todos los miembros de abstenerse, en sus relaciones internacionales, del uso de la fuerza, así como del principio de libre determinación de los pueblos, en particular la disposición del artículo primero común a los pactos internacionales de derechos económicos, sociales y culturales y de derechos civiles y políticos.
La Asamblea General de la ONU, por su parte, sigue proclamando la necesidad de respetar los principios y normas de la Carta, en particular la obligación de respetar la igualdad soberana de todos los Estados, y la de abstenerse de recurrir a amenazas o uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, o actuar de manera incompatible con los objetivos de las Naciones Unidas.
También ha insistido en que todas las personas aspiren a un orden internacional fundado en los principios consagrados en la Carta, incluida la necesidad de promover los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos y fomentar el cumplimiento, así como los principios relativos a la igualdad de derechos y libre determinación de los pueblos, sino también promover la paz, la democracia, la justicia, la igualdad, Estado de Derecho, el pluralismo, el desarrollo, la elevar el nivel de vida y la solidaridad.
Pero los poderosos no se preocupan por estas reivindicaciones, que ponen impedimentos a sus propios intereses, ni por la representación que se han construido del mundo al que aspiran, y prefieren suavizar el alcance de dichas obligaciones, especialmente a través de la llamada “intervención humanitaria”.
Por lo tanto, estamos viendo desde hace algún tiempo la desintegración del derecho internacional clásico basado en la Carta, que está siendo neutralizado por los Estados Unidos y sus aliados (Japón, los Estados europeos), especialmente en materia de cooperación internacional, arreglo pacífico de disputas, paz y seguridad o, incluso, derecho a la paz.
Al desestructurar este derecho político, se legitima el desencadenamiento de la violencia de los más poderosos: parten en misión de conquista, en nombre de una nueva civilización como en su día fue la invasión europea de tierras americanas o de tierras del Imperio Otomano, en una cruzada que apenas logra camuflar las políticas y los objetivos de sometimiento de los pueblos y la apropiación de sus recursos comunes.
A la vez que, paradójicamente, la ONU, que debería ser el elemento de contención y regulación legal de la violencia, es instrumentalizada y participa en la conquista del mundo.
Desorden mundial, anarquía, violencia desatada de los poderosos, crisis de legitimidad, crisis de legalidad, crisis de gobernabilidad, crisis institucional, crisis de la democracia: he aquí las principales características de la sociedad internacional.
El Consejo de Seguridad ya no tiene el objetivo de mantener la paz y la seguridad, sino que prefiere castigar a los Estados que se desvían del orden liberal mundial. Por lo tanto, se convierte en un organismo de interpretación arbitraria al servicio de las grandes potencias.
La facultad discrecional que le confiere la Carta de las Naciones Unidas se ha convertido en un poder al servicio sólo de los intereses de los más fuertes, lo que justifica sus estrategias de dominación y encubre graves violaciónes de las normas internacionales.
Contra las aspiraciones de los pueblos, al fin está abierta de par en par la puerta de unas nuevas relaciones internacionales basadas en la ley del más fuerte.
El mundo está entrando en el ojo de un huracán que podría convertirse en guerra.
—————————————————–
La cruzada manipulativa.
….
(1) Del preámbulo de la Carta de las Naciones Unidas (1945) http://www.un.org/es/documents/charter/preamble.shtml (N. del t.)
(2) Cf. búsqueda: “resolución 1973 naciones unidas site:www.un.org” (N. del t.)
(3) Brasil, Rusia, India, China, África del Sur (N. del t.)
Mireille Fanon Mendes-France
Fundación Frantz Fanon

Los rebeldes libios se retiran a la estratégica ciudad de Ajdabiya tras perder Brega y Ras Lanuf

Rebeldes en Ras Lanuf

 

Rebeldes en Ras Lanuf

 

  • Se han replegado hacia el este para proteger la estratégica ciudad de Ajdabiya.
  • Los rebeldes no cuentan con el armamento ni la preparación de las tropas de Gadafi.
  • AGENCIAS. 30.03.2011 – 19.19h
La ofensiva de las fuerzas leales al coronel Muamar el Gadafi han logrado frenar el, hasta el martes imparable avance de los rebeldes libios, que ya han perdido los enclaves petroleros de Brega y Ras Lanuf.
Ante la pérdida de posiciones, los rebeldes se han replegado hacia el este para proteger la estratégica ciudad de Ajdabiya, a 160 kilómetros al suroeste de Bengasi, sede del Consejo Nacional Libio, el órgano de gobierno interino formado por los rebeldes, según informó el portavoz militar de los insurgentes, el coronel Ahmad Omar Bany.
El portavoz militar de los insurgentes asegura que “Ajdabiya no caerá”
Pese a la progresión de los gadafistas hacia el este, el coronel aseguró que “Ajdabiya no caerá” y recordó que es una de sus líneas de defensa pero no la única.
Según el coronel, las tropas del líder libio, Muamar el Gadafi, están apoyadas por una fuerza de entre 3.200 y 3.600 soldados de la Guardia Republicana chadiana, bajo el mando del vicedirector de la Seguridad Nacional de Chad, Isa Bahar, primo del presidente Idris Deby.
“Es una fuerza muy preparada con armamento pesado y altamente mecanizada”, dijo Bany, quien explicó que los milicianos rebeldes sólo disponen de armas ligeras, por lo que se ha optado por una retirada “táctica” hasta trazar una mejor estrategia para hacerles frente.
Para hacer frente a las tropas gadafistas necesitan entrenamiento y armamento pesado
Bany destacó que ha sabido de la existencia de este contingente chadiano a través de tres fuentes, una de ellas procedente de Chad.
“Para hacer frente a esta fuerza, necesitamos de armas con las que se puedan destruir tanques y artillería de 155 mm”, que es lo que están empleando los gadafistas, precisó Bany, quien subrayó que otra de las necesidades de los milicianos rebeldes es el entrenamiento en el uso de armas pesadas.
Pese a la cercanía de las tropas progubernamentales, Bany expresó su confianza en que la OTAN cumplirá con la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU  del pasado 17 de marzo que autoriza “todas las medidas necesarias” para proteger a la población civil libia de los ataques del régimen de Gadafi.

Las tropas de Gadafi recuperan Ras Lanuf y Brega

Los sublevados han afirmado que las fuerzas gubernamentales, que han tomado las ciudades de Es Sider y Ras Lanuf, se dirigieron a Brega, otra ciudad petrolera. Un corresponsal de la agencia Reuters vio a muchos rebeldes saliendo de Brega en camionetas y otros vehículos ydirigiéndose a la ciudad de Ajdabiya, retrocediendo tan rápidamente como habían ido tomando territorio.
Nos concentraremos allí y, si Dios quiere, volveremos a Brega”Estamos yendo a Ajdabiya”, ha indicado el combatiente rebelde Mohamed al Abreigi. “Nos concentraremos allí y, si Dios quiere, este miércoles volveremos a Brega”, ha añadido. Previamente, el corresponsal de la BBC en Ajdabiya había dicho que los rebeldes se estaban retirando de esta ciudad ante el empuje de las fuerzas de Gadafi, pero lo que han dicho ahora los insurrectos contradice esa información.
El corresponsal de Reuters Alexander Dziadosz ha afirmado que muchas familias están abandonando Ajdabiya y se están trasladando a Bengasi, sede del Consejo Nacional Libio, el órgano de gobierno interino formado por los rebeldes. Según este periodista, la carretera por la que se sale de la ciudad está llena de coches en los que viajan familias con sus pertenencias.
Ras Lanuf se trata de un enclave estratégico en la zona petrolera de Libia que había sido reconquistado hace unos días por los rebeldes, impulsados por el apoyo de la coalición de voluntarios que se encargaba de vigilar la zona de exclusión aérea. Sin embargo, los rebeldes se han tenido que replegar ante los contraataques de Gadafi.

Obama fija una doctrina de seguridad en las antípodas de los ‘neocon’

El presidente de EE UU aboga por el multilateralismo y el uso limitado de la fuerza

ANTONIO CAÑO – Washington – 30/03/2011
El liderazgo norteamericano, de acuerdo a la doctrina que Barack Obama trata de poner en práctica en Libia, está basado en la protección universal de los valores que rigen en EE UU -aun cuando no haya intereses nacionales vitales amenazados-, en el uso prudente y limitado de la fuerza militar y en la búsqueda del mayor respaldo y legitimidad internacional posibles.
Es exactamente, según palabras del presidente, la teoría contraria a la que el movimiento neocon aplicó en Irak.
  • Después de varios días de silencio y una sucesión de quejas del Congreso por haber sido prácticamente ignorado, Obama se dirigió el lunes por la noche a la nación para defender su decisión de intervenir en Libia en la forma exacta en que lo ha hecho, sin suficiente motivo, según algunos, o sin la debida energía, según otros.
Con ese fin, Obama definió lo que él llamó “el uso del poder militar de Estados Unidos y su liderazgo global en el mundo bajo mi presidencia”, basado en tres pilares fundamentales:
– Un nuevo concepto de los intereses nacionales. “Habrá ocasiones”, dijo, “en las que nuestra seguridad no se vea directamente amenazada, pero nuestros intereses y nuestros valores sí”. Libia es un ejemplo.
Muamar el Gadafi estaba a punto de cometer una matanza en Bengasi. El mismo dictador había anunciado que no habría compasión con los rebeldes. “No se corresponde con nuestros intereses nacionales permitir que eso pase.
Me niego a que eso pase”, manifestó Obama, corrigiendo ligeramente a uno de los principales miembros de su Administración, el secretario de Defensa, Robert Gates, que el fin de semana anterior había declarado que Libia “no es de interés vital para Estados Unidos”.
“El liderazgo norteamericano se medirá en última instancia por sus ideales”, aseguró el presidente.
– Uso limitado de la fuerza. “Ampliar nuestra misión militar (en Libia) para incluir el cambio de régimen hubiera sido un error”, afirmó Obama. “La coalición se habría dividido, hubiéramos tenido que poner tropas sobre el terreno, los peligros a los que hubieran tenido que hacer frente nuestros soldados hubieran aumentado, así como nuestra responsabilidad en los acontecimientos sucesivos… Estados Unidos no puede hacer uso de la fuerza militar en cualquier lugar en el que hay represión.
Dados los costes y los riesgos de una intervención tenemos que buscar siempre un equilibrio entre nuestros intereses y la necesidad de actuar”. Esta teoría ha provocado críticas de inmediato. El senador republicano John McCain declaró ayer que Gadafi “se debía de sentir muy aliviado” al saber que Obama no pretendía forzar un cambio de régimen en Libia.
– Responsabilidades compartidas con el mayor número de países. “El liderazgo norteamericano”, explicó el presidente, “no consiste en ir solos y cargar con todo el peso.
El verdadero liderazgo es crear las condiciones y las coaliciones para que otros se sumen también; trabajar con aliados y socios para que asuman su parte de carga y su parte del coste, para que los principios de justicia y dignidad humana sean defendidos por todos”.
Obama no mencionó la autorización de Naciones Unidas como uno de los ingredientes necesarios para la actuación militar de su país. Citó la resolución de la ONU sobre Libia como ejemplo de la conveniencia de actuar con el mayor respaldo internacional posible, pero no como una condición imprescindible.
La doctrina Obama nace de la necesidad y de la experiencia. Obama ha enviado al Congreso un presupuesto que incluye una reducción de 53.000 millones de euros del gasto del Pentágono y es consciente de la prioridad política que representa la reducción del déficit y de la deuda nacional.
Las aventuras militares son caras -un billón de dólares en Irak, más aún en Afganistán cuando esa guerra acabe- y EE UU no se las puede permitir hoy con la misma alegría que en el pasado.
Esos dos últimos conflictos han marcado los límites de la actuación militar de EE UU no solo en términos económicos. También en términos políticos y estratégicos.
De acuerdo con lo expuesto por Obama, el objetivo de su Administración será, como está haciendo en Libia, contribuir a paliar una tragedia humanitaria pero no puede embarcarse en derrocar un Gobierno que le disgusta -Irak- o en construir un sistema político desde las cenizas de una guerra -Afganistán-.

Obama subraya que esto no tiene nada que ver con Irak

“Los costes de la guerra» contra Sadam en vidas, dinero y años «no los podemos repetir en Libia”. Asegura que no pretende la caída de Gadafi

ISABEL PIQUER CORRESPONSAL 30/03/2011 06:00

Barack Obama, durante su discurso en la National Defense University. - CHARLES DHARAPAK

Barack Obama, durante su discurso en la National Defense University. – CHARLES DHARAPAK

Libia no es Irak. Obama no es Bush.
El presidente de EEUU quiso dejar claro en su primer discurso oficial sobre la intervención militar contra Gadafi que su decisión se debió y se limitará a razones humanitarias.
Nada de cambio de régimen, ni más operación que la de proteger a la población civil.
Pero el mandatario dejó muchas preguntas sin respuesta y su explicación no sirvió para disipar las profundas dudas e inquietudes sobre la estrategia de salida si el conflicto se prolonga.
Obama hizo lo posible por describir una operación limitada, sensata, moral e internacional; en suma, todo lo que no fue la guerra de Irak.
Pero la descripción que ofreció en la madrugada de ayer (hora de España) en la Universidad Nacional de Defensa, junto a Washington, no se corresponde con el ultimátum que lanzó a Gadafi hace unas semanas, instándole a irse por carecer de la legitimidad popular.
El presidente trata de disipar las serias inquietudes de los norteamericanos
Aunque Obama habló de los riesgos de un conflicto más largo de lo previsto, no dijo cuándo ni en qué términos EEUU se retiraría de la ofensiva. Tampoco se refirió directamente a los rebeldes que han conseguido arrinconar a las fuerzas de Gadafi gracias al respaldo aéreo de los aliados.
“Teníamos que intervenir para impedir una matanza”, dijo Obama, quien insistió en el carácter multilateral de la operación y subrayó que la coalición, contrariamente a la de Bosnia, que tardó un año en fraguarse, se consolidó en tan sólo un mes. “No hemos actuado solos, nos acompañan nuestros aliados más próximos” entre los que incluyó a España, “que han luchado con nosotros desde hace décadas”.
E incluyó a los dos únicos países árabes que de momento se han unido a la operación: Emiratos Árabes Unidos y Qatar.
El presidente reconoció que el mandato de la ONU no incluye derrocar al Gobierno libio, “aunque el mundo estaría mejor sin Gadafi”.
Ampliar la misión militar “a un cambio de régimen sería un error”, declaró el mandatario, porque dividiría a los aliados, supondría mandar tropas a Libia (cosa que Washington no piensa hacer), abrir un tercer frente en un país árabe y multiplicaría exponencialmente la factura bélica.
“Teníamos que intervenir para impedir una matanza”, proclama

Calibrar costes y riesgos

“Siendo brutalmente sincero, ya fuimos por ese camino en Irak”, señaló Obama. “Gracias al sacrificio de nuestras tropas y la voluntad de nuestros diplomáticos, tenemos esperanza en el futuro de Irak. Pero el cambio de régimen costó ocho años, miles de vidas estadounidenses e iraquíes y billones de dólares.
Es algo que no podemos repetir en Libia”. El presidente confirmó que EEUU traspasará hoy a la OTAN el liderazgo en la tarea de proteger a los civiles libios, tras lo cual sólo tendrá un papel de “apoyo”.
Obama, contestando a los que acusan a EEUU de tener un doble rasero ante lo que pasa en Bahrein y Yemen, alegó que Washington no puede usar su Ejército “cada vez que hay una represión” y debe “calibrar los costes y los riesgos de una intervención”; lo que tampoco puede ser un argumento, dijo el presidente, “para no actuar en defensa de lo que es justo”.
Los republicanos, que criticaron a Obama por no haber consultado al Congreso (entonces de vacaciones de primavera) antes de iniciar el ataque, juzgaron la intervención presidencial de insuficiente. “El discurso no respondió a las inquietudes sobre la intervención libia”, dijo el representante por Georgia, Tom Price, “ni dio una idea de un plan de futuro”.
Los congresistas intentarán resolver sus dudas con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y su colega de Defensa, Robert Gates, cuando hoy comparezcan ante el comité de asuntos militares de la Cámara de Representantes.
30 mars 2011
Article en PDF : Enregistrer au format PDF

Kosovo, Irak, Afganistán :

los partidarios de una intervención en Libia ¿no han aprendido la lección ?

Jean Bricmont, autor de una obra sobre el imperialismo humanitario,

nos explica porqué el derecho de injerencia

es incompatible con la paz en el mundo y perjudica a las causas humanitarias.

A menos, evidentemente, que dichas causa no sean más que pretextos…

Entrevista : Grégoire Lalieu
¿Puede recordarnos en qué consiste el imperialismo humanitario ?
Es una ideología que pretende legitimar la injerencia militar contra países soberanos en nombre de la democracia y de los derechos del Hombre.
La motivación siempre es la misma : una población es víctima de un dictador y por lo tanto hay que actuar.
Entonces nos sacan las referencias a la Segunda Guerra mundial, a la guerra de España y otras.
Se trata de hacer aceptable la intervención. Es lo que pasó en Kosovo, Irak o Afganistán.
Y ahora ¿es el turno de Libia ?
Hay una diferencia, porque en este caso está autorizada por una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
Pero esa resolución ha sido votada en contra de los principios mismos de la Carta de las Naciones Unidas. Efectivamente, no veo ninguna amenaza exterior en el conflicto libio. Se ha recurrido a la noción de la “responsabilidad de proteger” a la población, pero quemando un poco las etapas.
Además, no hay pruebas de que Gadafi masacre a la población simplemente con el objetivo de masacrarla. Es algo más complicado : se trata más bien de una insurrección armada y no sé de ningún gobierno que no reprima este tipo de insurrección.
Evidentemente, hay daños colaterales y muertos entre los civiles. Pero si los Estados Unidos saben cómo evitar tales daños, que vayan a explicarlo a los israelíes y que se lo apliquen a sí mismos en Irak y en Afganistán. Tampoco hay ninguna duda de que los bombardeos de la coalición también van a provocar pérdidas civiles.
Por lo tanto, pienso que desde un punto de vista estrictamente legal, la resolución del Consejo de Seguridad es discutible. En realidad, es el resultado de años de presión para el reconocimiento del derecho de injerencia que en este caso se legitima.
Sin embargo, incluso entre las izquierdas mucha gente piensa que había que intervenir en Libia para detener la masacre. ¿Cree que es un error de juicio ?
Sí, y por varias razones.
En primer lugar, esta campaña establece el reino de la arbitrariedad. En efecto, el conflicto libio no tiene nada de excepcional. Hay muchos otros en el mundo, ya sea en Gaza, Bahrein o, hace algunos años, en el Congo. En este último caso estábamos ante el cuadro de una agresión exterior por parte de Rwanda y de Burundi.
La aplicación del derecho internacional habría permitido salvar millones de vidas pero no se hizo. ¿Por qué ?
Además, si se aplican los principios de injerencia que subyacen en el ataque contra Libia, esto significa que todo e mundo puede intervenir en todas partes.
Imaginemos que los rusos intervinieran en Bahrein o los chinos en Yemen : sería la guerra generalizada y permanente. Una gran característica del derecho de ingerencia es, en consecuencia, el no respetar el derecho internacional clásico.
Y si hubiera que modificar el derecho internacional con nuevas reglas que legitimaran el derecho de ingerencia, ello desembocaría en la guerra de todos contra todos. Es un argumento al que los partidarios del derecho de ingerencia nunca responden.
Finalmente, estas ingerencias refuerzan lo que yo llamo el “efecto barricada” : todos los países que están en el punto de mira de los Estados Unidos van a sentirse amenazados y van a intentar reforzar su armamento.
Hemos visto lo que pasó con Saddam. Por cierto, Gadafi declaró a la liga árabe : “Acaban de ahorcar a un miembro de esta liga y no habéis dicho nada. Pero lo mismo puede ocurriros a vosotros, ya que, aunque todos vosotros seáis aliados de los Estados Unidos, Saddam también lo fue anteriormente”.
Actualmente se reproduce lo mismo con Gadafi y la amenaza que pende sobre muchos Estados puede relanzar la carrera armamentística. Rusia, que no es precisamente un país desarmado, ya ha anunciado que iba a reforzar sus tropas. Pero esto puede ir incluso más lejos : si Libia tuviera armamento nuclear jamás habría sido atacada.
Desde luego, esta es la razón por la que no se ataca a Corea del Norte. La izquierda que apoya la intervención en Libia debería pues darse cuenta de que la consecuencia de la ingerencia humanitaria es el relanzamiento de la carrera armamentística y a largo plazo, la creación de lógicas de guerra.
Sin embargo, esta intervención militar contra Gadafi ¿no podría considerarse un mal menor ?
Hay que pensar en las consecuencias.
Ahora que las fuerzas occidentales están comprometidas es evidente que tendrán que llegar hasta el fin, derrocar a Gadafi e instalar a los rebeldes en el poder. ¿Qué va a pasar entonces ?
Libia parece dividida. Si hay resistencia en Trípoli
¿Occidente va a ocupar el país y embarcarse en una guerra sin fin como en Irak o Afganistán ?
Pero, imaginemos que todo va bien : la coalición se deshace de Gadafi en unos cuantos días, los rebeldes toman el poder y el pueblo libio está unido. Todo l mundo está contento ¿y después ?
No creo que Occidente vaya a decir :
“Ya está, hemos hecho esto porque somos buenos y respetamos los derechos del Hombre.
Ahora podéis hacer lo que queráis”.
¿Qué pasará si el nuevo gobierno libio parece demasiado musulmán o no limita correctamente los flujos migratorios ? ¿Creéis que se les va a dejar actuar ? Es evidente que después de esta intervención el nuevo gobierno libio será prisionero de los intereses occidentales.
Si la intervención militar no es la solución, entonces ¿qué hacer ?
En primer lugar habrían debido ensayarse honestamente todas las soluciones pacíficas. Quizás no habría funcionado, pero respecto ha habido una voluntad manifiesta de rechazar estas soluciones.
Es desde luego una constante en las guerras humanitarias. Por lo que respecta a Kosovo habían propuestas serbias muy detalladas para llegar a una solución pacífica pero fueron rechazadas.
Occidente incluso impuso condiciones que hacían imposible cualquier negociación, como la ocupación de Serbia por tropas de la OTAN. En Afganistán, los talibanes propusieron hacer juzgar a Ben Laden por un tribunal internacional si se les aportaban pruebas de su implicación en el atentado del World Trade Center.
Estados Unidos lo rechazaron y bombardearon. En Irak, Saddam había aceptado el retorno de los inspectores de la ONU así como numerosas condiciones enormemente apremiantes.
Pero nunca era suficiente. En Libia, Gadafi había aceptado un cese el fuego y había propuesto el envío de observadores internacionales. Los observadores no fueron enviados y se ha dicho que Gadafi no había aceptado el cese el fuego.
Occidente también rechazó la propuesta de mediación de Chávez, que sin embargo fue aprobada por numerosos países latinos así como por la Organización para la Unidad Africana. Respecto a esto me enfurezco cuando oigo a gente de izquierda, en Europa, denunciar la horrible Alianza Bolivariana que sostiene al dictador Gadafi.
¡Esta gente no ha comprendido nada ! Los dirigentes latinos son personas en el poder con importantes responsabilidades. No son izquierdistas insignificantes que parlotean en su rincón.
Y el gran problema de estos dirigentes es la ingerencia de los Estados Unidos ; cuanto menos puedan los Estados Unidos hacer lo que quieran en cualquier parte del mundo, mejor será para todos los países que intentan emanciparse de su tutela y para todo el mundo.
El hecho de rechazar sistemáticamente las soluciones pacíficas ¿significa que la ingerencia humanitaria es un pretexto ?
Sí, pero funciona con respecto a los intelectuales, tengo más dudas con respecto a la reacción de los pueblos europeos. ¿Van a apoyar a sus dirigentes en el ataque contra Gadafi ?
A nivel de los pueblos son las guerras por la seguridad las que gozan de una mayor legitimidad ; cuando hay, por ejemplo, una amenaza contra nuestras poblaciones, neutras formas de vida, etc.
Pero aquí y en Francia, con todo este clima islamofóbico que hay (que no apruebo, pero que existe) ve a explicarles que vamos a luchar en Cirenaica por unos insurgentes a los que vemos gritando “« Allah U Akbar »… ¡es contradictorio ! A nivel político la mayoría de partidos apoyan la intervención.
Incluso en la izquierda, trotskistas como Mélenchon. Todos andan con la flor en el fusil. Los más moderados apoyaban únicamente una zona de exclusión aérea, pero si Gadafi envía sus tanques hacia Benghazi ¿qué hacemos ?
Durante la Segunda Guerra mundial los alemanes perdieron muy rápidamente l control aéreo, pero resistieron todavía varios años.
Sin lugar a dudas los moderados debían pensar que, en la medida en que el objetivo es el derrocamiento de Gadafi, se iría más allá del establecimiento de una zona de exclusión aérea. La izquierda, incapaz de apoyar verdaderas soluciones alternativas, está atrapada por la lógica de la ingerencia humanitaria y se ve obligada a apoyar a Sarkozy.
Si la guerra se termina rápido y bien, el presidente francés se encontrará en buena posición para 2012 y la izquierda le habrá allanado el camino. Puesto que esta izquierda no asume un discurso coherente opuesto a las guerras, se ve obligada a ir a remolque de la política de ingerencia.
¿Y si la guerra va mal ?
Es penoso, pero el único partido francés que se ha opuesto a la intervención en Libia es el Frente Nacional. Ha invocado especialmente la amenaza de los flujos migratorios y lo ha aprovechado para desmarcarse de la UMP y del PS diciendo que el nunca había colaborado con Gadafi.
Si la guerra en Libia no funciona como está previsto ello podría beneficiar al Frente Nacional en 2012.
Si la injerencia humanitaria no es más que un pretexto ¿cual es el objetivo de esta guerra ?
Las revoluciones árabes han sorprendido a los occidentales que no estaban suficientemente bien informados de lo que ocurría en el Magreb y en Oriente Medio. No pongo en entredicho que haya buenos especialistas de la cuestión, pero con frecuencia no son suficientemente escuchados a un cierto nivel de poder y desde luego se quejan de ello.
Ahora pues, puede que los nuevos gobiernos egipcio y tunecino no se alineen con los intereses occidentales y, por consiguiente, podrían ser hostiles a Israel. Para asegurarse el control de la región y proteger a Tel-Aviv, los occidentales probablemente quieran deshacerse de los gobiernos ya hostiles a Israel y a los occidentales. Los tres principales son Irán, Siria y Libia. Puesto que este último es el más débil se le ataca.
¿Puede funcionar eso ?
Occidente soñaba con dominar el mundo, pero desde 2003, con el fiasco irakí, se ve que no es capaz de ello.
Antes, los Estados Unidos podían permitirse derrocar dirigentes que ellos mismos habían llevado al poder, como Ngô Dinh Diêm en Vietnam del Sur en los años 60.
Pero Washington ya no tiene la posibilidad de hacer esto hoy en día.
En Kosovo, Estados Unidos deben arreglárselas con un régimen mafioso. En Afganistán todo el mundo dice que Karzaï es un corrupto pero no tienen alternativa.
En Irak también deben acomodarse con un gobierno que está lejos de convenirles totalmente. De bien seguro que el problema también se presentará en Libia. Un irakí me dijo una vez : “En esta parte del mundo no hay liberales en el sentido occidental del término, excepto algunos intelectuales bastante aislados”.
Como Occidente no puede apoyarse en dirigentes que compartan sus ideas y defiendan totalmente sus intereses, intenta imponer dictaduras por la fuerza. Pero evidentemente esto crea un desfase con las aspiraciones de la base popular. Además, este procedimiento resulta un fracaso y la gente no debería engañarse acerca de lo que pasa.
Occidente, que creía poder controlar al mundo árabe con marionetas como Ben Alí y Mubarak, se diría de pronto : “Todo era falso ¿vamos ahora a apoyar la democracia en Túnez, en Egipto y en Libia ?
“ Es tanto más absurdo teniendo en cuenta que una de las grandes reivindicaciones de las revoluciones árabes es el derecho a la soberanía. Dicho de otra forma ¡no a la injerencia ! Occidente debe resignarse : el mundo árabe, lo mismo que África y el Caribe, no le pertenece.
De hecho, las regiones donde Occidente interviene más son las menos desarrolladas. Si se respeta su soberanía estas regiones podrán desarrollarse, como lo ha hecho Asia y como sin duda lo hará América latina. La política de injerencia es un fracaso para todo el mundo.
¿Cuál es la alternativa entonces ?
En primer lugar hay que saber que la política de injerencia necesita un presupuesto militar importante. Sin el apoyo de Estados Unidos y su presupuesto militar delirante, Francia y Gran Bretaña no se habrían comprometido. Bélgica, todavía menos.
Pero todos estos medios puestos a disposición no caen del cielo. Este presupuesto se basa en préstamos de la China que conllevan déficits US y todo tipo de problemas económicos.
Raramente se piensa en ello. Además, se nos repite constantemente que no hay dinero para la educación, la investigación, las pensiones, etc. ¡Y de repente aparece una gran cantidad de dinero para hacer la guerra en Libia.
Una cantidad ilimitada, puesto que no se sabe cuanto tiempo va a durar esta guerra ! Por otra parte ya se está gastando dinero para nada en Afganistán. Hace falta, por lo tanto, otra visión política y, a mi parecer, suiza es un buen ejemplo. Este país consagra su presupuesto militar únicamente a la protección de su territorio.
Los suizos tiene una política de no intervención coherente, puesto que su ejército, por principio no puede salir de su territorio. Podría decirse que Suiza deja que Gadafi masacre a los insurgentes pero, en primer lugar, ella nunca ha cometido un genocidio u otras masacres, incluso si su política puede ser criticada a otros niveles (banca o inmigración).
Y, en segundo lugar, si todo el mundo hiciera como Suiza, por las razones que ya he explicado anteriormente, el mundo iría mucho mejor. Las guerras y los embargos siempre tienen consecuencias desastrosas.
A mi parecer, la mejor alternativa es la cooperación con distintos países, sean cuales sean sus regímenes. A través del comercio, pero no el de armas evidentemente, las ideas circulan y las cosas pueden evolucionar, sin guerra.
Se pueden discutir las modalidades : comercio justo, ecológico, etc. Pero el comercio es una alternativa mucho menos sangrienta que las sanciones y los embargos, que son la versión soft de las guerras humanitarias.
Jean Bricmont, miembro del Consejo Editorial de SINPERMISO,es profesor de física en la Universidad de Louvain la Neuve, Bélgica.
Es miembro del Tribunal de Bruselas.
Su último libroHumanitarian Imperialism acaba de publicarse en Monthly Review Press (hay traducción castellana en Editorial Viejo Topo, Barcelona, 2009).
Es sobre todo conocido en el mundo hispano por su libro –coescrito con el físico norteamericano Alan Sokal— Imposturas intelectuales (Paidós, 1999), un brillante y demoledor alegato contra la sedicente izquierda académica relativista francesa y norteamericana en boga en los últimos lustros del siglo pasado.
Una larga entrevista político-filosófica a Bircmont puede verse en el Número 3 de la Revista SINPERMISO en papel (mayo de 2008). :
Traducción para www.sinpermiso.info : Anna Maria Garriga Tarré
Fuente originale : www.michelcollon.info
Anuncios
Comments
3 Responses to “LIBIA. ULTIMA HORA 31 MARZO 2011”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] LIBIA. ULTIMA HORA 31 MARZO 2011 Rate This […]

  2. […] LIBIA. ULTIMA HORA 31 MARZO 2011 Rate This LIBIA. ULTIMA HORA.- 31 MARZO 2011 Noticias de última hora: Hospitales libios atacados/ Tres aviones franceses derribados. by Mahdi Darius Nazemroaya // // // // Global Research, March 20, 2011 Rebelión      EEUU y sus aliados se han embarcado en otra operación de cambio de régimen. Antes de dar comienzo a sus ataques contra … Read more Archivado en libia · Etiquetado con intervencion militar, libia […]

  3. […] LIBIA. ULTIMA HORA 31 MARZO 2011 Rate This LIBIA. ULTIMA HORA.- 31 MARZO 2011 Noticias de última hora: Hospitales libios atacados/ Tres aviones franceses derribados. by Mahdi Darius Nazemroaya // // // // Global Research, March 20, 2011 Rebelión      EEUU y sus aliados se han embarcado en otra operación de cambio de régimen. Antes de dar comienzo a sus ataques contra … Read more Archivado en libia · Etiquetado con intervencion militar, libia […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • GRUPO ODELOT

  • NOTICIAS ALTERNATIVAS

A %d blogueros les gusta esto: