LIBIA. ULTIMA HORA. 28 MARZO 2011


LIBIA. ULTIMA HORA. 28 MARZO 2011

ULTIMA HORA.-

Los rebeldes se hacen con el control de Nawf Aliyah . Esta situada en el este del país y al oste de Bin Yauad, ya en poder de los opositores de Gadafi. Está a 120 km de Sirte. Periodistas de Reuters informan que se han producido fuertes explosiones en la zona.

LIBIA, sí es IRAK

28MAR

LIBIA, sí es IRAK

Llevo escuchando desde que empezó la intervención en Libia que Libia no es Irak.

Si estuviera tan claro esto, no se repetiría esta proposición una y otra vez.

Yo soy de los que pienso que Libia sí es Irak y lo demostraré a continuación.

El ataque a Irak fué algo que se preparó de antemano, basándose en pruebas falsas confesadas recientemente por los mismos promotores de la guerra, se intentó sacar una resolución de la Onu que al final fracasó, el fin último del mismo era la apropiación del petróleo y  había un motivo para hacerlo ya que Irak empezó a hacer las transacciones petrolíferas en euros en vez de dólares y eso, si se generalizaba podía hundir la economía americana.

En el caso de Libia, se está comprobando últimamente que fué un complot que preparó Francia avivando y armando a unas cuantos gupos disconformes con el régimen.

De tal modo, que en cuanto se produjeron la primeras  manifestaciones, Francia fué la primera en poner el grito en el cielo,

la primera que reconoció a un gobierno libio del cual ni siquiera se sabía cuáles eran sus miembros.

La primera que dió por hecho un bombardeo sobre la población sin ninguna prueba que lo corroborara.

La primera que movió los hilos para que se sacara una resolución que diera lugar a la intervención

y finalmente la primera en intervenir.

Me figuro que la habrán prometido una parte muy importante del pastel libio para poner como ha puesto toda la carne en el asador.

Al contrario que en el caso de Irak, aquí sí ha habido una resolución.

Lo común, es que si en Irak se pasaron por el forro el que no la hubiera, en el caso de Libia, se están pasando por el mismo su redacción, ya que lo que establece la misma, es simplemente la aplicación de una zona de exclusión aérea y el uso tan solo de la fuerza para la defensa de vidas civiles inocentes.

Y la aviación ” aliada” no sólo está destruyendo todo tipo de instalaciones, tanto civiles como militares, sino que encima está sirviendo como soporte aéreo ( algo no especificado en la resolución) en el avance de las tropas rebeldes.

Que como su nombre indica son insurgentes que se han sublevado, nos guste reconocerlo o no, para derribar un estado de derecho y en contra de toda lógica y del derecho internacional, se está atacando al estado que estaba legítimizado para defenderse.

Como en el caso de Irak, se han utilizado los medios de comunicación de forma fraudulenta, soltando información partidaria y criminalizando el régimen Libio sin ningún tipo de pruebas, simplemente lanzando bulos. En primer lugar, no hubo ningún bombardeo y en segundo lugar, los únicos que en los primeros días avanzaban utilizando sus armas eran los rebeldes que se quedaron a las puertas de Trípoli.

A partir de ahí, reaccionó el régimen de Gadafi, volviendo las tornas a la situación. Recuperaron todo lo perdido y se quedaron, hasta que llegó la intervención, a las puertas de la capital rebelde Bengasi.

Me figuro, que en sus combates y avance, los rebeldes, habrán reprimido a la población simpatizante con Gadafi, pero claro está, esas víctimas no merecen ninguna protección así como, si lo hicieran las tropas de Gadafi serían tachadas de criminales de guerra.

Por último, como en el caso de Irak, aquí se ha intervenido, por dos razones que nada tienen que ver con las humanitarias expuestas en la resolución. Por un lado, por apropiarse del petróleo libio y en segundo lugar, por que Gadafi se proponía nacionalizar las compañias petrolíferas extranjeras.

Si no lo había hecho ya, era por la oposición de dos de sus ministros. Precisamente los dos que desertaron a Bengasi, justo cuando empezaron las hostilidades y que son que tan firmemente apoyados por Francia.

Por todo ello, estoy en contra de la intervención en Libia. Porque creo, que apoyándose en falsos testimonios y apelando a falsas razones humanitarias, intentan apropiarse de unas riquezas que pertenecen al pueblo Libio y para ello han utilizado métodos torticeros que  hacen que toda la operación ” Odisea al Amanecer” esté totalmente ilegitimizada.

La utilización de pruebas falsas para legitimizar una intervención militar con el consiguiente balance de bajas civiles, conlleva el denominador común que tuvo la guerra de Irak. Y sus promotores, como éstos, deberían ser juzgados por crímenes derivados de la guerra.

por ARMAK de ODELOT

MASACRE SOBRE LIBIA

– Sarkocy, Cameron, Zapatero y Obama asesinos.

Bombas sucias para dirigentes sucios.

Uranio empobrecido: Una extraña forma de proteger a los civiles libios

Escrito por: casajuntoalrio el 28 Mar 2011 – URL Permanente

“Los misiles que llevan puntas dotadas de uranio empobrecido se ajustan a la perfección a la descripción de bomba sucia… Yo diría que es el arma perfecta para asesinar a montones de gente.” Marion Falk, experta en física química (jubilada), Laboratorio Lawrence Livermore, California, EEUU.

En las primeras veinticuatro horas del ataque contra Libia, los B-2 de EEUU arrojaron 45 bombas de 2.000 libras de peso cada una [algo menos de 1.000 kilos].

Estas enormes bombas, junto con los misiles Cruise lanzados desde aviones y barcos británicos y franceses, contenían ojivas de uranio empobrecido.

El UE es el producto de desecho del proceso de enriquecimiento de uranio. Se utiliza en las armas y reactores nucleares.

Debido a que es una sustancia muy pesada, 1,7 veces más densa que el plomo, es muy valorada en el ejército por su capacidad para atravesar vehículos blindados y edificios.

Cuando un arma que lleva una punta de uranio empobrecido golpea un objeto sólido, como una parte de un tanque, penetra a través de él y después explota formando una nube candente de vapor. El vapor se asienta como polvo, un polvo que no sólo es venenoso, también radioactivo.

Un misil con uranio empobrecido cuando impacta se quema a 10.000ºC. Cuando alcanza un objetivo, el 30% se fragmenta en metralla. El 70% restante se evapora en tres óxidos altamente tóxicos, incluido el óxido de uranio.

Este polvo negro permanece suspendido en el aire, y dependiendo del viento y de la climatología, puede viajar sobre grandes distancias. Si Vds. piensan que Iraq y Libia están muy lejos, recuerden que la radiación de Chernobyl llegó hasta Gales.

Resulta muy fácil inhalar partículas de menos de 5 micras de diámetro, que pueden permanecer en los pulmones o en otros órganos durante años. Ese uranio empobrecido inhalado puede causar daños renales, cánceres de pulmón y huesos, trastornos en la piel, trastornos neurocognitivos, daños cromosómicos, síndromes de inmunodeficiencia y extrañas enfermedades renales e intestinales.

Las mujeres embarazadas que se ven expuestas al uranio empobrecido pueden dar a luz a bebés con defectos géticos. Una vez que el polvo se vaporiza, no cabe esperar que el problema pueda desaparecer pronto. Como emisor de partículas alfa, el UE tiene una vida media de 4.500 millones de años.

En el ataque de la operación “conmoción y pavor” contra Iraq, se arrojaron, sólo sobre Bagdad, 1.500 bombas y misiles. Seymour Hersh ha afirmado que sólo la Tercera Insignia de Aviación de los Marines de EEUU arrojó más de “quinientas mil toneladas de munición”. Y todo eso llevaba puntas de uranio empobrecido.

Al Yasira informó que las fuerzas invasoras estadounidenses dispararon 200 toneladas de material radioactivo contra edificios, hogares, calles y jardines de Bagdad. Un periodista del Christian Science Monitor llevó un contador Geiger hasta zonas de la ciudad que habían sufrido una dura lluvia de artillería de las tropas estadounidenses.

Encontró niveles de radiación de entre 1.000 a 1.900 veces por encima de lo normal en zonas residenciales. Con una población de 26 millones de habitantes, eso significa que EEUU arrojó una bomba de una tonelada por cada 52 ciudadanos iraquíes, es decir, unos 20 kilos de explosivo por persona.

William Hague [Secretario de Estado de Asuntos Exteriores británico] dijo que íbamos a Libia “a proteger a los civiles y a las zonas habitadas por civiles”. Vds. no tienen que mirar muy lejos para ver a quién y qué se está “protegiendo”.

En las primeras 24 horas, los “Aliados gastaron” 100 millones de libras esterlinas en munición dotada de punta de uranio empobrecido. Un informe sobre control de armamento realizado en la Unión Europea afirmaba que sus estados miembros concedieron en 2009 licencias para la venta de armas y sistemas de armamento a Libia por valor de 333.657 millones de euros.

Gran Bretaña concedió licencias a las firmas de armamento para la venta de armas a Libia por valor de 24.700 millones de euros y el Coronel Gadafi pagó también para que se enviara a las SAS [siglas en inglés de Servicio Especial Aéreo] a entrenar su 32ª Brigada.

Me apuesto a que en los próximos 4.500 millones de años, William Hague no va a ir de vacaciones al Norte de África.

Uranio empobrecido: Una extraña forma de proteger a los civiles libios

 

Stop the War Coalition
Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo FernándezFuente: 

http://stopwar.org.uk/content/view/2321/27/

Vía:

http://www.rebelion.org/seccion.php?id=8

Las fuerzas de Gadafi frenan el avance rebelde hacia Sirte

Los insurgentes habían anunciado la conquista del feudo natal del dictador, pero los reporteros lo desmienten.

– Las tropas del régimen combaten con los rebeldes a 140 kilómetros de Sirte.

– Los opositores reconquistan los puertos petroleros de Brega y Ras Lanuf con ayuda de los bombardeos aliados

JUAN MIGUEL MUÑOZ / ÁLVARO DE CÓZAR | Bengasi / Trípoli 28/03/2011

La contraofensiva lanzada por las fuerzas rebeldes libias con el respaldo de los bombardeos de la coalición internacional no ha alcanzado todavía el feudo natal de Muamar el Gadafi, Sirte, donde siguen acantonadas las unidades leales al régimen a la espera de la irrupción de los sublevados.

La estratégica ciudad, cuya conquista allanaría el camino hacia Trípoli, es uno de los objetivos prioritarios de los opositores desde que estallaron las revueltas a mediados de febrero. Pero no será un objetivo fácil.

Rebeldes libiosRebeldes libios mantienen sus posiciones a las afueras de la localidad de Bin Yauad.- ARIS MESSINIS (AFP)

El Ejército reanuda los ataques contra la ciudad de Misrata, en el oeste

Vehículos militares y coches con civiles abandonan Sirte, feudo del dictador

Aunque un portavoz del Consejo Nacional libio anunció esta mañana desde Bengasi que las milicias rebeldes habían entrado en el enclave sin encontrar resistencia, un grupo de periodistas extranjeros invitados por el régimen ha podido constatar sobre el terreno que el control de la ciudad sigue en manos del Gobierno. El relato de estos reporteros también asegura que en la zona no se están registrando combates ni hay presencia de insurgentes.

Las tropas de Gadafi habrían frenado el avance rebelde a 140 kilómetros de Sirte, a la salida de la ciudad de Bin Yuad, uno de los enclaves conquistados por los insurrectos este fin de semana junto a Brega y Ras Lanuf, según la versión ofrecida por un periodista de France Presse.

Decenas de vehículos todoterreno con milicianos armados con fusiles y metralletas han partido esta mañana de Ras Lanuf para reforzar el frente y abrir brecha hacia Sirte. “Hemos escuchado desde Bengasi que los rebeldes están en Sirte, pero eso no es del todo seguro porque los soldados de Gadafi están disparando cohetes”, ha explicado un combatiente desde Ras Lanuf. Mientras, en Trípoli, bastión de los Gadafi, la situación es de calma mientras las calles registran menos tráfico del habitual y mayor presencia policial.

En Zintan, una población del interior libio próxima a la frontera con Túnez, las tropas del dictador continúan con su asedio para expulsar a los insurgentes que la controlan desde el inicio de las revueltas, según han informado fuentes de los sublevados.

Repliegue del régimen

Los soldados de Gadafi, derrotados el sábado en Ajdabiya , la puerta de Cirenaica, recorrieron ayer los 400 kilómetros de desierto que hace dos semanas atravesaron para amenazar Bengasi, capital de la rebelión. No presentaron batalla ni en Brega, ni en Ras Lanuf -cruciales ciudades por sus terminales petroleras-, ni en Bin Yauad, el último pueblo en el que combatieron los insurgentes antes de retroceder, hace 15 días, ante el empuje de los tanques y aviones del dictador.

Pese a que la conquista de Sirte representar un duro escollo en el camino,la euforia se ha instalado en Bengasi . La cuna del hombre que ha regido los destinos de Libia durante cuatro décadas y bastión de su tribu está más cerca que nunca.

Es el último obstáculo antes de alcanzar la castigada Misrata, entre Sirte y Trípoli, donde los combates entre fuerzas antigubernamentales y leales a Gadafi se suceden. Al menos nueve personas han muerto la pasada madrugada por los disparos de francotiradores y de la artillería del régimen, según fuentes médicas citadas por Al Yazira.

¿Optará Gadafi por atrincherarse en las ciudades que controla? Es probable. ¿Escapará del país? Puede ser, aunque haya jurado morir en su tierra. ¿Cómo reaccionará Sirte? Difícil aventurar la respuesta. ¿Está colapsando el régimen? En Bengasi nadie lo duda.

Al compás de los decisivos ataques aéreos de la alianza internacional , la dirección de los acontecimientos ha cambiado bruscamente. Y ayer todo eran buenas noticias para los sublevados. El déspota y su hijo Saif el Islam no habían aparecido en los medios oficiales durante cinco días y uno los miembros de su Gobierno sugería ayer que pueden estar moviéndose de un lugar a otro; Catar anunció, según afirmó el ministro de Economía, Ali Tarhuni, que comercializará inmediatamente todo el petróleo que los alzados contra Gadafi puedan exportar.

“Los pozos en manos de los rebeldes están produciendo entre 100.000 y 130.000 barriles al día. Antes de una semana enviaremos el primer cargamento”, dijo Tarhuni. Todas las terminales de crudo del este libio -las antes citadas más Es Sider, Zueitina y Tobruk- ya están en poder de los insurrectos.

La gente reía abiertamente en Bengasi. Fue la de ayer una tarde feliz, con cientos de mujeres sumándose a la fiesta en la plaza Mahkama, a la orilla del Mediterráneo. Que el tirano seguirá pronto los pasos del tunecino Zine el Abidine Ben Ali y del egipcio Hosni Mubarak es opinión unánime. “La comida está calentándose en la cazuela.

Todavía no hierve. Pero pronto estará lista. Será un plato suculento”, comentaba, sereno, un directivo de la compañía petrolera Agoco, empleando los símiles a los que son tan aficionados los árabes. Y se hacía una pregunta retórica: “¿De verdad cree Gadafi que podrá gobernar el país en el futuro?”.

Los alzados contra Gadafi hicieron algunas decenas de prisioneros, se apoderaron de armas y munición abandonadas por los militares en su desbandada hacia el oeste. Llegaron a Ras Lanuf -a 170 kilómetros de Ajdabiya- después de que los cazas de los países aliados hubieran machacado las posiciones de los uniformados leales al déspota durante la madrugada.

“Gadafi tiene armas, pero no un verdadero Ejército, y muy poca gente que le apoye. Desplaza a sus tropas de un lado a otro. En Trípoli ha matado y hecho desaparecer a tanta gente como en Bengasi, y tarde o temprano se levantarán. Poco a poco las deserciones le dejarán solo. Capturaremos su campamento”, comentaba hace solo unos días a este diario un portavoz del Consejo Nacional, la autoridad interina de los rebeldes.

Salvo un hundimiento estrepitoso del régimen, queda aún, no obstante, un trecho hasta Trípoli. La primera etapa sería Sirte. En esta ciudad de 150.000 habitantes reside gran parte de los gadafa, la tribu del autócrata.

Y también abundan los miembros de otros dos clanes. Yabala Ali, un observador de la política libia -si es que había política en el país magrebí-, explica el fundamento de su optimismo. “Las tribus de los farjani y los madani ya rechazan a Gadafi. Y los gadafa están divididos. Gadafi mató hace tres años a Hassan Ishkal, uno de sus líderes. Buena parte de ellos esperan la revancha, y todos tienen que pensar en su futuro.

No querrán quedarse aislados”. Reuters informaba anoche de que vehículos militares y coches cargados de ciudadanos partían de Sirte rumbo a Trípoli. Fuertes explosiones golpearon la ciudad mientras aviones de la coalición internacional sobrevolaban la zona, según informó un periodista de France Presse.

“Las tribus en Libia no son lo que se cree en Occidente. Yo tengo raíces en tres tribus. Una cuestión es primordial: las tribus no tienen un jefe. Manda un consejo de ancianos. Además, estamos en la era de Internet. ¿Tú crees que los jóvenes piensan en términos tribales? ¡Por favor! Eso es lo que Gadafi intentó, manipular a las tribus para su beneficio”, precisa Mustafá Gheriani, portavoz de los insurrectos.

Y después de cruzar Sirte, donde no se han librado de momento combates, habría que liberar Misrata. Unas 300.000 personas y puñados de milicianos padecen desde hace 38 días los ataques de la artillería y los francotiradores apostados en tejados del centro de la ciudad. Ayer por la tarde, los soldados reanudaron las agresiones, aunque con menor crueldad que en jornadas anteriores.

No cabe duda de que el Ejército está perdiendo capacidad de intimidación, que está en retirada, que nada puede hacer ante el poderío de la coalición internacional, que gran parte de sus bases han sido arrasadas, que la moral de sus hombres debe andar bajo mínimos…

Se ignora lo que está sucediendo en el hermético entorno político de Gadafi. Pero en estas circunstancias, nueve días después de la intervención francesa -ayer destruyeron otros siete aviones en Misrata- que provocó el retroceso en el campo de batalla, es imposible que sus ánimos estén por las nubes.

Centro de mando del portaaviones 'Charles de Gaulle'

Una resolución con dos ambigüedades

ÁNGEL VIÑAS 28/03/2011

La resolución 1973 del Consejo de Seguridad ha dado origen a críticas. Algunas provenientes de políticos que conocen perfectamente los entresijos de la toma de decisiones de lo que es para unos el club más exclusivo del planeta, para otros el pináculo de la oligarquía mundial.

Para todos el único órgano de Naciones Unidas competente para pronunciarse con fuerza de ley en materias de paz y seguridad. El número de sus miembros no ha variado. Desde hace más de 20 años han fracasado todos los proyectos para ampliarlo.

  • Pocas son las resoluciones que se adoptan sin forcejeos, a veces al más elevado nivel político. Sobre todo las del capítulo VII.

En un tenso proceso de negociación sobre sucesivos borradores, tanto en Nueva York como en las capitales, se hilvanan las diferentes posiciones, intereses, percepciones y desiderata. Este proceso no discurre en total oscuridad.

De sus altos y bajos se enteran otros Estados. En el caso de la UE con cierto lujo de detalles. El borrador final se adopta cuando ninguno de los miembros permanentes del Consejo (el núcleo del núcleo decisional) opone su veto. La concertación entre ellos es mucho más intensa que con los demás.

Disponen de una maquinaria perfectamente engrasada y probada en innumerables ocasiones que examina el alcance de todas y cada una de las palabras del proyecto de resolución (el diablo está en los detalles). Cuentan con asesoramiento militar propio. Otros de los no permanentes también disponen de gran experiencia.

La resolución no la vetó ningún permanente. Las preguntas críticas son dos: por qué si Rusia y China hubieran estado descontentas no lo interpusieron; por qué no votaron en contra Alemania, India o Brasil. No hubiera servido para nada si cinco de los no permanentes la hubiesen apoyado (fueron siete). De la necesidad no cabe hacer virtud. La resolución está ajustada a la Carta y al reglamento del Consejo, que funcionó en un ejemplo de libro de texto. Como cuando autorizó la acción militar en Irak en 1991 (resolución 678).

Las críticas emitidas, entre otros, por el primer ministro ruso y el secretario general de la Liga Árabe no responden a la realidad de los hechos. La resolución no evita ambigüedades. Algo consustancial en el procedimiento y en el tema.

Un largo preámbulo expone antecedentes y principios orientadores. La crítica a las autoridades libias (a Gadafi) es dura. Algunos de sus comportamientos podrían considerarse crímenes contra la humanidad. Se reafirma la soberanía, independencia, territorial integridad y unidad nacional de Libia.

Lo que cuenta es la parte dispositiva, adoptada expresamente al amparo del capítulo VII. Su principal medida está expresada claramente en la jerga habitual del Consejo. Es militar. El objetivo estriba en establecer una zona de exclusión aérea para proteger a la población civil en áreas amenazadas por ataques de las fuerzas gubernamentales.

El abanico de medidas complementarias es muy amplio: embargo de armas, prohibición de vuelos para aparatos libios, congelación de activos financieros y recursos económicos, restricciones nominativas de viajes, etcétera.

Destacan dos ambigüedades. Existe una clara referencia a la no introducción de fuerzas de ocupación. El objetivo político último no se identifica con precisión. De aquí surgen dos interrogantes. El primero es esencial. ¿Permite derrumbar al régimen de Gadafi? El segundo instrumental: ¿excluye la introducción de fuerzas de tierra que no sean de ocupación? El Consejo, es decir, los 15 Estados que lo componen, supervisará las acciones de las autoridades libias y la revisión de las medidas.

No se trata de un cheque en blanco. No puede serlo. Ahora bien, aunque el Consejo es soberano también está condicionado por su propia resolución. Sobre la revisión incidirá la evolución en el teatro.

¿Continuará Gadafi masacrando a su población? ¿Cesará en sus ataques? ¿En qué medida es compatible la integridad territorial libia con el régimen? ¿Quiénes patrocinarán y quiénes apoyarán una modificación sustancial de lo decidido? La política dará las respuestas.

Estamos en una situación clausewitziana.

¿Y España? Ha actuado acorde con la legalidad internacional. Lo hizo en 1990-1991. No en 2003.

Ángel Viñas es catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y exembajador de la UE ante la ONU.

Las fuerzas de Gadafi huyen en desbandada

Los ataques aliados abren paso a los rebeldes, que reconquistan los puertos petroleros de Brega y Ras Lanuf – Las tropas del régimen se repliegan hacia Trípoli

JUAN MIGUEL MUÑOZ (ENVIADO ESPECIAL) – Bengasi – 28/03/2011

Una estampida en toda regla. Los soldados de Muamar el Gadafi, derrotados el sábado en Ajdabiya, la puerta de Cirenaica, recorrieron ayer los 400 kilómetros de desierto que hace dos semanas atravesaron para amenazar Bengasi, capital de la rebelión.

No presentaron batalla ni en Brega, ni en Ras Lanuf -cruciales ciudades por sus terminales petroleras-, ni en Bin Yauad, el último pueblo en el que combatieron los insurgentes antes de retroceder, hace 15 días, ante el empuje de los tanques y aviones del dictador.

  • El Ejército reanuda los ataques contra la ciudad de Misrata, en el oeste

Vehículos militares y coches con civiles abandonan Sirte, feudo del dictador

La euforia manda en Bengasi. Sirte, cuna del hombre que ha regido los destinos de Libia durante cuatro décadas y bastión de su tribu, está más cerca que nunca. Es el último escollo antes de alcanzar la castigada Misrata, donde ayer volvía a ensañarse la artillería de Gadafi.

¿Optará por atrincherarse en las ciudades que controla? Es probable. ¿Escapará del país? Puede ser, aunque haya jurado morir en su tierra. ¿Cómo reaccionará Sirte? Difícil aventurar la respuesta. ¿Está colapsando el régimen? En Bengasi nadie lo duda.

Al compás de los decisivos ataques aéreos de la alianza internacional, la dirección de los acontecimientos ha cambiado bruscamente. Y ayer todo eran buenas noticias para los sublevados.

El déspota y su hijo Saif el Islam no habían aparecido en los medios oficiales durante cinco días y uno los miembros de su Gobierno sugería ayer que pueden estar moviéndose de un lugar a otro; Catar anunció, según afirmó el ministro de Economía, Ali Tarhuni, que comercializará inmediatamente todo el petróleo que los alzados contra Gadafi puedan exportar.

“Los pozos en manos de los rebeldes están produciendo entre 100.000 y 130.000 barriles al día. Antes de una semana enviaremos el primer cargamento”, dijo Tarhuni. Todas las terminales de crudo del este libio -las antes citadas más Es Sider, Zueitina y Tobruk- ya están en poder de los insurrectos.

La gente reía abiertamente en Bengasi. Fue la de ayer una tarde feliz, con cientos de mujeres sumándose a la fiesta en la plaza Mahkama, a la orilla del Mediterráneo. Que el tirano seguirá pronto los pasos del tunecino Zine el Abidine Ben Ali y del egipcio Hosni Mubarak es opinión unánime. “La comida está calentándose en la cazuela.

Todavía no hierve. Pero pronto estará lista. Será un plato suculento”, comentaba, sereno, un directivo de la compañía petrolera Agoco, empleando los símiles a los que son tan aficionados los árabes. Y se hacía una pregunta retórica: “¿De verdad cree Gadafi que podrá gobernar el país en el futuro?”.

Los alzados contra Gadafi hicieron algunas decenas de prisioneros, se apoderaron de armas y munición abandonadas por los militares en su desbandada hacia el oeste. Llegaron a Ras Lanuf -a 170 kilómetros de Ajdabiya- después de que los cazas de los países aliados hubieran machacado las posiciones de los uniformados leales al déspota durante la madrugada.

“Gadafi tiene armas, pero no un verdadero Ejército, y muy poca gente que le apoye. Desplaza a sus tropas de un lado a otro. En Trípoli ha matado y hecho desaparecer a tanta gente como en Bengasi, y tarde o temprano se levantarán. Poco a poco las deserciones le dejarán solo. Capturaremos su campamento”, comentaba hace solo unos días a este diario un portavoz del Consejo Nacional, la autoridad interina de los rebeldes.

Salvo un hundimiento estrepitoso del régimen, queda aún, no obstante, un trecho hasta Trípoli. La primera etapa sería Sirte. En esta ciudad de 150.000 habitantes reside gran parte de los gadafa, la tribu del autócrata. Y también abundan los miembros de otros dos clanes. Yabala Ali, un observador de la política libia -si es que había política en el país magrebí-, explica el fundamento de su optimismo.

“Las tribus de los farjani y los madani ya rechazan a Gadafi. Y los gadafa están divididos. Gadafi mató hace tres años a Hassan Ishkal, uno de sus líderes. Buena parte de ellos esperan la revancha, y todos tienen que pensar en su futuro. No querrán quedarse aislados”.

Reuters informaba anoche de que vehículos militares y coches cargados de ciudadanos partían de Sirte rumbo a Trípoli. Fuertes explosiones golpearon la ciudad mientras aviones de la coalición internacional sobrevolaban la zona, según informó un periodista de France Presse.

“Las tribus en Libia no son lo que se cree en Occidente. Yo tengo raíces en tres tribus. Una cuestión es primordial: las tribus no tienen un jefe. Manda un consejo de ancianos. Además, estamos en la era de Internet. ¿Tú crees que los jóvenes piensan en términos tribales? ¡Por favor! Eso es lo que Gadafi intentó, manipular a las tribus para su beneficio”, precisa Mustafá Gheriani, portavoz de los insurrectos.

Y después de cruzar Sirte, donde no se han librado de momento combates, habría que liberar Misrata. Unas 300.000 personas y puñados de milicianos padecen desde hace 38 días los ataques de la artillería y los francotiradores apostados en tejados del centro de la ciudad. Ayer por la tarde, los soldados reanudaron las agresiones, aunque con menor crueldad que en jornadas anteriores.

No cabe duda de que el Ejército está perdiendo capacidad de intimidación, que está en retirada, que nada puede hacer ante el poderío de la coalición internacional, que gran parte de sus bases han sido arrasadas, que la moral de sus hombres debe andar bajo mínimos…

Se ignora lo que está sucediendo en el hermético entorno político de Gadafi. Pero en estas circunstancias, nueve días después de la intervención francesa -ayer destruyeron otros siete aviones en Misrata- que provocó el retroceso en el campo de batalla, es imposible que sus ánimos estén por las nubes.

Trípoli, la capital de los rumores

La falta de información y la guerra de propaganda de ambos bandos alimentan los bulos – Los leales a Gadafi temen la caída de Sirte, feudo del dictador

ÁLVARO DE CÓZAR | Trípoli (ENVIADO ESPECIAL) 28/03/2011

A mediados de febrero, el coronel Muamar el Gadafi se fue a Venezuela, acogido por su aliadoHugo Chávez, huyendo de las revueltas que habían estallado en Libia. Semanas después, su hijo Khamis murió de las quemaduras provocadas por el ataque de un piloto kamikaze que se estrelló en el cuartel de Bab el Azizia, la residencia del dictador. En realidad, era una conspiración de Al Qaeda contra el régimen para hacerse con el Magreb.
  • Muchos creen que Gadafi huyó a Caracas y que su hijo Khamis ha muerto

El régimen, activo en los primeros días de bombardeos, reduce sus mensajes

Todo lo dicho en el párrafo anterior es falso. Pero en Trípoli muchos han creído y creen todavía estas historias. Tienen la necesidad de creerlas. La falta de información y la guerra de la propaganda en la que se han metido ambos bandos explican por qué los rumores se han extendido con tanta facilidad por la ciudad y más allá de sus límites. “¿Sabes algo del hijo de Gadafi?”, preguntaba un opositor hace unos días. “Estamos convencidos de que ha muerto. La noticia está por todos lados”, se contestaba él mismo.

Era cierto que los titulares con la muerte de Khamis el Gadafi estaban en las redes sociales y en algunos medios en la Red. Un usuario de Twitter llamado 17libya escribió: “Confirmada la información sobre el ataque kamikaze”.

Supuestamente, el piloto se había negado a bombardear la ciudad de Ajdabiya y se había lanzado con su avión contra las oficinas del hijo del coronel. Luego, varias webs que han estado siguiendo el conflicto colgaron una foto de un hombre uniformado identificado como Mujtar Osman. “Es un acto de coraje que será recordado siempre. Osman es un héroe de la revolución”.

Días antes, otras informaciones habían apuntado a la muerte de Khamis el Gadafi en un hospital de Trípoli, tras resultar herido.

Al final, los dos rumores se mezclaron y lo que quedó fue la historia que se ha extendido por la capital: Khamis murió por las quemaduras de la explosión del avión al chocar contra el edificio de Bab el Azizia. Lo único cierto es que el cuartel sufrió un ataque, pero de las fuerzas de la coalición.

“¿Por qué tantos rumores? Porque Gadafi nos ha mentido durante muchos años. Y si sabes que te mienten crees lo que quieres creer”, explica uno de los que se atreven a levantar la voz contra el dictador.

Cada vez son más, aunque aún temen expresarse libremente en la calle. Solo quienes hablan inglés o algún otro idioma extranjero lo emplean a veces para dar su opinión real ante los periodistas alojados en Trípoli. El resto del tiempo, tratan de pasar desapercibidos e incluso fingen adoptar las proclamas de los partidarios de Gadafi.

Estos últimos también han creído en relatos sin base alguna. En este caso los que salían del régimen y de la televisión libia. Varios seguidores del coronel han criticado estos días a los reporteros por no haber indagado en la conspiración internacional que, según el régimen, se había organizado para desestabilizar la región, hacerse con el petróleo y facilitar la entrada de Al Qaeda en la región.

En cualquier caso, los dos bandos han dado alas a ese tipo de historias y, en varias ocasiones, el conflicto ha vivido el anuncio de la conquista de un territorio cinco días antes de que se produjera. Entre rumores de uno y otro signo, las noticias reales llegan a Trípoli y tienen consecuencias en el estado de ánimo de sus habitantes. Tras la retirada de las tropas de Gadafi,los rebeldes tomaron la estratégica ciudad de Ras Lanuf.

Los disidentes de la capital la celebraron sin gestos de alegría y con comentarios en voz baja. “Están cerca. Muchas cosas van a pasar esta semana. Habrá sorpresas. Si toman Sirte, la gente de los suburbios saldrá a la calle”, comentó un conductor que esperaba en una gasolinera de la capital para repostar.

Por tercer día consecutivo, las colas para llenar el depósito colapsaron algunas calles de la capital. A pesar del conflicto, el precio del combustible ha pasado de 0,20 dinares a 0,15 el litro (de 0,11 a 0,8 euro). “Lo hace para crear estas colas y que la población se enfade. Trata de que culpemos a Occidente de lo que pasa”, dijo el mismo hombre.

Anoche, las explosiones regresaron a Trípoli. Pudieron escucharse seis estruendos y luego otra vez los disparos de las defensas, que llevaban calladas algún tiempo.

La ciudad ha estado viviendo esa especie de calma antes de lo que muchos suponen que será una tormenta. “Son momentos difíciles”, llegó a decir ayer el portavoz del Gobierno, Mussa Ibrahim, para justificar la falta de salidas organizadas para los periodistas.

Ya casi no hay conferencias de prensa y el régimen, muy activo en los primeros días de bombardeos, ha reducido sus mensajes. Gadafi no sale por televisión.

Todo el mundo se prepara para lo que ocurra en Sirte. La ciudad es la antesala a Trípoli, el lugar donde nació el dictador y donde muchos esperan una gran batalla que termine por decantar el conflicto hacia uno de los dos bandos.

La OTAN dirigirá también los ataques a tierra

La Alianza asume el mando de todas las operaciones aéreas y navales en Libia

RICARDO MARTÍNEZ DE RITUERTO – Bruselas – 28/03/2011

La OTAN decidió ayer asumir la dirección de toda la campaña militar contra el régimen de Muamar el Gadafi, incluidas las operaciones de ataque a tierra que puedan ser necesarias para cumplir el mandato de Naciones Unidas de proteger a la población civil de los ataques de las fuerzas de coronel.
“La OTAN ejecutará todos los aspectos de la resolución de Naciones Unidas. Nada más, nada menos”, declaró anoche el secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen.
  • Sarkozy prepara con Cameron un plan político para salir de la crisis

“Los aliados han decidido asumir el conjunto de la operación militar conforme a la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”, explicó Rasmussen una vez concluida la reunión vespertina de los embajadores. “Nuestro objetivo es proteger a los civiles y a las áreas habitadas bajo amenaza de ataque del régimen de Gadafi”. Un eufemismo que puede traducirse por “ataques a objetivos militares en tierra”.

El acuerdo remata el gradual despliegue de la operación Protector Unificado, que en un principio cubría solo el embargo naval y en la noche del jueves fue extendida a la exclusión aérea en toda Libia. “Con la decisión de hoy vamos más allá”, subrayó el secretario general.

Ir más allá supone que el Consejo Atlántico (NAC en sus siglas en inglés, el órgano ejecutivo de la Alianza) se hace responsable también de los futuros ataques a tierra.

La dirección plena ejecutiva corresponde al general canadiense Charles Bouchard, que la asumirá en el cuartel general de la OTAN en Nápoles en el momento en que estén perfilados todos los sistemas operativos, lo que podría producirse mañana o el miércoles.

“Actuaremos en estrecha coordinación con nuestros socios internacionales y regionales para proteger al pueblo de Libia”, agregó Rasmussen. Si la OTAN se reserva la dirección ejecutiva de la operación, queda por definir qué papel vaya a jugar en el empeño libio el grupo de países formado en torno a Francia y Reino Unido, la coalición de voluntarios que hasta ahora ha estado llevando el grueso de la operación contra Gadafi.

Medios aliados dan por hecho que el directorio que debe formarse mañana en Londres “ofrecerá directrices políticas en sentido amplio”, pero que será la OTAN la que dirija en exclusiva lo que haya que hacer en lo militar. “Se escucharán sus indicaciones, pero el NAC decidirá”, insisten.

El ministro británico de Defensa, Liam Fox, tuvo que salir al paso de informaciones de la prensa de su país según las cuales la coalición esta dispuesta a proporcionar medios a los antigadafistas. Fox aseguró en la BBC que la coalición internacional ni está entregando ni va a entregar armas a los alzados.

“Según avanzan por la costa los rebeldes van controlando puntos de exportación de petróleo”, comentó en otro momento el ministro. “Eso creará una dinámica y un equilibrio muy diferentes en Libia”.

Está por ver qué efectos puede tener sobre el régimen el golpe estratégico de perder el acceso al petróleo, pero podría acelerar las gestiones diplomáticas que la conferencia de Londres quiere catalizar.

Nicolas Sarkozy mantiene que “la solución no puede ser solo militar; será una solución política y diplomática”. El presidente francés quiere presentar en Londres junto al primer ministro británico, David Cameron, un plan para salir de la crisis. Italia también tiene sus propias ideas sobre el futuro de Libia, paquete que intenta pactar con Alemania. Las reservas de Roma y Berlín ante la operación de acoso y derribo de Gadafi son el polo opuesto al activismo militar de París y Londres.

Roma, como el conjunto de la comunidad internacional, considera innegociable el abandono del poder por Gadafi y plantea un alto el fuego visado por la ONU, la apertura de un corredor humanitario y consultas con las tribus libias con vistas a que todas las partes afectadas elaboren una nueva Constitución para el país.

Italia y Alemania preparan una salida a la guerra libia

Roma y Berlín piden un alto el fuego, mientras la OTAN asume el mando

DANIEL DEL PINO 27/03/2011 23:00

Una columna rebelde celebra la captura de Ras Lanuf en su avance hacia Sirte. - REUETRS

Una columna rebelde celebra la captura de Ras Lanuf en su avance hacia Sirte. – REUETRS

Cada día que pasa se pone más de manifiesto que los aliados iniciaron la operación militar en Libia sin la más mínima previsión.

No sólo por la polémica sobre quién debía hacerse cargo de los bombardeos, sino porque ninguno puede responder una semana después cuánto durarán los ataques ni qué pasará después.

El martes, en Londres, los países aliados se reunirán con representantes de la ONU, la Liga Árabe, la Unión Africana y miembros del Consejo de transición formado por los rebeldes en Bengasi. De allí debería salir una hoja de ruta de lo que será el futuro del país.

Sobre cómo acabar con el régimen de Gadafi hay dos vertientes bien definidas. Por una parte, París y Londres se muestran dispuestos a alargar el conflicto todo lo que sea necesario hasta que caiga el régimen. Italia, sin embargo, cree que las operaciones deben terminar cuanto antes y el ministro de Exteriores, Franco Frattini, se mostró dispuesto a presentar una alternativa conjunta con Alemania.

París y Londres se muestran dispuestos a alargar el conflicto

En una entrevista en La Repubblica, Frattini explicó que la iniciativa tiene tres puntos y se fundamenta en “el alto el fuego, sobre todo”. El titular de Exteriores aboga por que sea la ONU la que se encargue de la verificación, mientras se trabaja “en la creación de un corredor humanitario que ya estamos estudiando con el Gobierno turco”. También España está pendiente de ese corredor para enviar ayuda.

El plan italiano pasa por conseguir un “compromiso de la Unión Africana y la Liga Árabe para que apoyen a la oposición de Bengasi. Ellos quieren una Libia unida, no quieren negociar con Gadafi, pretenden respetar los tratados internacionales firmados por su país, incluidos los comerciales”, según Frattini.

Esto es lo que más preocupa al Gobierno italiano, que teme que el protagonismo de Sarkozy pueda dar al traste con la influencia de Roma en Libia, y modificar los jugosos acuerdos energéticos de los que depende Italia. Frattini aseguró que “no se puede pensar en una solución que contemple la permanencia del coronel en el poder”, aunque abogó por un “exilio del que la Unión Africana ya se está haciendo cargo para encontrar una solución”.

EEUU quiere retirarse

Washington, por su parte, anunció que esta semana irá reduciendo su presencia militar en la zona y mostró dudas de que la intervención pueda acabar con el régimen. “Tenemos otro tipo de armas en nuestra caja de herramientas además de martillos […] uno no debería subestimar la posibilidad de que el régimen se resquebraje por sí mismo”, dijo ayer el secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates.

“Tenemos otro tipo de armas además de martillos”

Un alto funcionario de la OTAN afirmó a Reuters que la Alianza ya ha tomado el mando de todas las operaciones.

En el frente de batalla, los insurgentes consiguieron tomar el control de Ras Lanuf, Briga, Uqaila y Bin Jawad, todas ciudades de la costa oriental, al tiempo que trataban de aguantar los ataques de las fuerzas leales a Gadafi en Misurata, que otro día más se vio asediada por el fuego de artillería. Por la tarde, 20 vehículos militares cargados con baterías antiaéreas partieron de Sirte, feudo y ciudad natal del dictador, rumbo a Trípoli. Quizá sea la señal de que Gadafi se prepara para el asalto final.

Turquía se ofrece como mediador para un alto el fuego en Libia

Erdogan teme que el conflicto se prolongue y siga los pasos de guerras como las de Irak o Afganistán

EFE/PUBLICO.ES Madrid 28/03/2011 09:22

El primer ministro turco Recept Tayyip Erdogan advierte en el Parlamento turco del riesgo que implica la intervención militar en Libia.

El primer ministro turco Recept Tayyip Erdogan advierte en el Parlamento turco del riesgo que implica la intervención militar en Libia.EFE/Evrim Aydin

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha resaltado su disposición de actuar como mediador en un eventual alto el fuego en Libia para evitar que ese país se convierta en un “segundo Irak” o ”un nuevo Afganistán”, según ha explicado en una entrevista con el diario británico The Guardian un día después de que la OTAN anunciase asumir el mando de todas las operaciones en Libia.

Convencido de que prolongar la vida del conflicto podría tener consecuencias “desastrosas” tanto para Libia como para los países de la OTAN,Erdogan ha explicado cual es la postura de Turquía frente a la intervención en Libia.

“Nos hemos opuesto a toda acción unilateral y jamás podríamos aceptar llamamientos como el del ministro francés a favor de una nueva cruzada”, ha advertido el primer ministro en referencia a unos comentarios del titular francés del Interior, Claude Guéant.

Según Erdogan, su país cumplirá con sus obligaciones de acuerdo con la resolución 1973 de la ONU, pero “en ningún caso” disparará contra libios o arrojará bombas sobre la población.

“El papel de Turquía será el de retirarse de Libia tan pronto como sea posible” y “restablecer la unidad e integridad del país sobre la base de las demandas democráticas del pueblo” libio.

Mientras tanto, Turquía actuará de manera coordinada con la OTAN en el aeropuerto y el puerto de Bengasi, ciudad clave para los rebeldes, para facilitar la llegada de ayuda humanitaria.

El primer ministro rechaza una intervención basada en intereses petrolíferos y advierte de los riesgos que implica la operación

En cuanto a las razones de la intervención, el primer ministro se ha mostrado contrario a una acción basada en intereses de terceros, asegurando que es ”vital” que el despliegue militar “no obedezca sólo al petróleo”.”Claro que esas acciones tendrán un precio y nadie puede garantizar que Libia no vaya a tener que pagarlo”, como ya le sucedió a Irak, que sigue “pagando el precio” de la Guerra del Golfo de 1991.

Siguendo esta línea argumental, Erdogan ha expresado su temor a que la intervención en Libia se convierta en otro Afganistán, donde las fuerzas occidentales entraron hace casi diez años. “Se dijo que saldrían de allí en cuestión de días, y lo mismo ocurrió con Irak. Pero han muerto un millón de personas y una civilización se ha derrumbado. No queremos ver repetirse eso en Libia”.

Además, ha afirmado que los países que han desplegado sus fuerzas aéreas sobre el país “también van a sufrir las consecuencias” si el conflicto se extiende. “Será devastador para el conjunto del pueblo libio y las repercsiones no se limitarán a Libia sino que tendrán un impacto directo en los países que han intervenido. Hay una guerra civil en Libia y tenemos que ponerle fin”, ha sentenciado.

Conversaciones con Libia

Desde el Ejecutivo turco se han mantenido distintas conversaciones con los dos frentes abiertos en Libia.

Mientras que el primer ministro turco asegura haber tratado con Gadafi en distintas ocasiones antes de que se iniciaran los ataques aéreos, y con su homólogo libio desde el inicio de la ofensiva; Ahmet Davutoglu, ministro de Exteriores turco, se mantiene en contacto con la oposición en el bastión de Bengasi.

Y es que, en sus palabras, “es esencial que se mantengan los contactos” porque eso genera información, como la declaración posterior que ha realizado al afirmar que Gadafi “quiere un algo el fuego. Esto es algo que surgió en mi conversación con el primer ministro (libio).”

Sin embargo, los hechos no parecen acompañar a este planteamiento. “Es importante que esas circunstancias maduren. No hay consistencia en el hecho de seguir disparando mientras se reclama un alto el fuego”, ha dicho, a la vez que ha reiterado la disponibilidad de su Gobierno a ejercer de mediador en el conflicto en el marco de la OTAN, la Liga Árabe y la Unión Africana si los rebeldes y Gadafi se lo piden.

“No podemos hacer caso omiso de las libertades y derechos democráticos que reclama el pueblo libio, y no se pueden postergar los cambios y transformaciones”, ha explicado también Erdogan, según el cual un líder como Gadafi, que no ocupa una posición oficial, podría “poner las bases de esa transformación”.

Anuncios
Comments
3 Responses to “LIBIA. ULTIMA HORA. 28 MARZO 2011”
  1. fer dice:

    leonorenlibia.blogspot.com/

    http://dizdira.blogspot.com/2011/03/leonor-massanet-un-testimonio-directo.html Blog de Leonor Massanet http://leonorenlibia.blogspot.com/
    Gadafi y las Distintas Tribus de Libia http://blasapisguncuevas.blogcindario.com/2011/02/06853-gadafi-y-las-distinta

    martes 15 de marzo de 2011
    Leonor Massanet: un testimonio directo sobre Libia.
    Leonor Massanet es una psicóloga mallorquina que desde hace cinco años vive en contacto directo con Libia, un país del que está enamorada desde que lo conoció. En su blog Leonor en Libia nos viene contando sus experiencias con esta nación, que posee un magnífico patrimonio histórico y natural y, sobre todo, una cultura absolutamente propia que los libios han sabido mantener orgullosamente hasta hoy a pesar de las poderosas y crecientes influencias occidentales.
    Gracias al testimonio de alguien como Leonor, una mujer que no está adscrita a ningún grupo político y que no trabaja para ningún medio de comunicación, podemos comprender mucho mejor lo que está ocurriendo en Libia.
    Pido disculpas por la poca calidad del sonido, pero por desgracia carezco de los medios técnicos que un testimonio tan importante se merecería.
    Escuchad a Leonor y comparad con lo que nos dicen los corresponsales contratados por los oligopolios mediáticos. Luego, elegid libremente si la creéis a ella o a los demás.
    http://dizdira.blogspot.com/2011/03/leonor-massanet-un-testimonio-directo.html

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] LIBIA. ULTIMA HORA. 28 MARZO 2011 Rate This […]

  2. […] LIBIA. ULTIMA HORA. 28 MARZO 2011 Rate This LIBIA. ULTIMA HORA. 28 MARZO 2011 ULTIMA HORA.- Los rebeldes se hacen con el control de Nawf Aliyah . Esta situada en el este del país y al oste de Bin Yauad, ya en poder de los opositores de Gadafi. Está a 120 km de Sirte. Periodistas de Reuters informan que se han producido fuertes explosiones … Read more Archivado en libia […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • GRUPO ODELOT

  • NOTICIAS ALTERNATIVAS

A %d blogueros les gusta esto: