Tobruk jura venganza


Tobruk jura venganza

Suenan disparos en Tobruk, pero no hay combates. El pueblo, concentrado en la plaza principal de la ciudad, celebra a tiros su liberación.

    Tobruk jura venganza

    TOBRUK JURA VENGANZA – FOTO: REUTERS

    25 Febrero 11 – – F. Cicardi – Enviada especial

    TOBRUK- Aquí la revolución ha triunfado y lo ha hecho con un saldo de sólo cuatro muertos y 20 heridos  –según miembros de la Media Luna Roja local–, a diferencia de los centenares de personas fallecidas en otras ciudades de los alrededores.

    En las calles de Tobruk se respira libertad, pero también rabia: sus habitantes denuncian furiosos la matanza que ha tenido lugar en el este de Libia, que lleva desde el pasado domingo bajo el control de los rebeldes.

    El coronel Gadafi envió hasta aquí a escuadrones de mercenarios africanos para aplastar las revueltas: éstos no llegaron a Tobruk, pero sí lo han hecho los relatos escalofriantes de familiares y vecinos, así como imágenes de milicianos de color capturados o muertos por los manifestantes.

    Un hombre de unos 40 años explicó a LA RAZÓN que a los mercenarios Gadafi les pagó hasta 10.000 dólares, les proporcionó además las armas e, incluso, mujeres; mientras un joven gritaba «ése es nuestro dinero, el del petróleo», una reivindicación recurrente en las calles de Tobruk, donde no se han visto beneficiados por el «oro negro».

    Por su parte, Azur asegura que Gadafi está dispuesto a matar a todos los libios porque no le importa su pueblo:

    «El rey sólo vela por su corona»; y junto a él, un anciano que se ha hecho con vestimenta militar y una cinta roja atada en la frente, suelta todo tipo de insultos hacia el dictador.

    El coronel siempre ha marginado y oprimido el este y esa herida está muy abierta en Tobruk, al extremo oriental del país, aislado y olvidado.

    Sus ciudadanos claman ahora venganza, con esta revolución con la que confían en que acabará con el «loco», «maniaco», «rata», «vampiro» de Gadafi, tal y como rezan los carteles que confeccionan en un centro revolucionario instituido en la escuela de la ciudad, donde mayores y niños comparten esta utopía.

    Aisam y Mohamed, dos estudiantes universitarios, cuentan orgullosos cómo no se dejaron comprar por 100 dinares (unos 50 euros) que el régimen ofrecía a los desempleados, en concepto de recarga para el teléfono móvil, para que dejaran de manifestarse.

    Todos en Tobruk presumen de haber conquistado la libertad y en los edificios públicos de la ciudad, quemados en los primeros días de las protestas, ondea ahora la bandera monárquica, que Gadafi cambió cuando llegó al poder hace 42 años.

    Anuncios
    Comments
    One Response to “Tobruk jura venganza”
    Trackbacks
    Check out what others are saying...


    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    • GRUPO ODELOT

    • NOTICIAS ALTERNATIVAS

    A %d blogueros les gusta esto: