Monasterios de Meteora de Tesalia. Ermitaños al borde del abismo


Monasterios de Meteora de Tesalia. Ermitaños al borde del abismo.

Sólo citar el nombre de Meteora, que significa “suspendido en el aire”, ya da pistas sobre lo que uno se va a encontrar en los monasterios ortodoxos que levitan en los valles de Tesalia y que son un pedacito de la cultura griega.

PÚBLICO Madrid 25/02/2011 08:30

Monasterio de Rousanou /© Rechitan Sorin.

Monasterio de Rousanou /© Rechitan Sorin.

  • Colgados del cielo o próximos a este, los monasterios que suspendidos sobre farallones de arenisca contemplan desde el siglo XIV el paso del tiempo son el gran tesoro de Meteora.

Desde tiempos inmemoriales fueron un lugar de retiro para ermitaños y ascetas, que vieron en este lugar el escenario perfecto para dedicarse a la oración, aunque no fue hasta el siglo XII cuando cristianos ortodoxos crearon la primera comunidad monástica.

Dos siglos después llegaría el momento de máximo esplendor constructivo, cuando existían en Meteora 24 cenobios, de los que hoy sólo seis tienen vida, la que le dan un puñado de monjes y monjas entre sus muros.

Resulta sorprendente contemplar los caprichosos pináculos de arenisca modelados por el tiempo y la erosión que se desparraman por los valles de Tesalia, pero mucho más contemplar, al borde del abismo, estas construcciones que coronan sus cimas y que parecen ideadas comoescaleras para tocar el cielo.

Esta conjunción perfecta entre el hombre y una onírica naturaleza, y que son además de una parte de la cultura griega, les ha hecho merecedores de su declaración como Patrimonio de la Humanidad.

La silueta de San Nicolás Anapafsa, recortándose sobre la inmensa roca a la que da la espalda, ofrece la imagen más fotografiada de Meteora.
Meteora photos

El itinerario, que arranca de las principales ciudades de Meteora: Kalambaka y Kastraki, debe comenzar con la ascensión al monasterio de Rousanou, fundado a mediados del siglo XV y dedicado a Santa Bárbara. Y después continuar hacia San Nicolás Anapafsa, que guarda unos valiosísimos frescos del artista Theophanis Strelitzas, y cuya silueta, recortándose sobre la inmensa roca a la que da la espalda, ofrece la imagen más fotografiada de Meteora.

El monasterio de más fácil acceso es el de San Esteban, cuya iglesia está decorada con coloridos frescos que datan del siglo XVI; y de los más difíciles, el de la Santísima Trinidad, aunque una vez acabada la ascensión las vertiginosas vistas que se comtemplan desde arriba es la mejor recompensa.

En cuanto a tamaño, el más grande y uno de los más espectaculares esMegalo Meteora. Su iglesia de la Transfiguración es de las más hermosas de Grecia y su interior guarda dos tesoros: los frescos del ábside de la Sagrada Comunión y la imagen de su abad fundador, Athanasios, compilador de las reglas que hasta hoy rigen los destinos de vida monástica en este rincón de Grecia.

El recorrido concluye, a no mucha distancia de Megalo Meteora, en el monasterio de Varlaam. Un oasis de paz por el que se mueven peregrinos, turistas embelesados con su parekklesion de los Tres Obispos (1637) y monjes de hábito negro y largas barbas.

Y un privilegiado mirador para quedarse con el mejor recuerdo de este mar de pináculos sobre el que parecen levitar estos monasterios que desafían el equilibrio en los valles de Tesalia.

El Monasterio de Santo de Meteoron Grande.

Es la más grande de los monasterios meteorito. La iglesia Katholikon, el honor de la “Transfiguración” fue erigido en el centro de 14 c. y desde 1387 hasta 1388 y decorado en 1483 y 1552. El antiguo monasterio se utiliza como museo, hoy en día.

GREAT METEORON


http://www.meteora-greece.com – 2001:: Informaciones sobre MeteoraKalampaka área, monasterioshoteleshabitacionesreservas

El Monasterio de Santo de Varlaam.

El Monasterio de Santo de Varlaam es el segundo, después del Gran Meteoro, en el monasterio de gran tamaño. La iglesia, el honor de los tres obispos, está en el tipo Monte Athos (cross-en-cuadrado con cúpula y coros), con esonarthex espacioso (lite) surrounted por la cúpula. Fue construido en 1541-42 y decorado en 1548, mientras que el esonarthex fue condecorado en 1566. El antiguo refectorio se utiliza como un museo, mientras que al norte de la iglesia podemos ver la parekklesion de los Tres (obispos), construido en 1627 y decorado en 1637.

VARLAAM

El Monasterio de Santo de San Esteban.

Es uno de los más asequibles, ya que no tiene que hacer frente a innumerables escaleras para llegar a él. La pequeña iglesia de una nave de San Esteban fue construida a mediados del 16 y decorado en 1545 o un poco más tarde. El ‘Katholikon, el honor de San Charalambos, fue construido en el tipo de Monte Athos, en 1798. El antiguo refectorio del convento es utilizado como un museo hoy en día.

ST. STEPHEN

El Monasterio de la Santísima Trinidad.

El Monasterio de la Santísima Trinidad es muy difícil de alcanzar. El visitante tiene que cruzar el valle y continuar en lo alto de la roca antes de llegar a la entrada. La iglesia está en el tipo cruz en cuadrado con la cúpula con base en dos columnas, construido en 1475-76 y decorado en 1741. El barril amplias – esonarthex bóveda fue fundada en 1689 y decorado en 1692. Una pequeña skeuophylakeion se añade junto a la iglesia en 1684.

HOLY TRINITY

El Monasterio de Santo de San Nicolás Anapausas.

Es el primero que encontramos en nuestro camino de Kastraki de Meteora. El ‘Katholikon’ dedicada a San Nicolás, es una sola – templo de nave con pequeña cúpula, construida a principios del 16 c. Fue decorada por el pintor cretense Strelitzas Theophanis o Bathas, en 1527.

ST. NICHOLAS ANAPAUSAS

El Monasterio de Santo de Rousanou.

Está dedicado a “La Transfiguración”, pero el honor de Santa Bárbara. El ‘Katholikon’, en el tipo de Monte Athos, fue fundada a mediados del 16 c. y decorado en 1560.Tanto el Katholikon y las salas de recepción en la planta baja mientras que el ‘archontariki, células y salas auxiliares se encuentran dispersos en el sótano y el primer piso.

ROUSANOU

Otros monasterios

Hay muchos otros monasterios de Meteora, pero están cerradas (sin monjes), como “Ypapanti”, “San Jorge Mandilas”, etc

Guía de Tesalia en Grecia

Meteora

Seleccion de Hoteles recomendados en la zona de Meteora (Kalambaka)
Inicio Tesalia | Peloponeso Grecia CentralMacedoniaTraciaEpiroAtenasIslas GriegasGrecia
Al margen de la explicación científica, uno se imagina al poderoso Zeus quebrando con violencia las piedras con la fuerza de sus rayos y creando así este fantástico paraje. La combinación del bosque rocoso y el bosque animado nos sugiere una atmósfera propia del mito, recreando la sinfonía pétrea y la magia de los colores del lugar. Nos invade una sensación de habernos trasladado a otro mundo, en el tiempo y en la distancia. Pero no queda la acción del hombre al margen del divino cincelado del lugar.
Allá por el siglo X d.C. se empezaron a dar los primeros brotes de eremitismo, pues el enclave facilita las condiciones idóneas para la vida ascética. Los eremitas vivían en las cuevas de las rocas y en chozas al pie de los peñascos, acudiendo a una iglesia central donde se reunían los días festivos y domingos, iglesia llamada ‘Santa María de la Fuente de la Vida’ (‘Panayiá Zoodojos Piyí’), que aún hoy en día se mantiene en pie desde el siglo XI, así como los frescos que decoran su interior. Esta forma de vida eremítica declinaría en el siglo XIV, cuando al lugar llega el prelado San Atanasio ‘Meteorito’, quien le da nombre al lugar y funda la primera orden monástica que se asentaría en Meteora.
En su época dorada, el territorio llegó a contar con veinticuatro centros donde se desarrollaba la actividad monástica, si bien hoy solo continúan habitados seis de ellos, el monasterio de la Metamorfosis o Gran Meteoro, el de San Nikolas Anapafsas, el de Roussanou, el de la Santa Trinidad, el de San Esteban y el de Varlaam. Pero no todo fueron tiempos de benevolencia. Tras la llegada de los turcos a Tesalia, en el ano 1390, se sucedieron una serie de hechos bélicos que sacudieron la vida normal de los monasterios. Durante los dos primeros siglos de ocupación otomana, los monasterios contribuyeron a la convivencia pacífica pagando los impuestos que estaban establecidos con los invasores.
Pero en el ano 1609 tuvo lugar una revuelta en la cercana ciudad de Lárisa encabezada por San Dioniso el Filósofo, a quien los turcos llamaban ‘perrósofo’. Al ser San Dioniso un hombre de la iglesia, los turcos atacaron monasterios y edificios eclesiásticos, muchos de los cuales eran de gran importancia. De entre estos monasterios, el denominado ‘Gran Meteoro’, centro neurálgico de Meteora, fue atacado en dos ocasiones, en 1609 y en 1616. En ambas pasaron a cuchillo a numerosos monjes y en la vez segunda quemaron la sacristía de la iglesia y destruyeron las celdas de los monjes.
Pero la rebelión más importante fue la acontecida a principios del siglo XIX, encabezada por el padre Efthimios Vlajavas, un rebelde local, quien tuvo como base de operaciones el monasterio de San Demetrio en Meteora, hoy en ruinas. El padre Vlajavas fue traicionado y secuestrado por Alí Pashá, sultán de Ioánina, y el monasterio de San Demetrio fue bombardeado hasta quedar reducido a cenizas, mientras que los monjes de los monasterios de San Demetrio y del Gran Meteoro fueron encarcelados en la ciudad de Ioánina. El padre Vlajava, héroe y mártir nacional, pagaría por su osadía de enfrentarse contra el poder del sultán y sería cortado en cuatro pedazos para evitar rebeliones futuras. Pero no cejarían en su empeño estos monjes guerreros, que seguirían apoyando la causa griega en otros enfrentamientos, contra los búlgaros en las Guerras Macedonias a principios del siglo XX, o durante la ocupación italiana que tuvo lugar en la Segunda Guerra Mundial.
Grabados, tapices y otras imágenes recogen estos episodios de la historia de Meteora en el museo del Gran Meteoro, centro administrativo de los monasterios habitados, a 613 metros de altura sobre el nivel del mar y a 415 metros de altura sobre el lecho del río Peneo. El monasterio también es llamado de la Metamorfosis, por estar consagrado, precisamente, a la Transfiguración de Jesús. No en vano, el Gran Meteoro está levantado en el punto más en comparación con el resto de edificios que se erigen en Meteora, en clara metáfora a la Transfiguración de Cristo, que tuvo lugar en lo alto de un monte. Una magnífica construcción constituye la iglesia central denominada Katholikón, considerado como un regio ejemplo del segundo o tercer periodo de la arquitectura bizantina. En su interior podemos admirar el fresco que representa el pasaje evangélico en el que Jesús sufre la Transfiguración, volviéndose sus vestidos blancos y resplandecientes ante los ojos de los apóstoles Santiago, Juan y Pedro, momento en el que también se manifiestan Moisés y Elías.
Al margen de la iglesia, el monasterio cuenta con recintos de gran interés, como el antiguo refectorio, donde los monjes se reunían para comer, la antigua cocina, el osario, dos museos, y las celdas de los monjes. Unas vistas impresionantes se nos ofrecen al asomarnos desde las terrazas del monasterio. Unas alturas sacras cuyos cielos son surcados frecuentemente por numerosas aves, como la grajilla, o la corneja cenicienta, córvido propio del este de Europa.
Pagina Siguiente Página siguiente de los Monasterios de Meteora

Meteora (2)

Seleccion de Hoteles recomendados en la zona de Meteora (Kalambaka)
Inicio Tesalia | Peloponeso Grecia CentralMacedoniaTraciaEpiroAtenasIslas GriegasGrecia
Descendiendo desde el Gran Meteoro, nos topamos con el monasterio de Varlaam o de Todos los Santos. Se eleva a una altura de 373 metros sobre el suelo. Fue reedificado sobre las ruinas de un monasterio anterior por los hermanos Nektarios y Teofanis, en el año 1518.
A continuación, el monasterio de Roussanou o de Santa Bárbara, que desafía con osadía al abismo con una construcción imposible, coronando la cúspide esbelta de una roca en el centro del territorio. Como el de Varlaam, Roussanou fue reedificado sobre las ruinas de un monasterio primigenio , en este caso por los hermanos monjes venerables Josafat y Máximo en el 1288 d. C.
Prosiguiendo nuestro recorrido nos acercamos al monasterio de Agia Triada o de la Santa Trinidad. Existen diversas hipótesis acerca de la antigüedad de la construcción , sin embargo, la tradición sostiene que se necesitaron 70 años para acarrear los materiales de construcción hasta el tope del peñón e iniciar así las obras. Sea como fuere, lo formidable del enclave donde está levantado Agia Triada nos sobrecoge. Como si de un fenómeno celeste se tratara, parece querer arrancarse de la tierra para alcanzar, majestuoso, el cielo. Es el triunfo de la ilusión óptica que confunde lo real con lo irreal. Y por fin, el último de los monasterios habitados es el de Agios Stefanos, o San Esteban. Un puente estable de 8 metros de longitud conduce de forma cómoda y segura a la puerta del monasterio. Sobre el portón de entrada del edificio una leyenda certifica que la construcción de esta vieja fortaleza se remonta al año 1192. En el interior del monasterio, habitado por religiosas desde 1961, hallamos dos iglesias. La primigenia capilla de San Esteban, consagrada al protomártir de la cristiandad, con frescos que datan del ano 1501, si bien algunos de ellos presentan daños como consecuencia del agravio cometido por algunos hombres durante la guerra civil que enfrentó a la sociedad griega entre los anos 1944 y 1949.
A escasa distancia se encuentra la mas moderna iglesia de Agios Jarálambos, cuya construcción comenzó en el 1978. En su interior, la magnificencia y el colorido de las pinturas ofrecen una imagen viva de la estancia, con efigies de santos guerreros, temas simbólicos inspirados en la naturaleza, e incluso una miniatura de San Jorge y el dragón, así como otros motivos de gran valor. Al salir del monasterio, uno se queda embelesado contemplando la inmensidad de la llanura tesalia, surcada por una serpiente fluvial, el mítico río Peneo, que se enrosca y desenrosca tendido sobre los campos, bajo la mirada imponente de las montanas Koziakas. Era el Peneo un río al que los antiguos griegos adoraban como a un dios, un río inundado por el mito. Cuenta la leyenda que fue en sus orillas donde Cirene, quien se encontraba apacentando los ganados de su padre Hipeo, fue raptada por el dios Apolo. Es también el Peneo padre de la ninfa Dafne, quien se convirtió en laurel para escapar del abrazo, de nuevo, del caprichoso Apolo, motivo por el cual la divinidad llevaría siempre una corona de laurel en recuerdo de su amor perdido. Y así se suceden las citas mitológicas que tienen como protagonista las mágicas aguas del Peneo. ¡Qué tiempos aquellos, en los que los ríos eran dioses!
Volver a página anterior de Meteora Pagina Anterior
GUÍA PRÁCTICACómo llegar

Desde Atenas hay que invertir cinco horas en llegar a Meteora, ya sea en tren (consultar enwww.ose.gr ) o en autocar, a través de la franquicia Ktel.

Dónde dormir
Kalambaka y Kastrakis, los principales núcleos de población, concentran la oferta hotelera. Elhotel Rex es una buen opción que permite tener las formaciones rocosas de Meteora a un palmo de la mano. En Kastraki también es recomendable el elegante Dellas Hotel Boutique .

Dónde comer
Los platos típicos griegos, como la moussaka, el dolmades o el avgolemono (a base de pollo con arroz, huevo y zumo de limón), además la célebre ternera de Tesalia los puedes degustar en restaurante como Elias’ garden Restaurant , una de las referencias gastronómicas de Meteora.

Otra opción es recalar en dos de las más animadas tabernas de Kalambaka, como Panellinion (Plateia Dimarhiou) o To Paramithi (Patriarhou Dimitriou).

Más información
Turismo de Grecia
www.meteora-greece.com

Anuncios
Comments
One Response to “Monasterios de Meteora de Tesalia. Ermitaños al borde del abismo”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] MONASTERIOS DE METEORA DE TESALIA. ERMITAÑOS AL BORDE DEL ABISMO Rate This […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: