MAPA situacion LIBIA.-Gadafi se blinda con un ‘ejército personal’ de 120.000 mercenarios

revueltas-libia-24022011

Se cierra el cerco rebelde sobre Trípoli

LOS SOLDADOS REGULARES SON 50.000

Gadafi se blinda con un ‘ejército personal’ de 120.000 mercenarios

La oposición avanza hacia la capital y protagoniza duros enfrentamientos en las ciudades de los alrededores; Khadafy, acorralado

Viernes 25 de febrero de 2011 | Publicado en edición impresa

TRIPOLI.- En un clima de creciente violencia en todo el país, el cerco comenzó a cerrarse sobre el líder libio Muammar Khadafy, asediado por el avance de los rebeldes, que ya controlan el este del país y que ayer protagonizaron duros enfrentamientos con las tropas leales al mandatario en las puertas de Trípoli, último bastión del régimen.

A pesar del avance de la oposición y de la creciente presión internacional, Khadafy volvió a rechazar la posibilidad de dejar el poder, acusó a los rebeldes de responder a Osama ben Laden y de actuar bajo los efectos de las drogas e instó una vez más a sus seguidores que defiendan al régimen con armas en la calle.

“Esa gente no tiene verdaderas reivindicaciones, sus reivindicaciones son las de Ben Laden”, dijo Khadafy en un mensaje de audio transmitido por televisión desde un canal de la localidad de Zawiya, 40 kilómetros al oeste de Trípoli, escenario ayer de duras batallas (ver aparte).

Una contraofensiva militar en esa ciudad, considerada crucial para la avanzada sobre Trípoli, dejó cientos de muertos.

“Las milicias de Khadafy están bombardeando Zawiya, están masacrando, la gente está muriendo”, informó un ex oficial del ejército en Zawiya, donde se encuentra la mayor refinería de petróleo del país.

En el marco de esta batalla, una unidad militar atacó una mezquita donde los manifestantes acampaban desde hacía días. Los soldados abrieron fuego con armas automáticas y derribaron el minarete con misiles antiaéreos. Se estima que hubo decenas de muertos.

«Si quieren este caos, son libres», dijo Khadafy

 

Miles de personas están confluyendo hacia Zawiya para “liberar la ciudad” y prevén realizar una manifestación para echar a los hombres de Khadafy del centro de la ciudad, que todavía controlan, afirmó el presidente de la Comunidad del Mundo Arabe en Italia, Foad Aodi.

Los manifestantes prevén, luego, “sitiar la capital”, precisó Aodi.

También se combatía en los alrededores del aeropuerto de Misurata, al oeste de Trípoli.

Tras más de una semana de insurrección y violencia, los rebeldes parecen controlar toda la región oriental, desde la frontera egipcia hasta la localidad de Ajdabiya, más al Oeste, y ahora avanzan sobre la capital libia.

En Benghazi, bastión de la rebelión, situado 1000 kilómetros al este de la capital, los opositores, que cuentan con el respaldo de generales y coroneles desertores, no están dispuestos a ceder hasta la renuncia del hombre que gobierna Libia con mano de hierro desde 1969.

“Ya no podemos dar marcha atrás pero incluso si morimos todos al menos nuestros hijos no tendrán que vivir con él [Khadafy]”, explicó un insurgente.

“Estamos hablando de ir hacia Trípoli si Trípoli necesita ayuda. Nuestro objetivo es Trípoli en el caso de que no se libere por sí misma”, dijo otro de los manifestantes.

En un claro intento de redoblar la presión sobre Khadafy, la oposición convocó para hoy a una jornada de protestas en todo el país y con Trípoli como centro principal.

El secretario de la Liga Libia para los Derechos Humanos, Sliman Bouchuiguir, denunció ayer que milicianos armados partidarios de Khadafy irrumpieron en los hospitales de Trípoli y asesinaron a manifestantes opositores heridos.

Bouchuiguir agregó que los mercenarios oficialistas “se llevan los cadáveres para hacerlos desaparecer, quizá para quemarlos, porque saben que se están acercando periodistas extranjeros”, una idea que sostuvo también el ex embajador libio ante la ONU Ibrahim Dabbashi.

Otros testimonios hablaron de “escuadrones de la muerte” que están disparando, mutilando y violando a manifestantes opositores.

A pesar de que el gobierno informó que 300 personas murieron desde el inicio de la revolución, el embajador para los Derechos Humanos del gobierno francés, François Zimeray, señaló que son “quizá 2000” los muertos, mientras otros observadores estimaron cifras mucho mayores y ya se habla de crimen contra la humanidad.

En la localidad de Zwara, en el oeste de Libia, no lejos de Túnez, a unos 120 kilómetros de Trípoli, los manifestantes incendiaron el puesto de control del gobierno y los policías y militares huyeron del lugar, dejando la ciudad “liberada”. Las fuerzas gubernamentales dejaron las armas y la ciudad es controlada por “comités populares” con armas automáticas.

La zona ubicada al sudoeste de Trípoli, desde la ciudad de Zintan en Jebel Nafusa, hasta Nalut, unos 100 kilómetros más al Oeste, es gobernada por los rebeldes. Lo mismo sucede en la ciudad de Misurata, 210 kilómetros al este de Trípoli.

Khadafy no sólo pierde el control del país a medida que avanza la revuelta, sino también de sus hombres. En un nuevo golpe, su primo y estrecho colaborador Ahmed Gadhaf Al-Dam anunció que había desertado a Egipto en protesta por la represión.

Agencias AP, AFP, DPA y EFE

  

 

Al oeste de Trípoli, batallas sangrientas por la liberación

Zawiya, uno de los últimos bastiones del régimen , está cerca de caer

Viernes 25 de febrero de 2011 | Publicado en edición impresa
  
Khadafy, caricaturizado. Foto AFP

TRIPOLI (ANSA).- “En Zawiya vi autos desde donde se disparaba contra la gente”, relata Aqila Mezogi, un opositor libio, sobre los enfrentamientos en esa ciudad, sólo 40 kilómetros al oeste de Trípoli, donde los fuertes choques dejaron ya cientos de muertos.

Otros jóvenes contaron a la prensa internacional que cientos de civiles trataron de inutilizar los vehículos que usan las bandas armadas, colocando en las calles tablas con clavos. Los testigos dijeron haber visto también decenas de personas de civil que corrían armadas por las calles, y que se oían disparos.

Zawiya es considerada uno de los últimos bastiones de las fuerzas del régimen, y los manifestantes que luchan contra el férreo régimen del líder libio están cerca de hacerla caer. “Hoy [por ayer] los mercenarios de Khadafy hicieron estragos en Zawiya, hubo cientos de heridos y decenas de muertos. Para mañana [por hoy] está prevista una marcha a Trípoli, en la que participará gente de Zawiya y Tujura para liberarla. Por eso Khadafy los ataca”, dijo Fátima, una joven que vive en Trípoli.

“El ataque comenzó por la mañana. Estoy aterrorizada porque mi marido fue allí y no sabemos dónde está. No sé si volverá alguna vez o si también yo deberé dejar mi casa”, dijo, conmocionada.

“En Zawiya -continuó- la situación en los hospitales es desastrosa. Tienen sólo tres salas de cirugía y hay muchos heridos, todos de armas de fuego, sobre todo en la cabeza y el tórax.”

En tanto, pocos kilómetros al oeste de Zawiya, en la localidad de Zwara, cerca de la frontera con Túnez, testigos dijeron a la prensa internacional que los manifestantes incendiaron el puesto de bloqueo gubernamental y que los policías y militares huyeron del lugar y dejaron la ciudad “liberada”.

Las fuerzas de Khadafy dejaron las armas y la ciudad es controlada por “comités populares” con armas automáticas, agregaron las fuentes.

Según otros testigos, la zona al sudoeste de Trípoli, desde la ciudad de Zintan hasta Nalut, hacia el confín con la vecina Argelia, ya es gobernada por los rebeldes contrarios a-Khadafy.

No fueron afectadas las ciudades del Sur Seba, Ghat y Kufra, “donde la gente aún está observando” lo que sucede, según los testigos.

La ONU ha hecho saltar las alarmas: Gadafi estaría pagando a mercenarios extranjeros para reforzar su guardia pretoriana.

 

La amistad de Zapatero y Gadafi

2011-02-24
BÁRBARA AYUSO

Parece que a Muamar Gadafi no le quedan los días contados.

Su demoledor discurso del pasado miércoles lo dejó claro: morirá matando y perseguirá a los opositores como si fueran ratas.

Y no se trataba sólo de un exceso verbal o un intento por intimidar a los ciudadanos: tiene medios y refuerzos para hacerlo, en forma de una guardia pretoriana de dimensiones terroríficas: 120.000 hombres preparados para matar a cambio de un sueldo.

Y estaría reclutando aún más mercenarios extranjeros para llevar a cabo una auténtica masacre contra la población civil, y así sofocar las protestas que quieren derrocarle.

Así lo han asegurado varios testigos a diarios y prensa extranjera, como el sueco Expresen, y la agencia Reuters. Organismos como Amnistía Internacional cuentan con relatos de testigos que dan cuenta de ello.

Según aseguran, han visto cómo veteranos de guerras de países de África han sido reclutados por el régimen de Gadafi para aumentar aún más a los 120.000 hombres con los que ya cuenta.

Es necesario recordar que el Ejército regular libiocuenta con apenas 50.000, cifra que se ve reducida día a día por las deserciones en masa de soldados que no quieren bombardear a la población civil.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ya ha expresado su preocupación a este respecto, y ha confirmado que ya han sido detenidos 36 personas que se dirigían a unirse al régimen libio en calidad de mercenarios. Provenían de Chad, Níger y Sudán.

 Según diversas organizaciones internacionales, estos mercenarios también podrían proceder de Zimbaue, Mali, además de liberianos que lucharon junto al genocida Charles Taylor.

Con esta espectacular guardia, lo que pretende el sátrapa libio es blindarse ante la deserción masiva del Ejército regular que se avecina.

Si su objetivo sigue siendo masacrar a los ciudadanos hasta que cesen las protestas, es más que probable que se quede sin efectivos que quieran disparar contra sus propios hermanos.

Cosa distinta es encomendar la tara a asesinos a sueldo, que además de superar en número a los soldados oficiales, tendrán que enfrentarse a una población desarmada.

Esta no es la primera vez que Gadafi acude a mercenarios extranjeros para atacar a la población. Durante los enfrentamientos de los años 90, ya contrató a mercenarios libios, esta vez pilotos, para que bombardearan los civiles, ante la negativa del Ejército.

De los 120.000 con los que ya cuenta, 3.000 de ellos están en la capital, según reza un informe de la Federación Internacional de Derechos Humanos.

Comments
One Response to “MAPA situacion LIBIA.-Gadafi se blinda con un ‘ejército personal’ de 120.000 mercenarios”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] MAPA SITUACION LIBIA.-GADAFI SE BLINDA CON UN ‘EJÉRCITO PERSONAL’ DE 120.000 MERCENARIOS 1 Vote […]



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: