La protestas contra el régimen de Gadafi se radicalizan


Los manifestantes incendian la sede del Gobierno en Trípoli, el Ministerio de Justicia y otros edificios públicos.

Los enfrentamientos en la capital dejan 61 muertos

PÚBLICO.ES / AGENCIAS 21/02/2011 10:44

Las amenazas del régimen libio no han conseguido aplacar la fuerza de las protestas. Una revuelta popular contra Gadafi, en el poder desde hace más de 40 años,parecía imposible hace unos días.

Hoy, como respuesta al discurso del hijo del dictador, Seif El Islam, los manifestantes han extendido las manifestaciones hasta la Trípoli, donde se han registrado varios episodios violentos, a pesar de la brutal represión.

La sede central del Gobierno y el Ministerio de Justicia en Trípoli han sido incendiados.

Además, varias comisarías y otros edificios públicos también han sido víctimas de las llamas. Y es que la violencia en la capital se ha multiplicado en las últimas horas. Fuentes médicas aseguran que los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes han dejado 61 muertos.

Asimismo, la ira de los manifestantes también habría llegado al Parlamento y a alguna sedes de la televisión estatal “La Casa del Pueblo (Parlamento) está en llamas; los bomberos tratan de apagar el fuego”, ha explicado un testigo citado por Reuters.

Los manifestantes han incendiado varios edificios públicos

Por su parte, Al Yazira informa de que miembros de las propias fuerzas de seguridad han saqueado durante la mañana varios bancos y empresas estatales.  La oposición asegura que dos de las tribus más importantes del país, los Warfala y los bereberes, se han sumado a las manifestaciones, un dato que podría ser clave para el devenir de la revuelta.

Los disturbios se originaron durante la noche tras el discurso de Saif el Islam, quien avisó de que “estamos en un giro peligroso de la historia de nuestro país” ante lo cual el régimen seguirá aplastando la revuelta “a cualquier precio”. “El Ejército tiene todo el apoyo.

Vamos a luchar hasta la última gota de sangre”, aseguró, antes de que “todo el mundo tome las armas y haya una guerra civil y una escisión en Libia”.

La confusión y el caos se han apoderado de otras ciudades como Jalu o Bengasi, donde la oposición parece parece haberse hecho con el control del aeropuerto. Hasta hoy, las manifestaciones se habían concentrado en la parte oriental del país.

Según varios testimonios, las fuerzas de seguridad han perdido el control de Bengasi, segunda ciudad del país y foco del levantamiento contra el régimen de Gadafi.

Ante la radicalización de las protestas, la Unión Europea ha encendido las alarmas. Los ministros de Asuntos Exteriores están reunidos en Bruselas preparando el borrador de un comunicado. Según el diario The Guardian, las autoridades europeas tienen previsto decir que “el Consejo de Europa condena la represión contra los manifestantes pacíficos en Libia y muestra su rechazo a la violencia y la muerte de civiles”.

Los ministros de Exteriores, además, hacen referencia al derecho de los libios a su “libertad de expresión y manifestación de manera pacífica”, ya que son “derechos que cualquier ser humano debe tener y deben ser respetados”.

Previamente, la ministra de Exteriores española, Trinidad Jiménez dijo a su llegada a la capital belga que “estamos extremadamente preocupados por la violencia, estamos coordinando la posible evacuación de ciudadanos de la UE de Libia, en particular de Bengasi”.

“Al menos 233 muertos”

Según Human Rights Watch (HRW), la represión del régimen libio habría causado “al menos 233” muertos. La directora de la ONG para Oriente Medio y el norte de África, Sarah Leah Whitson, “se está produciendo una potencial catástrofe para los derechos humanos en Libia, en un momento en que los manifestantes hacen frente a los disparos y a la muerte”.

“Libia está intentado imponer un apagón informativo, pero no puede esconder la matanza”, añadió Whitson.

HRW exige a Trípoli el fin del “uso ilegal de la fuerza”

El régimen, lejos de reconocer las protestas del pueblo como legítimas, acusa a Occidente de querer desestabilizar al país para hacerse, básicamente, con el petróleo. “La situación es gravísima, hay un plan para la desestabilización de Libia, que no es Túnez ni Egipto, aquí la situación es diferente, ya que Libia está compuesta de tribus y no de partidos políticos y organizaciones y corremos el riesgo de una guerra civil”, aseguró el hijo de Gadafi.

HRW ha exigido a la a la comunidad internacional que pida públicamente a Trípoli el fin del “uso ilegal de la fuerza contra manifestantes pacíficos” y que anuncie su intención de procesar a aquellas personas responsables de haber violado las leyes internacionales.

En tanto, Amnistía Internacional, que también habla de cientos de muertos, asegura que “parece que el líder de Libia puede haber ordenado a sus fuerzas acabar con los manifestantes a cualquier precio, y ese precio se está pagando con la vida de los libios”, indicó la ONG en un comunicadio.

Las protestas llegan a Trípoli

Las revueltas y los disturbios llegan a la capital. Al menos dos personas han muerto durante la madrugada

EFE Trípoli 21/02/2011 03:24 Actualizado: 21/02/2011 03:34

Protestas en la embajada de Libia en Londres. AFP

Protestas en la embajada de Libia en Londres. AFP

  • Las protestas contra el régimen libio y su líder, Muamar el Gadafi, llegaron esta noche al centro de Trípoli y algunos barrios de la capital, donde se escuchan tiros, según constató EFE y relataron testigos.

Según la cadena qatarí de televisión Al Yazira, al menos dos personas murieron esta noche en la plaza Verde de la capitaltras la intervención del hijo de Gadafi, Seif el Islam, en la televisión estatal en la que dijo que “no permitirán el caos”.

Se han registrado igualmente protestas y enfrentamientos entre manifestantes contra el régimen y partidarios de Gadafi en algunos barrios de la capital, según la cadena.

En el centro de Trípoli se escucharon disparos y sirenas de ambulancias, indicaron a EFE habitantes de la capital, donde varias empresas extranjeras, especialmente las grandes petroleras, han decidido evacuar en la mañana del lunes a sus trabajadores expatriados.

233 muertos

Los tiros continuaron escuchándose en algunas zonas tras el discurso del hijo de Gadafi, quien dijo que el país se encuentra en “una situación gravísima” y en peligro de “guerra civil” pero advirtió que “no permitirán el caos” y que el Ejército “permanece y permanecerá fiel” a su padre y al régimen.

Según la última cifra facilitada por la organización Human Rights Watch (HRW), al menos 233 personas han muerto hasta el momento a consecuencia de la represión de las manifestaciones de protesta en varias ciudades de Libia, con datos de fuentes hospitalarias.

El dictador que se esconde tras el fantoche

TRINIDAD DEIROS Madrid 21/02/2011 01:00 Actualizado: 21/02/2011 03:37

  • Sus extravagancias, su desfigurado rostro de anciano que trata de conjurar el paso del tiempo con tinte capilar y bótox, su guardia de amazonas y la jaima que le acompaña en sus viajes han servido al dictador sanguinario que es Muamar Gadafi (Sirte, 1942) para esconderse detrás de la figura del fantoche, del payaso que comparte con su ahora amigo Silvio Berlusconi el gusto por las mujeres guapas.

Pero detrás de esta pantalla, en la biografía del hombre que lleva más de 40 años ejerciendo un poder despótico en la jamahiriya libia (una forma de Estado de masas híbrido de islam, socialismo y democracia directa cuya filosofía expuso en su famoso Libro Verde),sobresale su pasado de patrocinador del terrorismo.

Buscando venganza por el ataque aéreo de EEUU que en 1986 le costó la vida a su hija adoptiva Jana, a Gadafi no le tembló la mano para autorizar el atentado contra el Boeing 747 de Pan Am que se desintegró en 1988 sobre la localidad escocesa de Lockerbie: 270 personas murieron.

De Gadafi se pueden calcular más o menos sus víctimas occidentales en este y otros atentados; sobre el número de libios que pueden haber muerto a manos de la dictadura feroz de la que es líder poco se sabe.

El legado de su régimen incluye la tortura, las desapariciones forzosas y una Justicia indigna de ese nombre. Asociaciones como Amnistía Internacional califican la situación de los derechos humanos en este país magrebí como “desesperada”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: